martes, 6 de noviembre de 2012

Cambios de parecer

Es curioso ver cómo la opinión de la gente sobre un tema u otras personas o instituciones cambia radicalmente en cuanto no les dan la razón.

Hay que escuchar y obedecer a nuestros mayores, puesto que ellos han vivido más años y más cosas que nosotros.

Pero si no coinciden con nuestro punto de vista, no hay que darles crédito porque chochean.

Hay que prestar atención  a los niños porque, en su efímera inocencia, nos regalan pequeñas perlas de lógica y sabiduría infantil.

Pero si resultan tener más lógica y más cabeza que nosotros o simplemente dicen algo que no nos atrevemos a reafirmar, no hay que darle importancia. Solamente son niños.

Los jóvenes son el futuro, por eso han de ser escuchados. Son la voz de los ciudadanos del mañana y sus opiniones deben ser valoradas.

Pero si se manifiestan en contra de medidas injustas tomadas unilateralmente por un Gobierno igualmente injusto, son unos perroflautas, antisistemas de extrema izquierda.

El Tribunal Constitucional, máximo exégeta de la Constitución Española, sabe bien cómo aplicar la ley para que ésta represente a todos los españoles y españolas. Siendo el tribunal más importante del país, formado por los mejores, nos fiamos.

Salvo si rechaza un recurso homofóbico, anacrónico, injusto y discriminatorio interpuesto por el Partido Popular, la única explicación posible es que ese tribunalucho está lleno de rojos y que las leyes de los hombres nada tienen que hacer contra la Ley de Dios.

Esto es lo que yo llamo firmeza en las ideas
Ay que me LOL

Todos los que hemos defendido este derecho y todos los que han vivido siete años con el miedo de que el Tribunal Constitucional se equivocase al elegir estamos de enhorabuena. Tras tanto esperar, se ha elegido bien. Tras haber tenido que soportar la casi insultante lentitud del TC, tras haber tenido que escuchar imbecilidades dichas por algunos personajes... se ha hecho justicia. Al fin una buena noticia.

Y a aquellos a quienes no les guste... pueden entretenerse explicándonos a los demás qué puñetas quería decir Ana Botella con su razonamiento de las peras y las manzanas. De verdad que siento curiosidad por saber si en su cabeza sonaba mejor o simplemente fue fruto de su tara mental.


domingo, 22 de julio de 2012

Hay una carta para ti (VIII)

Señor Mariano Rajoy Brey, Presi, soy el enemigo. Soy una de esas personas que no está satisfecha con su manera de llevar la situación del país. Sin embargo, no tema, no voy a poder citar a grandes economistas, a ilustres premios Nobel de la materia y tampoco voy a poder analizar cual es la línea de pensamiento de la Escuela de Chicago y mucho menos voy a poder referirme a otros periodos históricos de crisis y comentar cómo se resolvieron. No entiendo del tema. Sé perfectamente que no soy una experta, pero es dolorosamente evidente que usted tampoco. Tampoco es mi obligación dar clases a una persona que ha llegado al cargo de presidente del Gobierno. Para eso están sus asesores, secretarios y ministros: para ponerle al día sobre lo que no se ha enterado y para informarle de lo que no sabe.  Supongo que le gustará saber que aun hay gente que, por motivos que no alcanzo a comprender aun  defienden su gestión. Estos individuos se refieren a la gente que, como yo, se preguntan qué es lo que se supone que le capacita para ostentar este cargo como "los listos que hablan de todo sin saber nada". Ese no tan pequeño club de fans que se han ganado tienen una confianza ciega en ustedes. De no ser así comprenderían que en la cúpula de su partido aun hay gente que no se ha enterado muy bien de qué va la cosa y aún están adaptándose a la llegada al poder. El primero usted, don Mariano. Porque, permítame recordarle, es usted Presidente del Gobierno. Y lo sé hasta yo, que ni siquiera le voté, pero le padezco. De nuevo le repito que no sufra. No debe preocuparse de entender complicadas referencias sobre Economía, voy a tratar de expresarme con la mayor claridad y de la manera más llana que sepa para que lo comprenda a la primera.

 Yo no sé de Economía y jamás osaría intentar dirigir un país. Yo estudio una carrera y procuro hacer bien lo que hago. Sé de lo mío. Usted, como Presidente del Gobierno debería saber qué está haciendo con este país al que su partido diagnosticó como herido de muerte durante su periodo en la oposición. Debería saber de lo suyo. En esos gloriosos tiempos donde se sentaban cómodamente a señalar errores y a llevarse las manos a la cabeza por cada movimiento del anterior gobierno, también presumían de tener la receta para acabar con la crisis. Desde la comodidad que da el no hacer crítica constructiva, ustedes tenían muy claro el diagnóstico y la cura. Ahora siguen presumiendo de haber diagnosticado a este país, tan dañado por la herencia socialista, la coyuntura económica, las recientes elecciones generales griegas y demás factores a los que aluden a la menor oportunidad, pero se han olvidado de la milagrosa cura que tenían preparada antes de las elecciones del 20N. Tras casi 8 meses de Gobierno, los españoles no hemos tenido aun el gusto y el privilegio de asistir al truco de magia prometido. Habrían podido haber hecho palidecer al mismísimo Houdini, pero al parecer, se reservan su prodigioso plan para salir de la crisis para cuando hayan terminado de reírse a gusto de nosotros.

Durante la campaña electoral prometió muchas cosas de las que ya nadie se acuerda, ni siquiera usted, que no tenía las ideas claras. No tenía ni siquiera un programa electoral real y digno sobre el que apoyarse y basarse. Usted y su séquito se limitaron a hacer promesas vanas y a decir cosas de elevado poderío retórico como "la prima de riesgo de España se llama Zapatero" (Sorayita sabe cómo llegar al público). Así de fácil fue. En un debate televisado contra Alfredo Pérez Rubalcaba (y donde se obvió al resto de fuerzas políticas) se demostró que éste conocía mejor su pobre programa electoral que usted mismo. Los medios pueden decir lo que quieran, a estas alturas del partido todos sabemos muy bien lo inútiles que resultan y lo parciales que son, pero usted no fue físicamente capaz de levantar la vista de sus papelitos. No fue capaz de enunciar todas esas verdades que llevaba preparando casi ocho años de gobierno socalista. Ahí debió de verse que ni usted sabía lo que estaba diciendo y debería de haberse comprobado el poco conocimiento y la escasa firmeza de sus supuestos ideales.  Usted y sus amiguitos estaban aburridos de decir que no a todo lo que hacían los otros y ansiaban el poder. España y los que aquí habitamos (que es lo más importante) no le importamos una mierda. Querían poder y lo consiguieron. Y vaya si lo consiguieron. Aun deben de estar celebrando la mayoría absoluta, quizá es por eso por lo que todavía no se han puesto a trabajar.

A todos los presidentes se los recuerda por algo. A Zapatero le llamaban Bambi. A usted le llamarán el mentiroso, y eso ya es mucho decir entre políticos. Todos ustedes están dotados con habilidad para la mentira y el subterfugio, pero usted los ha ganado a todos con muchísima diferencia. Su slogan principal es una mentira por omisión: "Súmate al cambio". No especificaron que el cambio era a peor. Otro de sus slogans era: "lo primero el empleo". Por eso, se metieron a hacer un recurso en el Tribunal Constitucional sobre la Ley del Matrimonio Homosexual. ¿Por qué? Porque en el fondo a usted, Don Mariano, y a su partido, les gustan mucho los debates nominalistas, aunque solo sea a ratos. El hecho de que se llame "matrimonio homosexual" es algo que atenta contra la calidad de los contratos de los trabajadores, la tasa de desempleo y el desarrollo de las PYMES. Lo primero es meter las narices en la vida privada de las personas, y luego ya si eso, el empleo. Había que satisfacer a la masa analfabeta que les votó porque prometieron meter mano en el tema de que los maricones tuviesen derecho a casarse y encima lo llamasen matrimonio. Faltaría más.

Y usted, como maximo exponente de su partido, tiene competidores en descaro entre sus filas. Tras el horrible e imperdonable recorte en Investigación y Desarrollo perpetrado por ustedes, panda de tarados,  Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación decidió zanjar el asunto diciendo que en este país sobran científicos. Esa impresentable, harta de oír justificadas quejas de los profesionales del sector y de otros ciudadanos que comprenden que si se recorta en eso jamás saldremos del pozo, decidió soltar una imbecilidad gigante que quedaría solapada por otras que no tardarían en venir. José Ignacio Wert, presunto Ministro de Educación, asegura que la fuga de cerebros no es un fenómeno negativo. Marcharte de tu país para pasar una temporada fuera, conocer nuevas culturas, perfeccionar un idioma, viajar o estudiar es maravilloso si no te vas obligado por las circunstancias. Es maravilloso si sabes que puedes volver a tu país porque tienen sitio para ti. Esa gente con talento que se marcha puede hacerlo temporalmente, pero su talento, su esfuerzo y los bienes que producen deberían aprovecharse en España... y eso no está pasando. La gente se va y no vuelve porque no hay nada por lo que volver. Marcharse obligado es un fenómeno negativo, señor Rajoy. Es mejor marcharse porque uno quiera y no porque la gente se vea forzada a hacerlo o porque alguien les mande a Laponia a buscar trabajo. (Sí, Feito, hijo de mala madre, va por ti)

Lo de Bankia se veía venir. Sois todos amiguitos y los amiguitos se ayudan. Salvo cuando se dirige una nación Mariano, entonces las prioridades cambian, pero se ve que te perdiste eso en primero de primaria. Al aprecer la educación también andaba mal entonces. Pero tampoco me he olvidado del debate nominalista en el cual no quiso entrar, Don Mariano. El de los homosexuales sí le gustaba, pero el del rescate que no era un rescate que terminó siendo un rescate ya no le gustó tanto porque le coincidía con un evento importantísimo como es el fútbol. Despachó a la prensa diciendo que usted había presionado, poniéndose farruco frente a la prensa nacional mientras en Europa todo el mundo hacía el "PALMFACE" más grande de lo que llevamos de siglo. Que no era un rescate decía usted. Luis de Guindos hablaba de "préstamo en condiciones extremadamente favorables". Lo hemos notado. En cuanto acabó el fútbol se dijo que no era nada favorable y sí se habló de rescate. ¿Por qué? Solo lo saben ustedes. Yo puedo intuír algo, pero me aventuraré: Nos toman por imbéciles. Usted va a ver cómo la Selección Española de Fútbol vende el poderío deportivo español por el mundo mientras usted es la marca más visible y enquistada del fracaso y la estupidez. Quizá esperaba que en la ecuación se anulase todo, pero algo positivo mas algo negativo, siempre de algo negativo.

De los recortes ¿qué le voy a decir, don Mariano? usted mismo dijo con mucho orgullo que había hecho todo lo que había prometido no hacer. A mí no hacía falta que me lo jurara, yo no le voté. Me gustaría pensar que aquellos que sí lo hicieron recibieron la exclusiva de repente, que abrieron los ojos después de tantas incoherencias, sin embargo sé que no es así porque los hay un que se resignan o incluso apoyan sus medidas. Repito una vez más que no soy economista, pero el tema de la subida del IVA para aumentar el consumo no lo termino de ver muy claro. Tendremos rebajas a menudo, pero el IVA sube. Ir al cine va a salir más caro todavía. Quitan la paga a los funcionarios. Recortan prestación a los parados. Nos deleitaron con un paquete de recortes de agarrase y no se menee. Y no solo eso, también llegó otro paquete de incoherencias repetidas hasta la saciedad: Hay que apretarse el cinturón y ser austeros, pero se ha de incentivar el consumo. Se ha de incentivar el consumo, pero se sube el IVA. Se aumentan los impuestos pero no los sueldos. Hemos de pagar más por el transporte público para mejorar el servicio pero el servicio no mejora. Hemos de pagar más por el billete de metro, pero por menos horas de servicio.Y todo esto después de recortar en educación y en sanidad y quedarse TAN A GUSTO.
Nos están haciendo aguantar chorradas por encima de nuestras posibilidades, señor Rajoy y ustedes se dedican a aplaudir muy fuerte semejante sablazo a los ciudadanos. ¿Qué conclusión puede sacar el ciudadano de esto? Que ni usted ni su partido los necesita, puesto que ya saben aplaudirse ustedes solitos.

Pero esto aun no acaba aquí. Andrea Fabra tenía preparada su gran aportación para la historia del partido en el momento en el que, mientras aplaudían los recortes, espetaba un claro "que se jodan" con una vehemencia, un odio y una rabia que no corresponden a alguien que ha llegado a donde está por ser hija de quien es y no mover ni un solo dedo en toda su miserable vida de analfabeta. A algunos, lo que menos nos molesta no es lo que diga esta impresentable, sino que sus actos no hayan recibido un castigo ejemplar. No solo no se la despidió fulminantemente sino que se le permitió hacer una bochornosa "aclaración" sobre a quién iban dirigidas sus dulces palabras, no sin antes, hacer el drama innecesario de decir que se siente "atacada y dolida" porque los del PSOE tergiversan sus palabras. Usted consiente que crezca la mala hierba en su partido y además, la alimenta (jamás nos olvidaremos del asunto Camps, Don Mariano). Analfabetos funcionales en el cargo de diputados, ministros y secretarios de Estado solamente pueden estar dirigidos por alguien peor, que en este caso es usted. El consentido es asqueroso, pero el consentidor lo es aun más.
No sé qué clase de manipulación se puede haber hecho de tres sencillas y mundanas palabras, pero nuevamente, la culpa es de la herencia recibida y no de que entre sus diputados tengan a una enchufada a quien la carísima educación proporcionada por su familia, repleta de impresentables, no le ha servido para aprender los mínimos requisitos de educación y saber estar. Están aprovechando la injustificable pasividad del primer partido de la oposición, pero confío en que los otros partidos y la gente espabile y se de verdadera cuenta de con quién nos estamos jugando los cuartos.

Y en vista de la habilidad de distracción que suponen las metidas de pata de sus compañeros de partido, no podía dejar de mencionar a la reina de la distracción, la ilustrísima Esperanza Aguirre (Pese a que no hay que olvidarse de Gallardón y su violencia estructural y sus intromisiones en la ley del aborto). Para desviar la atención de la penosa situación de la Comunidad de Madrid, decidió decir que era de vital importancia anular la final de la Copa del Rey que disputaban el Althetic de Bilbao y el F.C. Barcelona en caso de que se produjese una pitada durante el himno nacional. Ella sabe bien cómo polarizar a la opinión pública con temas estúpidos. Ella sabe cómo despistar. Y sabe exhibir su chabacanería, mal gusto y poca vergüenza al reírse de la marcha de los mineros por Madrid. Riéndose de los ciudadanos y siendo tan asquerosa como acostumbra a ser, mantiene su puesto. Y así nos luce el pelo, Don Mariano. Usted es un mentiroso que busca los aplausos de los corruptos que están en su partido en vez de buscar el aplauso de aquellos para quienes trabaja. En este país parece que se ha olvidado, pero nosotros somos sus jefes. Debe satisfacernos a nosotros, y si no sabe o no está dispuesto a hacerlo, exijo que dimita. Exijo que tenga solo un fogonazo de decencia y deje el puesto porque lo último que nos hace falta es a un mentiroso con ínfulas en Europa. No nos hace falta una avestruz que esconde la cabeza bajo tierra y que  en ocho meses de gobierno solo ha hecho apariciones públicas para decir memeces. Usted no nos hace falta. No necesitamos ser el hazmerreír de Europa gracias a un tarado que aquí dentro habla de generar confianza pero que en Europa no le elegirían ni para presidente de la comunidad de vecinos.
 Sin otro particular me despido.

miércoles, 20 de junio de 2012

Vendetta

Hace dos años que dejé el instituto, pero sigo siendo el azote del sector de subnormales que allí trabajan. Si va a ser verdad que la venganza es un plato que se sirve frío.

Mi hermano pequeño va a pasar a 4º de la ESO, lo que significa que el Departamento de Orientación convocó una reunión informativa para las familias de los alumnos. Para los que seáis nuevos y no estéis al tanto, el Departamento de Orientación y todos los que allí trabajan, son mis archienemigos, mi mayor dolor de muelas, mi mosca cojonera cuyo lema vital es "tarde, mal y a destiempo"

Hace dos semanas mi hermano llegó con una notita informativa de parte del centro. A las dos y media de la tarde aparece en casa con una notificación que decía, en líneas generales, que a las cuatro de la tarde de ese mismo día, se convocaba una reunión informativa de padres con motivo de la inminente promoción a cuarto del curso de tercero. Como todas las cabezas pensantes han visto claramente, en margen de tiempo era muy pequeño, y por consiguiente, no se presentó a la reunión ni Rita la Cantaora porque en el Departamento de Orientación no son físicamente capaces de sincronizar sus relojes y dar un sencillo aviso con unos días de antelación. Demasiado pa sus bodies.

En vista del abrumador éxito de su convocatoria, los de Orientación decidieron intentarlo otra vez, pero con unos días de antelación. Así, madrequemeparió me pidió que la acompañase a la reunión por el hecho de soportar el coñazo en compañía y con la esperanza de que yo me enterase mejor que ella de lo que nos iban a contar. En cuando entramos al vestíbulo y vi que la que iba a dar las explicaciones era la jefa del Departamento de Orientación supe que las cosas iban a ir muy mal. La pava me miró y me reconoció como antigua alumna, le dije qué estaba estudiando e inmediatamente dijo que yo "era de letras". Nos condujo a la biblioteca y nos indicó a todos, personas adultas, que nos sentásemos en primera fila. Tras el silencio incómodo, la mujer se puso a explicar cuáles eran las posibilidades después de terminar la ESO acompañada de un diagrama complicadísimo y completamente innecesario que complicó mucho más la explicación. La tipa nos dio la chapa 20 minutos diciendo lo mismo que voy a explicar ahora:

Para el que no esté al tanto, al acabar la ESO tienes tres posibilidades oficiales: Hacer Bachillerato de la rama que te salga de las narices, hacer un módulo de grado medio o salir al mercado laboral.
En caso de que elijas la primera opción (hacer Bachillerato), te esperan dos años más en el instituto  preparándote para la Selectividad. Tras eso, en teoría accedes a la universidad. Si por cosas de la vida pasas de hacer una carrera, tras acabar el bachillerato puedes acceder a un módulo de grado superior que, una vez acabado, te serviría también para acceder a formación universitaria. Si, por otro lado, decides hacer un módulo de grado medio, fantástico. Tras hacerlo, tienes la posibilidad de hacer un módulo de grado superior en algo relacionado. Finalmente, si decides salir al mercado laboral... ¡suerte!

¿Ha sido muy difícil? ¿Se ha perdido alguien? ¿No? Bien. ¿Han cronometrado lo que he tardado en explicarlo? ¿A que no ha sido media hora? A parte de explicar todo malamente, como da por hecho que yo soy de letras de toda la vida, me estuvo poniendo de ejemplo constantemente, diciendo que yo elegí el itinerario de Humanidades sin tener ni puñetera idea de mí ni de mis circunstancias, básicamente porque durante toda mi estancia en el intituto ella, la orientadora, fue la que menos se ocupó de orientarme.

Tras la poco efectiva explicación de la pava de Orientación, pasó a contarnos los itinerarios que ofertaban. En este caso, volvemos a lo de siempre: Ciencias, Ciencias Sociales y  Humanidades. Curiosamente, este año, en Ciencias Sociales incluía Latín y básicamente, lo único que lo diferenciaba del itinerario de Humanidades era la presunta dificultad de las Matemáticas. Esto provocó indignación en general. La de Orientación intentó vender las bondades del Latín como algo imprescindible para el correcto uso de la lengua castellana. Yo no he dado Latín en la puñetera vida y sé hablar bien y escribir con moderado éxito. El caso es que su excusa no coló. Insistió a lo largo de su discurso en que yo era de Letras por motivos que no alcanzo a comprender y se puso a, básicamente, anunciar el apocalipsis. Dijo que la elección del Itinerario de 4º de la ESO era de vital importancia, que eso determinaría su camino en caso de continuar estudiando un bachillerato, que no iba a haber vuelta atrás y que los chavales debían elegir YA qué querían hacer. Repitió otras tres o cuatro veces lo importante que era elegir bien en este momento tan decisivo en la vida estudiantil de los alumnos y los padres, mientras tanto, cada vez parecían más preocupados.

¿Y si mi hijo aun no ha decidido?
¿Qué ocurre si no lo tiene claro?
Madre mía, mi hija aun no sabe bien qué quiere hacer
¡Yo le pregunto a mi hijo y aun no sabe qué quiere ser de mayor!

Les faltaba un pelo para ponerse a correr en círculos agitando los bracitos cuando no lo soporté más e intervine:

-Pueden cambiar de opinión

Todos los padres y la orientadora se giraron a mirarme, los primeros como si les hubiese dado la vida y la segunda como si acabase de decir algo inaceptable. Me sentí como una mesías, completamente. Le dije a la orientadora que lo que acababa de decir no era verdad ni de lejos y que era una exagerada. Madrequemeparió me dió un codazo porque la pobre me conoce. Pero es que la Orientadora despierta la bestia que hay en mí y ya aproveché para decirte que yo no era de letras. Estudiar una carrera de letras no te hace de letras. Yo soy de Ciencias porque me gusta eso. Otros son de Humanidades porque les gusta eso. Hay gente que puede ser incluso de las dos cosas, no es mutuamente excluyente. Y la Orientadora es gilipollas porque lo ha demostrado repetidamente.

Si por alguna casualidad, algún padre de un alumno en 3º o 4º de ESO  lee esto, le envío un mensaje de tranquilidad. No como los de Rajoy, de los de verdad. Yo soy el vivo ejemplo de que se puede dar marcha atrás, de que se puede cambiar de opinión y de que puedes saltar de una rama a otra casi a placer. Y no solo yo. No soy un caso aislado, ha habido muchos otros que han cambiado de opinión y no han muerto ¿saben?. Yo cogí el itinerario de Ciencias Sociales en 4º de ESO (cuando no ofertaban Latín, of course) y luego me metí al Bachillerato de Ciencias de la Salud y pese a haberme perdido un año de Física y Química y Biología, fui la mejor de la clase en Física y Biología y de las mejores en Química. Saqué una media de Bachillerato de casisobresaliente y ahora estoy en segundo de una carrera de letras por circunstancias que no vienen al caso, y tampoco me está saliendo tan mal. En cuarto de ESO aun están a tiempo de cambiar de opinión. Con 15 años poca gente tiene la certeza de qué quiere hacer con su vida. Yo misma no lo sé todavía y tampoco es el fin del mundo. Pero que una tía que se hace llamar a sí misma orientadora diga que no hay marcha atrás en las decisiones de alumnos que aun tienen tiempo para decidir qué es lo que realmente les llena, me parece de juzgado de guardia. Es obvio que los cambios llevan trabajo. El éxito no se puede garantizar, hay que currárselo y a veces ni aun así salen bien las cosas, eso lo sabe hasta la imbécil de la Orientadora (o no, ¿quién sabe?), pero vamos, si con 15 años ya te dicen que tus decisiones no tienen arreglo, pues vamos jodidos.  Básicamente eso fue lo que dije. Y lo dije delante de una pava que supuestamente es psicóloga. Y como llevaba años teniéndole ganas, no pude contenerme. Aun así, tengo que agradecerle que me brindase la mejor oportunidad de todas para demostrarle que hasta yo, que tengo tela, hago mejor su trabajo que ella misma, porque a la salida, los padres prefirieron preguntarme a mí en vez de a ella.


Pero lo mejor es que la cosa no acaba aquí, la orientadora me pilló por banda y me dijo que se le había ocurrido una idea muy buena: que yo fuese el año que viene a dar la charla. ¿Se puede tener más morro? Pedir a una alumna de la generación más desinformada y perdida a nivel académico de los últimos años que de una charla informativa es de tenerlos cuadrados. A mí no me informaron bien en 4º de la ESO. No me informaron bien sobre la nueva selectividad ni de lo que implicaban los cambios. En ningún momento nos dieron información sobre carreras o módulos. Nadie sabía nada, y la desorientadora, la misma que ahora me pide que haga su trabajo y encima gratis, no se molestó en ir a las universidades y a los centros de FP a pedir información para ayudarnos a todos a elegir bien. Tampoco se molestaron en decirme lo que yo sé ya por propia experiencia: que puedes elegir cambiar de opinión. Que tienes derecho a que te guste otra rama distinta a la que has elegido en un principio en 4º. Y aun así la pava tiene el morro de pedirme que vaya yo a solucionarle la papeleta. ¿Que puede que mi experiencia sirviese de ayuda a otros? Posiblemente. Pero tampoco tengo ningún tipo de obligación de ir a ayudarla a ella. Que hubiese tomado apuntes mientras le decía todo lo que le tenía que decir, y cuando se decida a hacer bien su trabajo en vez de explicar las cosas tarde, mal y a destiempo, que se sienta libre de contactar conmigo y otros antiguos alumnos, hasta entonces, por mí como si se opera.


PD: Entrada dedicada a todos los los que fueron, son o serán víctimas de los Departamentos de Desorientación.

miércoles, 6 de junio de 2012

Los dramas de la crisis: El butanero

No se dejen ustedes engañar por el título. No quiero crearles falsas espectativas, puesto que normalmente cuando en una historia interviene un butanero, la gente suele pensar en verde.

Nada más lejos de la realidad. Yo formo parte de ese sector tan atrasado y cada vez más pequeño de la sociedad que aun consume gas butano. Bueno, técnicamente yo no lo consumo, de hacerlo puedo asegurar con absoluta certeza que me habría muerto y no habría tenido que soportar lo que ahora mismo voy a contar *Nota mental: empezar a consumir butano para evitar males mayores*. Esta historia completamente real la titularé:


El butanero y el misterio de la falta de liquidez


Debido a mi infinita sabiduría y mi increíble eficiencia, he aprobado todos los exámenes, lo que significa que estoy de vacaciones *Corre en círculos para celebrarlo*. Como único ser humano que habita mi casa por las mañanas, me encargo de las tareas domésticas con mayor o menor éxito y eso incluye comprar butano. No sé cómo funcionará el proceso de adquisición del butano en otras zonas de España, pero por aquí simplemente estás pendiente de que pase el camión pitando, te asomas a la ventana y pides lo que quieres al butanero. Bien. El miércoles de la semana pasada esperé toda la mañana a que apareciese el bendito camión al que, a partir de ahora, llamaré camión unicornio. 

El camión unicornio pasa cuando le sale de las bujías. Antes solía ser puntual y era más reloj de cuco que unicornio, pero con el cambio de personal han cambiado los hábitos del camión. No me preguntéis por qué.

El caso es que el miércoles esperé y esperé... y cuando el camión unicornio se dignó a pitar para anunciar su llegada... ya estaba lejos de mi alcance. No pude coger la bombona de butano. Drama nacional. Muerte.

Esperé pacientemente al viernes. Decidí que ya no se me escaparía, estuve pegada a las ventanas sin poner música alta porque  no podía permitir que el camión unicornio, esquivo como es, huyese nuevamente. Y efectivamente, no lo hizo. No se me escapó esta vez, no señor. Qué va. Estuve muy, muy, muy muy atenta y fue imposible que se me escapase. ¿Y por qué estoy tan segura? Porque no vino.

A esas alturas yo ya planeaba ir a buscar yo misma al camión y a los butaneros, pero lamadrequemeparió me dijo que, como aun nos quedaba algo de gas, esperase al miércoles siguiente, es decir, hoy. Me he levantado temprano, preparada, pensando en la posibilidad de adquirir un arpon de matar ballenas para detener al camión unicornio en caso de que se produjese otro intento de huida. Pero lo logré sin el arpón. Yo solita. Cuando llamaron al interfono yo debí de intuir el peligro al que me enfrentaba, pero no lo hice ante la emoción de conseguir, por fin, la tan ansiada bombona de butano. 

Al atender al interfono para abrir el portal, una criatura que luego resultó ser el butanero se dirigió a mí con un acento que... que era como un monstruo de Frankenstein de todos los acentos raros del idioma.Ese hombre no había creado un acento. Había creado un mosntruo.

-Szoy erdelb'tano

Traduje eso como "soy el del butano". Cosa que era, por otro lado, era una gilipollez supina anunciar casi equiparable al célebre "soy yo" puesto que ya le había avisado yo y sabía quién era.
Al llegar a mi piso deja la bombona y me mira poniéndose unas gafas de leer:

-Szon... ejame'er... szon ince'on'ezenta
-¿Qué? ¿Cómo? ¿Ein?
-¡Ince'on'ezenta!
-¿Quince? ¿Quince con sesenta?
-Eho, hija, eho, quepaece knomentiendeh

Una vez superado el bache comunicativo, le doy un billete de veinte euros y el señor, hurgando en todos los bolsillos que había a la vista, comenzó a sacar calderilla y se puso a mirar las monedas acercándoselas mucho a la nariz.

-M'ah dao einte 'uros ¿no?
-Eso es lo que pone en el billete. Billete azul. Veinte euros. Eso es. Eso te he dado. Veinte. 
-Ea, toma

Me tiende una moneda de un euro y yo, con mi rápida mente científica, detecto el error en la operación.

-Perdone, no quiero ponerme quisquillosa ni que me contagie su forma de hablar, pero no me ha dado bien el cambio.
-Ehque no engo cambio

A esas alturas miraba al descansillo buscando la cámara oculta

-Mía, si 'eres, poemoh asé una 'osa...  yo me voy y t'echo lo que fartanelbuzón
-Nonono. A ver, usted tiene que traer cambio consigo... es lo normal... es su obligación.
-Pohmía...poemoh asé otra 'osa, te bajah conmigo arcamión y te doy ercambio. Peo no sztoy seguo de teneh dinero'n el camión ampoco.

No entraba en mis planes bajar al camión unicornio a buscar cambio con semejante personaje. Mi vena del cuello estaba alcanzando dimensiones  que estaban completamente fuera de lo razonable y decidí actuar.

-Mire, yo le juro por mi padre que la próxima vez no hace falta que suba usted la bombona. Bajo yo. La subo yo solita. NO LE NECESITO ¿VALE? , me ignoró la semana pasada y hoy llevo toda la mañana esperando a que se le pusiese en las narices aparecer. Ahora que por fin aparece sube sin cambio para un billete de veinte euros y quiero llorar mucho y muy fuerte, así que preste atención porque esto es lo que vamos a hacer: deme primero el billete de veinte que le he dado y voy a ver si tengo el dinero justo.
-No te voy a dah er billete, hija. ¿Con que me vaha pagáh si no?
-¡Pero si usted dice que no tiene cambio!
-Poh eso, que no 'engo cambio
-Pero no se va a llevar 5 euros por la cara. 
-Ehta profesión eh mú dura ¿eh? he subío mushas ehjcaleras
-¿Me va a dar el billete hoy o mañana?
-Peroehque 'engo prisa.
-Y yo tengo la tensión alta, no te jode. No es mi problema, haber subido con cambio, coñoya. Espere aquí quietecito
-Mía a vé si ties argo pohahí, pohfavó.

El butanero me devuelve MI billete con reticencias y le dio que se espere ahí mientras él mira con arrobo sus moneditas a dos centímetros de su nariz.
Cuando regreso, dos minutos más tarde, he tenido que cogerle dinero de la hucha a mi hermano pequeño porque yo no tenía suelto para dárselo justo.

-Venga, tome, ya está, quince con sesenta. Déjeme llorar a solas.
-¡Mía! ¡Qu'al final si 'engo cambio! 
*Saca monedas suficientes para darme el cambio que correspondía al billete de veinte*
-AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGGGGGGGGDFJKLGHDKJFAKJGASDJFGHADKG
-¿Y no me vah a dáh una propinilla?

Y esta es la historia de cómo asesiné al butanero.

Bueno, realmente no le he asesinado. Solo le grité un poco. Un mucho.

Ya no solo escribe un libro o lanza un disco cualquiera. Ahora también cualquiera pide propina.

jueves, 24 de mayo de 2012

Cultura general (II)

No quiero perder el camino. He de seguir con la intención de educar, ilustrar y culturizar al personal antes de que esto termine convirtiéndose un blog de cine.

Puede que todos nos sintamos muy especiales y muy únicos, pero existiendo expresiones que empiezan por "hay dos tipos de personas" y sabiendo que somos siete mil millones en el planeta... yo no digo nada y lo digo todo.

*Ockham y su navaja, destruyendo ilusiones de hipsters y modernos desde siempre*

Habrá quien me diga que es injusto hacer clasificaciones tan superficiales y maniqueistas cuando estamos tratando de criaturas complejas, sensibles y contradictorias como son los seres humanos. Y puede que esté en lo cierto. Pero también es muy injusto tener que vender un riñón para conseguir un abono transportes en Madrid y aquí nadie dice nada.

Ea. Ahí os he pillao ¿eh?, ¿eh?

A ver si aprenden ustedes algo, hombreya



1.

Los que saben cerrar una puerta al abandonar una habitación:
No se ha confirmado su existencia. Son los unicornios del siglo XXI. Posiblemente no existan o solo aparezcan los 29 de febrero que coinciden con la conjunción de los ocho planetas del Sistema Solar, pero cuenta la leyenda que poseen la insólita capacidad de, con ayuda de su pulgar prénsil, agarrar el pomo de la puerta y aplicar la suficiente fuerza como para mover la puerta hacia su posición inicial. Y no solo eso. Con un sutil y elegante giro de muñeca que ya quisiera Federer, son capaces de concluir el proceso y cerrar definitivamente la puerta. En mis años de investigación no he logrado presenciar el fenómeno en directo, pero se ha convertido en mi búsqueda particular de El Dorado.

Y los que no:
Los meros mortales que entran en una habitación, normalmente sin llamar, y la abandonan dejando la puerta abierta. Estos especímenes se manifiestan en todos los colores, formas, tamaños y edades. Su cerebro está diseñado para recordar y reconocer ordenes de elevada complejidad, pero debido a un gen aun no identificado, la oración "cierra la puerta al salir" bloquea sus capacidades cognitivas provocando un momento muy tenso conocido por los expertos como "ignorar vilmente lo que te acaban de decir". Los afectados probablemente saltarán indignados y correrán hacia la puerta y la cerrarán ellos mismos presas de la indignación, el desconcierto y la resignación. No hay cura conocida.

2.
 Los que saben enrollar los cables de los cascos:
Gente que es lo suficientemente ordenada y paciente como para doblar los cables de tal manera que, al guardarlos, no se despendolen y comiencen a hacer triples nudos con pirueta y doble salto mortal hacia atrás.

Los que no:
Comienzas intentando colocarlos bien, pero a los dos segundos te frustras, los haces una bola y los guardas dentro del bolso/bolsillo/cajón sin ningún tipo de miramientos. Al fin y al cabo, el cable es un objeto inanimado que no posee la capacidad de moverse por sí mismo y jamás podría acabar peor de lo que tú lo dejaste ¿verdad?. Da igual cuánto tiempo permanezcan los cascos en el bolso/bolsillo/cajón, una vez vuelvas a buscarlos no sabrás qué es la vida ni qué has hecho para merecer esto. Te plantearás no escuchar música, pero las ganas te vencerán y entonces dedicarás un tiempo indeterminado de tu vida en averiguar cuál es el camino más corto para deshacer aquel embrollo y te jurarás a ti mismo que la próxima vez no dejarás que te pase. Te prometerás que lo enrollarás con mimo, amor y cuidado, pero la promesa durará el tiempo que  tardes en deshacer el lío. Y vuelta a empezar.

3.
Los que hacen las camas como si no tuviesen otra función vital de mayor importancia:
En este grupo destacan las madres. A ellas no les vale que hagas la cama. Quieren que la hagas bien. Por bien, ellas entienden que la sábana tiene que ser una con el colchón. No debe existir ni la más mínima arruga, ni la más mínima desviación. La sábana tiene que quedar justo en el centro y tiene que medir lo mismo el trozo que cae por el lado derecho que el que cae por el izquierdo. Por supuesto, todo tiene que quedar convenientemente estirado antes de meter lo que sobra por debajo del colchón con tal saña que luego no puedas moverte por la noche. Las madres no "arremeten la sábana". Las madres amortajan el colchón. Lo momifican. No podemos olvidarnos del embozo. No pede ser ni muy largo, ni muy corto y la almohada tiene que ponerse concretamente de un lado. El otro lado no les vale. Y aun con todo eso no les da pereza abrir la cama, sabiendo que tendrán que repetir el proceso al día siguiente.

Y los que no:
El resto del mundo. La cama se estira un poco y se echa el edredón por encima porque nadie va a notar las arrugas de debajo gracias a los 8 cms de grosor del nórdico. Y así vivimos en una gran mentira.

4.
Los que ven Gran Hermano (*)

NADIE. QUÉ COSAS TENÉIS. VAYA COSAS SE OS OCURREN ¿QUIÉN VA A VER GRAN HERMANO? ¡PUES NADIE! Nadie y el 25% de audiencia.

Y los que no:
Hay gente que no los ve. Pero nadie cree que haya gente que no lo vea porque se sigue emitiendo. Entonces si dices que no ves Gran Hermano significa que lo ves y si dices que ves Gran Hermano significa que también lo ves y que además no te averguenza admitirlo. El hecho de que haya gente que sienta vergüenza por ver ese programa, a parte de estar completamente justificado, indica que hay gente que no lo admite pero que lo ve. Podríamos hacer un Gran Hermano con la gente que no ve Gran Hermano para saber si realmente ven Gran Hermano. Conclusión: TODOS VEMOS GRAN HERMANO


¡Nooooooooooooooooooooooooooooo!

 
¿Sí? ¿No? ¿Me he liado? ¿Yo veo Gran Hermano? ¿Me lo puede confirmar alguien?

5.
Los que se quejan todo el invierno de que hace frío, pero cuando llega el verano se sorprenden por el calor:
Esos especímenes son los que ponen la calefacción a 35 grados en enero y aseguran que se mueren de ganas de que llegue el verano. Sin embargo, cuando el calor aprieta y ya hay que ir con camiseta corta y abanico, lloran. "Hace mucho calor", "¡Qué calor más horrible!", "En cuanto llegue a mi casa pongo el aire acondicionado", "¿30ºC a la sombra? ¡Esto es inhumano!". ¿No queríais arroz? Pues tomad dos tazas.

Y los que no:
Los que tienen una clara preferencia por un tipo de clima, con consecuentes y no dan por saco todo el día hablando del tiempo. A mí me gusta el frío. Jamás se me ha oido quejarme del frío en invierno, por lo tanto eso me da derecho a quejarme del verano. A quien le guste el calor y no se queje de él, le damos permiso para que se queje del frío. Y esto es así.



(*) Aplicable a otros programas que se emiten y nadie ve.

sábado, 28 de abril de 2012

Sesión de cine (IV) "Los Vengadores"

Damas y caballeros, niños y niñas, frikis y gente con una vida incompleta... vuelvo para hablaros de...


LOS VENGADORES


Tenía muchas esperanzas puestas en esta película. Llevaba esperándola desde hace muchísimo tiempo y he ido siguiendo todas y cada una de las películas que nos han conducido a este glorioso momento: El estreno de la película de superhéroes definitiva. Normalmente, cuando se espera mucho de una película, el espectador suele salir decepcionado, pero en este caso no ocurre nada de eso. Son dos horas y media de acción, de efectos especiales y de gente excepcional haciendo cosas excepcionales. Podríais decirme que eso es lo típico que ocurre en cualquier película de este estilo. Pero en "Los Vengadores", además hay una buena historia, un villano con estilo y clase y unos diálogos que destacan en una producción de este estilo.

Una de las cuestiones que más miedo y más problemas podían dar en esta película era la acumulación de super estrellas. Y es que meter en una misma película a un buen puñado de los superhéroes más emblemáticos que existen no es tarea fácil, y sin embargo el director ha hecho que lo parezca. Empezaré por mi preferido de todos los tiempos: Iron Man. Robert Downey Jr (Tony Stark/Iron Man) es tan escandalosamente carismático que su enorme campo gravitatorio habría podido hacer que los otros actores  girasen en torno a él sin que nadie pudiese hacer nada por evitarlo. Y es verdad que gran parte de las líneas memorables del diálogo las dice él, pero realmente, es algo que le pertenece por derecho. Sin embargo, a lo largo de la película se perfila perfectamente la personalidad de todos y cada uno de los personajes y sales de la sala de cine con esa agradable sensación de querer a todos y cada uno de los miembros del reparto. Me pareció especialmente interesante la relación entre Steve Rogers/ Capitán América (Chris Evans) porque es uno de los mejores ejemplos de lo bien que se han plasmado las personalidades de cada uno de los vengadores. En el tiempo que dura la película todos han tenido su ratito de gloria. El Capitán América mola mucho cuando se pone a dar órdenes que hasta Tony obedece, pero para si tengo que elegir uno, mis hormonas y yo creemos que el momento más destacable fue en ese gran plano en el que sale de espaldas dando a base de bien al saco de boxeo. Ya sabéis por qué y tal.
Thor (Chris Hemsworth) luce un pelazo que ya quisieran las del Pelo Pantenne. Por lo demás, sigue en su linea. Pomposo, grandilocuente y muy bestia cuando se le hinchan las narices. Tengo la ligera impresión de que está incluso más fuerte y fornido que cuando hizo "Thor"  (Soy así de observadora, qué le voy a hacer.)


Así de desnutrido y raquítico estaba Thor en la película que lleva su nombre, estrenada hace un año escaso. Rescato la imagen por puro rigor informativo, a ver qué os vais a pensar, desgraciaos.


 Y así es cómo luce el bueno de Thor en "Los Vengadores", sobre todo en este plano tan sumamente gratuito estupendo en el que podemos ver a su brazo Thor posando para los mortales reflexionar sobre los neutrinos del LHC

 Hawkeye (Jeremy Renner) es simplemente bestial y él y Natasha/ Viuda Negra (Scarlett Johanson) hacen un equipazo invencible. Me gusta que la gente que no tiene superpoderes o un traje que da problemas hasta al mismísimo Thor tenga el mismo tiempo en pantalla que el resto. Y es que eso es lo mejor de esta película. Son todos geniales y eso se traduce en igual protegonismo para todos. Natasha es genial Y PUNTO. Finalmente, Bruce Banner/Hulk, interpretado por Mark Ruffalo, fue la gran sorpresa para mí. Yo, como fan incondicional de Edward Norton no estaba muy segura de que la elección de Ruffalo hubiese sido acertada, pero ya me he flagelado debidamente y me he tragado mis palabras, porque desde luego, no podría haberlo hecho mejor. El momento en el que sacude salvajemente a Loki no tiene precio y realmente ninguno en la sala (que estaba llena hasta los topes, por cierto) nos esperábamos aquello, pero fue uno de los momentos más divertidos de la película en medio de tantísima tensión. Y esto es otra cosa a destacar de la película: Tiene golpes de humor bastante buenos y una referencia a "El Señor de los Anillos" cortesía de Tony Stark (lo que me hace amarle más si cabe). No es la típica película que deja el único momento de humor para el trailer.

Loki (Tom Hiddleston) es mi amor platónico. Es el malo de le película, pero desde que le vi en Thor le tengo mucho cariño. No oseis decir que no mola. Le adoro y punto.

Sobre la película en sí,¿qué decir? mucha acción, las batallas impresionantes, los efectos especiales impresionantes, un buen reparto del tiempo en pantalla de los protagonistas y una buena banda sonora. (Gracias por recuperar "Shoot to thrill" Gracias. Gracias. Gracias). Destaco, por encima de todo, cuatro  escenas:

  • La escena en la que Loki, encerrado, se comporta con la mala persona que es y le suelta un discurso hiriente, como poco, a Natasha. Soy físicamente incapaz de odiar a Loki, pero Natasha también me llega a la patata.
  • El momento en el que los tíos más poderosos del planeta deciden que es el mejor momento y lugar para ponerse a echarse cosas en cara. Destaca el desparpajo de Tony, las ganas de Steve de que Tony se ponga el traje para partirle la cara, la cara de Thor, que no entiende nada pero aun así mete cizaña y Bruce perdiendo los nervios.
  • La escena que tienen Loki y Tony y el momento gatillazo
  • La batalla final contra Loki. No hay palabras. Hay que verla, gozarla y suplicar que la rebobinen y la vuelvan a poner.
Estoy aun demasiado emocionada por la película. El shock me durará unos cuantos días más, pero por más que lo he pensado, no puedo encontrarle ningún fallo grave a la película. Puede que alguien se haya quedado con ganas de que le expliquen más cosas, pero habiendo visto las películas anteriores, todo queda bastante claro.  Sin embargo sí hay algo que tengo que decir: Las voces no hacen justicia, especialmente, a Thor y a Loki. En mi opinión, Loki pierde puntos solo por el mero hecho de tener voz de imbécil. Afortunadamente, Tom Hiddleston ES Loki (al igual que Robert Downey Jr ES Tony Stark) y hace un trabajo fantástico que apenas puede verse empañado por ese detalle pero... EN SERIO. Que yo no digo que no se doblen las cosas... pero por los menos que las voces tengan un mínimo parecido entre ellas. 

Finalmente, quiero dedicar unas lineas al agente Phil Coulson. Ese hombre calmado, malote y con estilazo al servicio de Fury. Pues ese mismo hombre que parecía de acero... es un fanboy. Es la representación de todos y cada unos nosotros. Un hombre que quiere que su ídolo le firme unos cromos. Dediquemos un minuto a alabar su adorabilidad y su gran aportación al fandom de "The Avengers"

No voy a contar más, porque sería no hacerle justicia a la película. Si tenéis la más mínima curiosidad, id a verla. Si sois fans, no sé cómo es posible que no hayáis ido ya. Ea, todos corriendo al cine. Que yo os vea.

Finalmente, me voy a tomar la libertad de dar una exclusiva:

Para todos aquellos que nada más ver que aparecen los créditos salen despavoridos de la sala... NO LO HAGÁIS, que parecéis nuevos. 


A mitad de los créditos aparece otra escena. Otra escena que promete una segunda parte de esta maravilla. Cualquiera que haya visto alguna peli de Marvel sabe que la película no acaba hasta que no encienden las luces, te hechan del cine y te ponen una orden de alejamiento. 

Así son las cosas y así se las he contado




sábado, 21 de abril de 2012

Sesión de cine (III) - Los Juegos del Hambre

Regreso de mi periodo de absentismo bloguero para hablaros del fenómeno del momento:

 Los juegos del hambre.

Los Reyes Magos, en su infinita sabiduría, me regalaron la trilogía completa y la devoré sin contemplaciones justo cuando debía de haber estado estudiando para mis exámenes de enero. (Soy rebelde porque el mundo me hizo así). Me parecieron un cambio a mejor en la trayectoria de la literatura juvenil, que está dominada por niñas sin personalidad, chicos monos y tramas sin carisma. Me declaro fan de la trilogía y, aunque sobre decirlo, los libros le dan mil vueltas a la película. Dicho esto, os advierto que, pese a que me voy a centrar en la película, voy a meter spoilers cósmicos de los otros libros, así que si tenéis intención de leeroslos o simplemente no queréis que os destripe la trama de las siguientes películas, idos por donde habéis venido. Sin acritud.

En mi opinión, "Los juegos del hambre" parten de una idea estupenda. Katniss Everdeen, una chica de 16 años que vive en Panem (una nueva nación fundada sobre los antiguos Estados Unidos) hace cualquier cosa por proteger a su hermana. Sí, saboread el momento. La historia no va de que Katniss hace cualquier cosa por su novio, la historia no va de que ella renuncia a su juventud para casarse con un vampiro, la historia no va de que tenga que decidirse entre un chico bueno y un chico malo. La historia va de que Katniss, en un futuro distópico donde el gobierno obliga a cada distrito a dar a dos adolescentes como tributo para que se maten en un reality show, prefiere que se la lleven a ella antes que a su hermana pequeña. Y por eso, y por todo lo demás, Katniss Everdeen merece toda mi admitación, mi respeto y mi cariño.

La película, pese a que  no me disgustó, se queda un poco en un quiero y no puedo. Cuando leía los libros siempre pensaba que eran muy "cinematográficos" porque tienen escenas que en la gran pantalla podían dar muchísimo juego. Sin embargo, la historia está contada en primera persona, lo que, por otro lado, hacía complicado el paso al cine. A mí me ha faltado sangre, me ha faltado intensidad y me han faltado detalles que no quería que se dejasen pasar. Sin embargo, no salí disgustada de la sala de cine

Cosas que me gustaron de la película
  •  La ambientanción me gustó mucho. La Veta, el Quemador y en general, el Distrito 12 son tal y como los imaginaba. El Capitolio me gustó mucho también, todo lleno de Ladies Gaga. La escena de los carruajes está muy trabajada, pero la verdad es que da poco tiempo a fijarse en todos los detalles.
  • Los tributos profesionales eran tal y como los imaginaba. Mención especial a Cato y a Clove, mis profesionales preferidos. Cato da completamente el pego de ser el despiadado, arrogante y sanguinario tributo del Distrito 2. Clove es Clove, no podía ser mal personaje. Se le ve en la cara. El momento en el que casi mata a Katniss es impagable.
  • Rue. Es perfecta. Simplemente perfecta. La escena de su muerte es de las más impactantes de la película.
  • La escena de la Cornucopia y el baño de sangre.
  • Jennifer Lawrence como Katniss Everdeen. Al margen de que soy fan incondicional de esa mujer, me parece que hace muy buen trabajo con el personaje dentro de lo que es la película. La escena de la Cosecha es brutal. Me gusta cómo muestra el contraste entre la relación que tiene con su madre y la que tiene con su hermana.
  • Peeta en general me ha gustado, Josh Hutcherson hace buen trabajo, pero sin embargo hay algo que no me termina de cuadrar. Me falta la picardía de Peeta (sobre todo cuando Katniss le encuentra camuflado a la orilla del río, que es una escena impagable del libro), me falta lo que hace que Peeta sea algo más.
  • Las rastrevíspulas. Pese a que Glimmer tiene una muerte mucho más... "tranquila" que en el libro, la escena está muy bien.
  • Caesar Flickerman. Es Stanley Tucci, no hay nada más que decir
  • Effie mola tanto como en el libro.
  • La banda sonora es estupenda, y el himno del Capitolio, un puntazo.
  • La escena en la que Peeta, por recomendación de Katniss, se exhibe delante de los profesionales para meterles miedo en el cuerpo. Y con razón.
  • Ver el funcionamiento de los Juegos desde dentro. Es algo que no sale en el libro, pero me pareció original y no lo veo fuera de lugar.
  • La barba de Seneca Crane. Es maravillosa, sensacional, increíble. Muy fan de esa barba.
Cosas que no me han gustado de la película
  • Pese a que puede que tenga más impacto emocional que sea Prim quien le da a Katniss la insignia del sinsajo, me pareció innecesario eliminar de un plumazo el personaje de Madge, que, por cierto, tiene cierta relevancia en los libros que siguen. Es Madge quien le da la insignia a Katniss y ésta es cuando se da cuenta de que verdaderamente son amigas. Me parece importante porque muestra muy claramente la falta de inteligencia emocional de Katniss. Esa característica suya, a parte de estar constantemente presente en la trama de las novelas, me gustaba a nivel personal porque me identifico bastante.
  • La escena en la que Katniss descubre que Peeta se ha unido a los profesionales. En sí la escena está bien, pero el hecho de que hayan decidido ignorar el hecho de que es Peeta, y no otro, el que remata a la chica, me sentó francamente mal. Cuando leía el libro, Peeta ganó como siete millones de puntos por eso y en la película no lo muestran. No es que me entusiasme que un adolescente mate a otro adolescente, pero en esa escena queda demostrado que Peeta es más de lo que parece, y lo que es más importante, Katniss confirma lo que ya sospechaba. Peeta no es un chico desvalido, sabe hacer cosas que en ningún momento compartió con ella. Ahí es cuando descubre que Peeta es un estratega y que sabe perfectamente qué es lo que está haciendo.
  • Me faltó sangre en general. La herida de Peeta debería haber sido más escandalosa y la muerte de Clove, más brutal. En el libro, Tresh le revienta la cabeza con una piedra, podrían haber hecho eso en vez de espachurrarla contra la Cornucopia. En vista de la falta de sangre, esperaba que nos compensasen con una batalla a muerte entre Cato y Tresh, pero me tocó quedarme con las ganas. La escena final de los mutos está bien, me gustó, pero Cato merecía más lucha, más rabia y más instinto de supervivencia. En el libro pasan horas hasta que Cato claudica porque es un guerrero. Supongo que tenían que escoger entre emotividad y sangre, y eligieron lo primero.
  • La deshidratación de Katniss se la han saltado a la torera. No hacía falta que la narrasen entera porque el hecho de que se deshidrate no es relevante, pero dedicar dos minutos para mostrar la extraordinaria conexión que tiene con Haymitch no habría matado a nadie. ¿Y por qué digo esto? Porque la relación de Haymitch y Katniss es demasiado importante como para pasarla por alto.

Por cierto, veo mucha incomprensión hacia Katniss. Hay gente que le tiene tirria al personaje porque todo el mundo la admira, pero como bien dice Peeta, ella "no es consciente del efecto que tiene". Ella solo tiene 16 años y se lo ha montado divinamente ella sola, eso es admirable, pero ella no va buscando atención especial. Al contrario. Katniss no admite favores y se siente mal debiéndole algo a la gente. Yo la veo coherente como personaje. No se le da bien la gente, antes de los juegos tenía muy claro que no quería hijos y no tenía ninguna relación romántica con Gale.Es razonable que siendo el único chico con el que tiene algún tipo de relación, sienta algo por él. Pero en ningún momento dice que esté enamorada de él. La gente, especialmente las crepusculeras que han leído estos libros, esperaban que Katniss se tirase a los brazos de Peeta nada más terminar los juegos. Sí, muy razonable. Que te veas obligada a magnificar tus sentimientos y a actuar delate de las cámaras es lo último en romanticismo amosnomejodas. Es obvio que Katniss aprecia a Peeta. No quiere que le pase nada porque se siente en deuda con él y es evidente que el encanto natural de Peeta juega un papel importante, pero no creo que una arena donde estás obligada a matar a cualquiera que veas sea el mejor caldo de cultivo para que el amor florezca en su máximo esplendor. Magnificar sus sentimientos por Peeta ante las cámaras le crea una comprensible confusión y SÍ están justificadas todas y cada una de sus acciones. Eso, y no tener que elegir entre un vampiro y un licántropo o entre un dragón y un shek,  me parece un buen motivo para estar confundida. 

Por otro lado, y esto tengo que decirlo aunque sea un SPOILER GIGANTESCO DE "SINSAJO" (sutilidad al máximo)... ¿de verdad hay gente que no le vea sentido a la muerte de Prim? Prim es el origen de todo esto. Si no hubiese salido elegida en la Cosecha, Katniss no se habría presentado por ella y nada habría ocurrido. Aun en el hipotético caso de que Katniss hubiese salido elegida, no habría actuado igual que al haberse presentado voluntaria en lugar de Prim. ¿Por qué? Porque adora a su hermana pequeña y le prometió que ganaría y volvería con ella. Todo lo que hace Katniss es por Prim. Participa en los Juegos del Hambre por Prim, pese a que a la niña aun le quedan muchos años para volver a ser elegida. Se sacrifica por ella constantemente, hace todo lo que está en su mano por protegerla y desde el principio es consciente de que aun así, en el mundo en el que viven eso no es suficiente. Matar a Prim es cerrar el círculo. Katniss hizo todo por salvarla y ha fracasado. Y no solo eso, la ve morir entre llamas por una trampa que diseñó su amigo Gale. Es horrible, es algo que destroza a Katniss para siempre, pero dentro de la historia... cuadra. Es algo que venía anunciándose desde el minuto uno de la novela, pese a que mucha gente se niegue a verlo. Gale siempre ha sido un revolucionario, no es frío y despiadado, es una persona que está harta y con muchos motivos para estarlo. Y es su amigo, y el símbolo de Katniss (el fuego)... lo que mata a Prim. Por otro lado... que votase "sí" a unos últimos Juegos del Hambre me pareció genial fuese cual fuese su motivación. Si dijo que sí para confirmar que Coin estaba detrás del asesinato de los niños, me parece genial. No iba a decir que no a una persona que mataba niños sin pestañear, a parte de que luego le da su merecido. Si, por el contrario, lo hizo porque de verdad lo sentía, no puedo juzgarla. Sería horrible, sí, pero tras lo sucedido, un poco de justicia poética tampoco venía mal. No obstante, da igual porque pensaba matarla de todas formas. Y finalmente, para aquellos que aun lo duden... Katniss SÍ está enamorada de Peeta. Que no le coma a besos ni sea demostrativa no quiere decir que no le quiera. Para mí es muy evidente que Peeta se ha convertido en algo más para Katniss a lo largo de los libros. Gale es un rebelde, un revolucionario. A él le importa la rebelión y realmente forma parte de ella. Katniss solo le pone cara, no coinciden en muchas cosas y se alejan poco a poco el uno del otro, mientras que con Peeta pasa exactamente al revés. La duda no es si quería románticamente a Peeta, sino a Gale. A mi no me parece que sea una elección por descarte. Son dos personas muy jodidas que encuentran consuelo la una en la otra. Peeta es lo único que le queda a Katniss después de lo de Prim y solo puede estar con él, es lo que necesita para sobrevivir. Y por muy mal que suene, eso es lo que han estado haciendo durante toda la novela: sobrevivir. Pero eso no implica que le quiera menos. Por todo eso, y más cosas, me parece que no podía haber habido un final mejor. ¡La vida no es una tómbola de luz y de color!

Finalmente, algo que me desasosiega el sosiego: La cosa no gira en torno a Katniss, Peeta y Gale. Pese a que todo el mundo se empeña en destacar que hay un triángulo amoroso, para mi los verdaderos protagonistas de todo este tinglado son Katniss, Peeta y Haymitch.  Katniss y Haymitch tienen una conexión impresionante. Haymitch la elige para darle todos los paracaídas de los patrocinadores porque es la que mejor se entendía con él. Ambos son de la Veta, con historias similares y durante todo el libro se remarca lo muchísimo que se parecen. La comunicación no verbal es más sencilla con Katniss que con Peeta y él lo entiende perfectamente. Son un equipo porque se entienden entre ellos y por eso, son el verdadero triángulo de la historia.

PD: Recomiendo encarecidamente que, quien quiera ir a ver la película, vaya a verla en V.O en la medida de lo posible. No es un capricho, ni es porque yo sea muy hipster-moderna. Es porque cualqueira que haya visto el trailer en español ha debido de sufrir un fallo multiorgánico. La voz de Katniss es de gilipollas integral y Effie dice "Peeta Patark". No digo nada y lo digo todo.


Happy Hunger Games and... may the odds be ever in your favour!

domingo, 12 de febrero de 2012

Conflicto diplomático

A veces la gente me da vergüenza ajena.

Doy por hecho que todos estáis al corriente de que Canal + Francia ha emitido una serie de sketches en los que unos guiñoles insinúan de manera poco sutil que el deporte español se utilizan métodos ilícitos para ganar tantísimos títulos como los que tenemos. Los guiñoles en cuestión ni siquiera comparten un parecido razonable con los deportistas españoles a los que intentan desprestigiar y, pese a que ha sido cosa de un canal concreto de la televisión francesa, nuestros periodistas, siempre elegantes, dueños de su superioridad moral, se empeñan en mandar constantes recaditos a "los franceses".

Tengo noticias para vosotros: En Francia hay cerca de 65 millones de personas, y me atrevería a decir que no todas están trabajando en Canal + Francia. Y aunqe lo hicieran, dudo que todos tuviesen asignada la importantísima labor de dirigir y escribir los guiones de videos de 2 minutos en los que muñecos de goma hacen el capullo en pantalla.

Lo mismo se me acusa de sacarle punta a las cosas. Lo mismo los grandes periodistas de nuestro país dicen "los franceses" para resumir. Quizá no ponen mala intención.Pero teniendo en cuenta que se sienten (al igual que muchísima gente de a pie) personalmente atacados por esta gigantesca chorrada galopante, lo mismo deberían hacérselo mirar. Cuando generalizan sobre nosotros nos sienta muy mal, pero no dudamos en meter a otros en el mismo saco de mierda cuando nos conviene. Hoy me siento generosa y tengo otra exclusiva para vosotros:

Han utilizado la imagen concreta de deportistas españoles como Casillas, Nadal o Contador; no han puesto a vuestras madres ni a vuestros hermanos. Han "atacado" a gente que cobra lo bastante como para no preocuparse por esas cuestiones o,si lo prefieren, para pagarse a un equipo de abogados que empapele a los responables de semejante agravio.

Pero no. Nosotros preferimos pasear un camión cerca de la Embajada Francesa que reproduce la opinión del soberano pueblo español sobre este tema de candente actualidad. Qué gran madurez ¿verdad? ¡Decid que sí! ¡Así se hacen las cosas, a ver si se van a pensar que de nosotros se puede reír cualquiera! ¡Una patria unida para luchar contra cuatro muñecos de goma! Qué malotes somos ¿eh? Seguro que el embajador estaba llamando al Palacio del Elíseo advirtiendo de un posible conflicto diplomático sin precedentes.

-Nico, chato, que aquí la gente se ha vuelto tó loca.
-¿Qué pasa?
-Que lo del 2 de mayo va a ser una tontería al lado de esto.

Si por un solo segundo la gente se hubiese parado a pensar (bueno, como si no se paran, pero por lo qué más quieran, ¡que piensen!) y hubiese visto la magnitud real del problema (¿he escrito problema? BOH), todos nos habríamos encogido de hombros y habríamos pasado del asunto. A mí me gusta el deporte y lo vivo mucho. Me gusta ver jugar a los deportistas españoles y me parece que el deporte español es estupendo... pero no soy partidaria de dar la cara por nadie. Yo no tengo por qué discutir con Canal + Francia sobre la calidad de los deportistas españoles porque para eso están otras personas a las que las pagan por hacerlo. Yo no tengo por qué soportar que la programación deportiva española acuse a toda la población francesa de lo que han hecho unos pocos y tampoco tengo por qué sentirme indignada por semejante soplapollez. El deporte español ya tiene a bastantes instituciones cuidando de él como para que un par de videos de guiñoles se conviertan en un tema de importancia nacional. Vosotros no sois los guardaespaldas (qué bien hilo los temas) ni los hermanos mayores de la élite deportiva española, así que podéis respirar tranquilos y dedicar tiempo de vuestra vida en buscar otro tema sobre el que indignaros.

sábado, 21 de enero de 2012

Feliz año y tal

Ya sé que es 21 de enero, pero me da lo mismo.

He acabado mis exámenes. Hoy mismo. Mi cerebro ahora mismo no sabe si correr en círculos, bailar el "Ai se eu te pego" o apagarse hasta nuevo aviso. Mientras lo decide, yo he recordado que durante más de un mes llevo planeando una lista interminable de entradas. La inspiración me asalta justo cuando tengo exámenes finales, es así de asquerosa. Ahora mismo no me acuerdo ni de la mitad de cosas sobre las que tenía pensado escribir, y teniendo en cuenta que he perdido muchísima práctica a la hora de escribir en castellano, casi mejor que vaya despacito, como en las rehabilitaciones.

Imagino que estáis al corriente de que estamos en 2012. La gente ha hecho sus balances del año pasado en función a la supuesta importancia de 2012. Sin embargo yo no soy profunda. Lo único que se me ocurre es decir que el 2011 ha sido un año igual de largo que el anterior pero un poco más corto que el que viene. O quizá no. Depende de si te crees que el 21 de diciembre del 2012 es el fin del mundo o no.

Qué incertidumbre. (Y yo con los exámenes aun frescos en mi memoria, no cuidáis mi salud, desgraciaos)

Tenía muchísimos temas pensados para mi reaparición en el blog, pero hay uno que sobresale por encima de los demás. Por lo apropiado, por estar a la altura de ese momento puntual y feliz de mi vida que es terminar un cuatrimestre.
Os voy a hablar del fin del mundo

Alegría, alegría, olé qué arte.

En los últimos días de 2011, los telediarios, esos prestigiosos fragmentos de programación que se jactan de ser serios y objetivos, estuvieron hablando de la "cuenta atrás" para el fin del calendario maya y el hipotético fin del mundo. La gente ya empieza a correr en círculos y a hacer cosas que debería haber hecho antes (porque se conoce que la amenaza de un inminente fin del mundo conocido da el empujoncito necesario para envalentonarse y embarcarse en nuevas empresas). Y mientras tanto, yo permanezco inmóvil en el sofá llorando en mi interior por la Humanidad. La Naturaleza y miles de años de evolución nos han dotado de un cerebro preparado para razonamientos complejos, para relacionar ideas abstractas y sacar conclusiones que incluso a nosotros nos asombran... y aun así, hay una gran parte de la población que prefiere que su IPod o la tele piense por ellos.

Los mayas, utilizando SUS CEREBROS, ampliaron su calendario circular de 52 años para cubrir mucho más tiempo. Fin. Los calendarios, por muy mayas que sean, simplemente se terminan. Vosotros cuando llegáis al 31 de diciembre y el día 1 de enero tenéis que tirar el calendario viejo de la cocina no creáis un drama a nivel planetario ¿verdad?. Pues ya está. Me parece bastante preocupante que la gente crea posible que se produzca el fin del mundo porque se acaba un calendario milenario en vez de por una explosión de una central nuclear como ocurrió en Chernóbil o como casi sucede en Fukushima. Estos eventos ponen en peligro la continuidad de la vida en la tierra de una manera real y tangible. Estos y muchos otros que se han estudiado y otros tantos que quedan por estudiar. Si la gente se parase a pensar realmente en lo que somos, en dónde estamos y en lo que hace que estemos aquí, no daría crédito a paridas de agoreros y catastrofistas sobre el fin de un calendario de una civilización de la que poca gente se había ocupado hasta ahora.


Habitamos dentro de un planeta que en sus 4.600 millones de años ha experimentado cambios brutales. Este es un planeta que ha pasado de ser completamente inhabitable a ser el único refugio con vida que conocemos. Disponemos de una atmósfera que nos permite respirar y que nos protege de cosas que no nos podemos ni imaginar. En el centro del planeta, bajo nuestros pies, se encuentra ese enorme núcleo interno de hierro y níquel que flota en magma. Gracias a eso disponemos de un campo electromagnético que nos protege de los terribles rayos ultravioleta. Este planeta tan alucinante en el que tenemos la suerte de vivir está flotando, a su vez, en el espacio, junto con un grupito de 7 planetas más (Plutón, pequeñín, yo te sigo queriendo) que orbitan con él alrededor del sol, nuestra estrella. El sol es una bola gigantesca de plasma que hace posible la vida en la Tierra. A parte de hacernos el favor de estar ahí para que podamos ir a la playa, en el núcleo de las estrellas se producen reacciones nucleares impresionantes y ellas son las causantes y el origen de todos los elementos químicos no sintéticos que forman todo lo que conocemos: desde los ladrillos hasta vosotros mismos. Por si todo eso fuera poco, la heliosfera protege a todo el sistema solar de "ataques externos".

Por otro lado, es verdad que las estrellas son astros con carácter... y nuestro Sol cada 11 años se vuelve "to loco". Este periodo de locura transitoria se llama "ciclo de actividad máxima solar" y se producen eyecciones de masa coronal o tormentas solares. Casualmente, nuestros amigos catastrofistas saben que en 2012 el sol va a estar en esta fase de "descontrol" y creen posible que una llamarada mortal alcance la Tierra.




Esto no quiere decir que otras estrellas no produzcan llamaradas asesinas-mortales-totales. No todas están tan bien educadas como la nuestra, ni están tan lozanas y jóvenes como nuestro queridísimo Lorenzo. El sol es una estrella relativamente jóven y, en comparanción con otras estrellas, es un enano pequeño. Cuando el sol alcance el ocaso de su vida y pida un plan de pensiones, su diámetro aumentará drásticamente y entonces la vida en la Tierra sí que va a ser una verdadera aventura. Pero siento decepcionar a los ansiosos catastrofistas, eso no ocurrirá hasta dentro de unos miles de millones de años. Por ahora, tocará lidiar con los daños en algún que otro satélite sin protección y contar con que puede haber fallos en las comunicaciones por radio... pero no será algo anormal ni fuera de lo común. Ya se han producido problemas por culpa de las tormentas solares y no ha habido una muerte masiva de la población. ¿Y sabéis por qué? Porque tenemos una atmósfera que no nos merecemos (bonita, qué hermosa eres, hay que ver lo que sufres y lo poco que te quejas). La ionosfera, la magnetosfera y el resto de capas, hacen su trabajo.

Ahora bien... ¿queréis saber qué cosas pueden provocar un fin del mundo tal y como lo conocemos? ¿Sabéis qué cosas son capaces de liquidar por completo un planeta o, al menos, matar a muchísima gente?

*Se oye un gran "SIII" en la sala*

Comencemos con cosas que todos conocemos: Terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, inundaciones, fallos en centrales nucleares, hurcanes, guerras nucleares y biológicas o atentados contra núcleos grandes de población civil. El que más y el que menos está expuesto a una o varias de esas cosas.

Por otro lado, y si queremos ponernos agoreros, podemos ver múltiples peligros más allá de la atmóstera terrestre. Podría impactar un asteroide contra la Tierra, por ejemplo. Si el asteroide es grande, el impacto podría provocar extinciones masivas. Ya ha ocurrido antes, la vida se recupera. La Tierra sana. Si el asteroide no es grande, sino escandalosamente grande, pues nos vamos todos a tomar por saco, que básicamente es lo que tiene que vender un "fin del mundo" decente. Nada de chiquilladas como las extinciones masivas. Muerte total. Tenemos una colección muy variada de asteroides y piedras cósmicas girando a algo más de un planeta de distancia. El Cinturón de Asteroides tampoco nos pilla tan lejos. Es verdad que es poco probable que nos golpee un asteroide tan sumamente grande como para comprometer la supervivencia del plantea, pero podría pasar. Si queremos ponenos agonías del todo... ¿Y si impactase algo que nos sacase de nuestra órbita y nos lanzase directamente al sol... o lejos de él? Atacar a la Tierra es muy, muy complicado... pero puede ocurrir. También podría pararse el la rotación de la tierra, destruyendo así lo que nosotros conocemos como estaciones. Nuestro propio Sol acabará por matarnos llegado el momento. El hecho de que la Luna se aleje de nosotros poquito a poco es otro ejemplo que nos demuestra que la Humanidad tal y como la conocemos tiene los días contados. La luna, que es la que pone orden en muchas cosas, terminará por pedir el divorcio, y entonces vamos a tener un gran disgusto. Si queremos ir más allá, podríamos pensar en encontronazos con agujeros negros o un pequeño seísmo en la corteza de un magnetar. Los magnetar son estrellas de neutrones con un campo magnético impresionante. Un temblor enano en su superficie puede lanzar un latigazo de rayos gamma de agárrate y no te menees. Pasando la unidad "agárrate y no te menees" al Sistema internacional de Unidades obtenemos unos... 50.000 años luz. Eso, o incluso más, es lo que puede recorrer el petardazo de energía y Rayos Gamma de un magnetar. Afortunadamente este tipo de estrellas nos pillan lo suficientemente lejos como para no tener que preocuparnos, porque si estuviesen a la distancia de nuestras estrellas vecinas, ya no tendríamos que preocuparnos por el 2012.

Si queremos salir del escabroso tema de los grandes peligros del universo y queremos volver dentro de nuestras fronteras atmosféricas, la extinción de las abejas acabaría con nosotros en un periquete. O la extinción del plancton. El deshielo de los polos podría provocar un cambio drástico en la salinidad de los mares y océanos y liquidar a las especies estenoicas. La desaparición de estas especies por acción directa del deshielo, provocaría daños colaterales, es decir, merma o incluso extinción de otras especies relacionadas con ellas. Y así comenzaría un efecto dominó que acabaría con muchos lloros y otros cuantos "si ya dije yo que esto iba a pasar". Los japoneses podrían ir a buscar atunes a la bañera de tu casa y tendrían más probabilidades de encontrarlos que en océanos azotados por el caos y la extinción. Podríamos ser testigos de la enésima canción con feat Pitbull: "Pitbull feat Manolo el del bombo". Podríamos sufrir los efectos de una guerra bacteriológica. Podríamos ser víctimas de algún inventito de algún laboratorio. O de la guerra nuclear (Recomiendo encarecidamente ver el video). Una guerra nuclear no es volar bombas en Nevada. Una guerra nuclear implica que al menos dos países y sus aliados (que a su vez tienen aliados) están dispuestos a repetir lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial. Y bueno, eso no es tan improbable como el temblor en la corteza de una estrella de neutrones.

Sin embargo, la gente sigue empeñada en creerse teorías sobre el fin del mundo, cuando yo, con casiveinte años, he sobrevivido a un buen puñado de presuntos fines del mundo y estoy deseando contárselo a mis nietos. Deberían estar contentos de seguir aquí llorando por el 2012 con la que está cayendo fuera y dentro de la atmósfera terrestre. Sin embargo, si la Humanidad desparece y la Tierra se convierte en un lugar inhabitable, podemos contar con que esas fascinantes especies extremófilas tendrán probabilidad de perpetuar la vida en la tierra. Sabiendo que existen criaturas que pueden vivir en un entorno con Ph 0'06, que pueden criogenizarse (y hablo de criogenizarse en serio, no de la basura esa que hizo Walt Disney), que sobreviven a temperaturas extremas, a condiciones de salinidad extremas o incluso a radiación... creo que podemos quedarnos tranquilos en ese aspecto. De todas formas, siempre quedará Chuck Norris para acompañar a estos organismos en medio de la devastación.

Este tranquilizador post ha sido patrocinado por: mí.