domingo, 12 de febrero de 2012

Conflicto diplomático

A veces la gente me da vergüenza ajena.

Doy por hecho que todos estáis al corriente de que Canal + Francia ha emitido una serie de sketches en los que unos guiñoles insinúan de manera poco sutil que el deporte español se utilizan métodos ilícitos para ganar tantísimos títulos como los que tenemos. Los guiñoles en cuestión ni siquiera comparten un parecido razonable con los deportistas españoles a los que intentan desprestigiar y, pese a que ha sido cosa de un canal concreto de la televisión francesa, nuestros periodistas, siempre elegantes, dueños de su superioridad moral, se empeñan en mandar constantes recaditos a "los franceses".

Tengo noticias para vosotros: En Francia hay cerca de 65 millones de personas, y me atrevería a decir que no todas están trabajando en Canal + Francia. Y aunqe lo hicieran, dudo que todos tuviesen asignada la importantísima labor de dirigir y escribir los guiones de videos de 2 minutos en los que muñecos de goma hacen el capullo en pantalla.

Lo mismo se me acusa de sacarle punta a las cosas. Lo mismo los grandes periodistas de nuestro país dicen "los franceses" para resumir. Quizá no ponen mala intención.Pero teniendo en cuenta que se sienten (al igual que muchísima gente de a pie) personalmente atacados por esta gigantesca chorrada galopante, lo mismo deberían hacérselo mirar. Cuando generalizan sobre nosotros nos sienta muy mal, pero no dudamos en meter a otros en el mismo saco de mierda cuando nos conviene. Hoy me siento generosa y tengo otra exclusiva para vosotros:

Han utilizado la imagen concreta de deportistas españoles como Casillas, Nadal o Contador; no han puesto a vuestras madres ni a vuestros hermanos. Han "atacado" a gente que cobra lo bastante como para no preocuparse por esas cuestiones o,si lo prefieren, para pagarse a un equipo de abogados que empapele a los responables de semejante agravio.

Pero no. Nosotros preferimos pasear un camión cerca de la Embajada Francesa que reproduce la opinión del soberano pueblo español sobre este tema de candente actualidad. Qué gran madurez ¿verdad? ¡Decid que sí! ¡Así se hacen las cosas, a ver si se van a pensar que de nosotros se puede reír cualquiera! ¡Una patria unida para luchar contra cuatro muñecos de goma! Qué malotes somos ¿eh? Seguro que el embajador estaba llamando al Palacio del Elíseo advirtiendo de un posible conflicto diplomático sin precedentes.

-Nico, chato, que aquí la gente se ha vuelto tó loca.
-¿Qué pasa?
-Que lo del 2 de mayo va a ser una tontería al lado de esto.

Si por un solo segundo la gente se hubiese parado a pensar (bueno, como si no se paran, pero por lo qué más quieran, ¡que piensen!) y hubiese visto la magnitud real del problema (¿he escrito problema? BOH), todos nos habríamos encogido de hombros y habríamos pasado del asunto. A mí me gusta el deporte y lo vivo mucho. Me gusta ver jugar a los deportistas españoles y me parece que el deporte español es estupendo... pero no soy partidaria de dar la cara por nadie. Yo no tengo por qué discutir con Canal + Francia sobre la calidad de los deportistas españoles porque para eso están otras personas a las que las pagan por hacerlo. Yo no tengo por qué soportar que la programación deportiva española acuse a toda la población francesa de lo que han hecho unos pocos y tampoco tengo por qué sentirme indignada por semejante soplapollez. El deporte español ya tiene a bastantes instituciones cuidando de él como para que un par de videos de guiñoles se conviertan en un tema de importancia nacional. Vosotros no sois los guardaespaldas (qué bien hilo los temas) ni los hermanos mayores de la élite deportiva española, así que podéis respirar tranquilos y dedicar tiempo de vuestra vida en buscar otro tema sobre el que indignaros.