martes, 13 de diciembre de 2011

Tarados sin fronteras

Con esfuerzo, empeño y dedicación ahora cualquiera puede ser cualquier cosa. Hasta imbécil. A veces me da por pensar en cómo es posible que la gente se deje controlar por según qué personas. Si en política de verdad estuviesen las grandes mentes de la humanidad, los hombres y mujeres más superdotados intelectualmente hablando y, en definitiva, la clase de personas cabales y formadas que deberían estar nos ahorraríamos muchas cosas: Disgustos, muchos problemas, caras de poker cuando vemos las noticias y yo, a título personal, me ahorraría tiempo de mi vida porque no tendría que escribir esta entrada. Pero el mundo funciona de otra manera... y ahora cualquiera puede acceder al mundo de la política. La receta es simple: Una cucharadita de enchufe, con tres tazones de morro del malo y espolvoreado con una completa falta de vergüenza. La mayoría de las personas que dirigen, o aspiran a dirigir el destino de las naciones ni siquiera son buenos oradores. No saben construir un discurso cabal y sin cabos sueltos. Puestos a decir chorradas podrían ocuparse de que sonasen convincentes, pero no. Hace bien poco, navegando por youtube, me encontré con esta perlita de sabiduría cortesía de James Richard Perry. Este individuo, por llamarle de alguna manera más o menos neutral puesto que no quiero empezar a faltarle al respeto tan pronto, ha batido dos records: El primero es que su video es el que más dislikes ha recibido en youtube; El segundo record, más extraoficial pero no menos significativo, es que en apenas 31 segundos ha conseguido hilar una cantidad casi infinita de soplapolleces. Talento no le falta.

Para aquellos que hayáis puesto el video, no sepáis inglés y no os hayáis molestado en buscar un video subtitulado, os cuento qué es lo que dice esta adorable criatura:

"No me avergüenza admitir que soy cristiano, pero no hace falta asistir a misa todos los domingos para darse cuenta de que hay algo que va muy mal en este país cuando los gays pueden, abiertamente, entrar en el ejército pero nuestros hijos no pueden celebrar abiertamente la Navidad o rezar en el colegio.
Como presidente, acabaré la guerra que Obama emprendió contra la religión y lucharé contra los ataques liberales hacia nuestra herencia religiosa. La fe hizo a América fuerte y puede volver a hacerlo. Soy Rick Perry y apruebo este mensaje."

Básicamente, nuestro amigo Ricky está diciendo que como sabe que nos gusta el arroz con leche, nos va a pasar un ladrillo por debajo de la puerta. Ahora toca analizar el texto en profundidad, como se suele hacer en este blog didáctico e instructivo:

"No me avergüenza admitir que soy cristiano". Qué valiente eres Rick. Qué valiente. Di que sí hombre, imponte. Debería darte vergüenza llevar tanto botox o decir las gilipolleces que dices, pero no ser cristiano. Ahí llevas toda la razón del mundo. Amén hermano. Otra cosa en la que Ricky ha dado en el clavo es en que no hace falta ir a misa todos los domingos para darse cuenta de que algo va muy mal en su país. Para eso le basta con encender la televisión o mirarse a sí mismo en el espejo. Pero el bueno de Ricky empieza a dar patinazos cuando empieza a comparar la velocidad con el tocino. Porque está fatal que gente que es homosexual pueda acceder al ejército para defender su país. Un país en el que residen, pagan impuestos y hacen sus vidas sin molestar a nadie. Además, toda esa tropa de desviados que están por Oriente Próximo luchando en guerras que su gobierno crea van a pasar unas Navidades fantásticas luchando por sus vidas entre botellas de Möet Chandon y belenes vivientes. Y mientras tanto, los pobrecitos niños que viven en el país de las oportunidades no van a poder celebrar la Navidad abiertamente. No van a poder poner su arbolito de Navidad, ni las luces, ni recibirán regalitos de Santa Claus. Tampoco estarán reunidos con sus familias y, evidentemente, pasarán esas fechas tan importantes reprimidos. Esos pobres niños que no pueden rezar en la escuela porque... pueden hacerlo perfectamente en su casita antes de irse a dormir. Esos pobres niños que van al colegio a APRENDER cosas de las que este señor, por llamarle de alguna manera, no ha debido de oír hablar en su vida. En definitiva, mientras los maricones y las tortilleras están entrando en el ejército como si aquello fuese Chueca, los niños no pueden rezar en el cole por la paz en el mundo. Ese es el argumento torticero de Rick Perry. ¿Lo entendéis ahora? Yo tampoco. Este pájaro lo que pretende es llegar, ni más ni menos que a Presidente de los Estados Unidos de América y llevarse por el camino, todas las agresiones que su religión recibe, empezando por la existencia de homosexuales en un país que se autodenomina de la "libertad".

El tema religioso voy a dejarlo aparcado por el momento porque eso merece una entrada a parte. En este discurso estúpido el problema principal es esa homofobia descarada y repugnante que exhibe sin tapujos nuestro amiguito Rick. Dentro del cerebro de Rick, los soldados homosexuales estadounidenses que están en Afganistán van por ahí esperando a que compañeros y amigos se agachen. Y si los que se agachan son los los enemigos se ponen aun más si cabe. Los duros Navy Seals no temen a nada salvo a que se les caiga el jabón en la ducha. Porque todo el mundo sabe que ser homosexual hace que sientas atracción sexual descontrolada hacia TODOS los miembros de tu mismo sexo ¿verdad? . ¿Qué pasa con los hombres y mujeres heterosexuales que sirven juntos en el ejército? Quizá Ricky tampoco quiere que las mujeres sirvan en el ejército pero necesita otro video para hacerlo explícito. Quién sabe. Por supuesto tampoco existen homosexuales cristianos. Esa gente desviada y enferma es totalmente opuesta a los rectos republicanos y tienen que ser apartados del rebaño limpio y obediente.
Ahora en serio.
Este tema me está tocando muchísimo las narices. A parte de esta tropa de analfabetos que permanecen en la ignorancia de manera contumaz, existen los amiguitos de la doble moral.


La homosexualidad existe y ha existido siempre. Y lo siento por vosotros, homófobos, pero va a seguir existiendo. Superadlo. Son gente exactamente igual que los heterosexuales. No es ninguna "moda" o ninguna "elección" ser heterosexual, homosexual o bisexual. Es una cuestión de lo que sientes, y no entiendo a cuento de qué la sociedad tiene que meter las narices en los asuntos privados del individuo. Cada uno que se acueste con quien quiera porque no entiendo en qué afecta a la sociedad la compañía que tengas en el lado derecho o izquierdo (o ambos) de la cama o con quien te cases. Pero claro, es por todos sabido que el matrimonio es una institución incorruptible. No hay mujeres y hombres que se casan por interés en vez de por amor. No hay hombres y mujeres que se casan y no pueden procrear. Luego están los que dicen que si los homosexuales se quieren casar y quieren hacer lo mismo que una pareja heterosexual que lo hagan pero que no lo llamen matrimonio. Muy lógico. Esos son los mismos a los que le parece muy bien que los homosexuales existan pero si su hijo o hija lo es, arde Troya. Hombre y hombre, mujer y mujer, mujer y hombre... a mí no me afecta lo más mínimo. Los que se ocupan tanto de la vida privada de otras personas dice muy poco de este tipo de gente. Ya se ha discriminado antes... y más tarde que pronto se ha terminado por rectificar esa postura. Ha llevado tiempo pero se ha conseguido.
Esta claro que el muy imbécil de Rick Perry aprueba su propio mensaje, pero lo más preocupante es que aun haya sectores muy amplios de la sociedad que asienten con la cabeza mientras este tío dice las cosas que dice sin dejarlas pasar primero por la cadena de montaje. Y esto ya me hace pensar que la culpa no es toda de esos políticos incompetentes, sin formación ni educación básica. La culpa es de aquellos que les respaldan porque no han sido capaces de informarse más allá del prejuicio establecido. No me parece ni medio normal que aun haya gente que en una conversación o durante una entrevista de trabajo pregunte cuál es el sexo de las personas con las que mantienes una relación. Me molesta que haya gente que aún vea con recelo que una pareja homosexual se bese en la calle o que cuando alguien diga que es bisexual murmure por lo bajini que es un vicioso/a. No creo que la sexualidad de cada persona sea algo que se pueda poner en tela de juicio. No influye en absoluto en la capacidad de esa persona para desempeñar un trabajo, en su nivel de responsabilidad y compromiso con otras personas o en sus habilidades sociales. Y si hay gente que no es capaz de entender eso a estas alturas... Ricky tiene razón: Algo va muy mal. En ese país, en este y en el resto del mundo.

Espero que Rick Perry durante sus idolatradas fiestas navideñas, entre oración y oración, le pida a Santa un par de kilos o tres de vergüenza, dignidad y, al menos, un hemisferio cerebral funcional. Que aunque los políticos suelan gustar aun siendo tontos, tampoco es cuestión de pasarse.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Hay una carta para ti (VII)

La dicharachera epístola esta vez va dedicada a...


Los impuntuales.


Estimado amigo impuntual:

Me dirijo a usted con la firme intención de manifestarle mi profunda curiosidad por esa desconcertante condición que es la impuntualidad. Según estudios recientes avalados por la Universidad de los Estudios Inútiles y el Instituto Tiremos-El-Dinero-Que-Nos-Sobra he podido comprobar que la impuntualidad no es un rasgo genético asociado a una sola raza, a una latitud o a una longitud. Es un fenómeno repartido de manera homogénea a lo largo y ancho del planeta al que todos estamos expuestos. Todos conocemos individuos que, como usted, carece de la capacidad de mirar un reloj. Ustedes los impuntuales poseen una disfunción motriz de los pulgares prénsiles que les impide ponerse un reloj de muñeca o pulsar una tecla al azar del móvil para ver la hora. Ahora la cuestión que nos ocupa es cuanto menos turbia:

¿El impuntual nace o se hace?

Según el Centro de Investigación Hagamos-un-estudio-para-que-lo-saquen-al-final-del-Informativo la puntualidad es una habilidad ninja que se aprende gracias a las lecciones magistrales de nuestro primer reloj suizo: Las madres. Allá donde hay una madre no hay impuntualidad. La impuntualidad, por temor a la mirada de la muerte, se autodestruye antes de entrar por la puerta. No quiero sembrar el desasosiego en su alma, pero es mi deber informarle de que si es impuntual, usted y solo usted tiene la culpa.

Según una convención social que aun no he logrado entender, usted dispone de un margen de 10 minutos que se denominan "de cortesía". No obstante, sabemos que usted no los tiene en cuenta. Una vez que la cortesía de la persona que le está esperando se ha agotado completamente usted hace acto de presencia caminando con una gran parsimonia como si la cosa no fuese con usted. En este caso, cotidiano para usted, pueden ocurrir dos cosas:

  1. La persona que le está esperando le mirará con considerable hostilidad y hará algún comentario del tipo "cómprate un reloj" o "¿qué horas son estas?". Le recomendamos que, si no tiene mucha confianza con la persona, se invente una excusa que justifique su poca vergüenza. En caso de que haya confianza... por lo menos invite a algo a esa criatura paciente que tiene por amigo.
  2. Usted llegará al punto de encuentro y, para su sorpresa no habrá nadie. No se sienta aliviado. Con toda seguridad usted no ha sido el primero en llegar lo que significa que sus compañeros se han hartado de esperarle durante 30 minutos y han regresado a sus casas. Le recomendamos encarecidamente que vuelva corriendo a su domicilio y esté pendiente del teléfono. Probablemente usted recibirá una llamada poco amigable a lo largo de la jornada.

Yo sé bien que de ser por usted, se habría quedado 12 meses en el vientre de su madre, pero la oxitocina, esa hormona traicionera, le metió prisa. He aquí mi consejo amigo: Acostúmbrese. La gente no vive para esperarle a usted por mucho que se empeñe. Hemos detectado que existen sujetos que, a parte de convertir la impuntualidad en una norma en sus relaciones sociales, también lo hacen en su vida profesional. Sigan mi consejo, amigos:

Más vale fichar tarde que nunca, pero si no quiere dejar de fichar, mejor sé puntual.


Aquí le adjunto un bonus track:


Los impuntuales que se dedican a la docencia.

Esta subespecie de impuntuales sufren este mal de una manera mucho más severa que el resto de sus compañeros de fatigas. Son especímenes que poseen una autoridad que no la da firmar una nómina. Son seres ancestrales que se ganan el respeto, el miedo y el odio encubierto de los alumnos a golpe de ausencia y boli rojo.
Estimada persona puntual que padece los abusos de estas criaturas sin corazón, lamento comunicarle que está completamente indefenso a los perversos deseos de esos impredecibles seres. He aquí las normas básicas de comportamiento del típico profesor impuntual:

  • Faltará sin enviar un aviso y le importará un comino que usted, persona responsable, haya tenido que hacer un viaje para nada.
  • Encima de faltar, pedirá que buseque una hora libre en su horario para recuperar una de las muchas clases a las que faltó.
  • Si llega con media hora de retraso al aula, puede darse con un canto en los dientes.
  • Si llega a clase y no hay nadie, encima se ofenderá.
  • Si hay gente que no puede asistir a la clase de recuperación porque el horario coincide o por cualquier otra circunstancia, se sentirá agredido, menospreciado y vilipendiado como ser humano y llorará porque no se valora su titánico esfuerzo.
  • Inventará excusas estúpidas que pueden desmontarse con suma facilidad.
  • Y por último, pero no menos importante... este tipo de profesores, a parte de todo lo anterior, tienden a ser bastante mediocres en líneas generales.


Diga no a la impuntualidad. Diga no dos veces a la impuntualidad si encima es profesor.


Sin otro particular (que no quiero entretenerle en caso de que vaya a ir a algún sitio), le saludo atentamente.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Series de mis amores (II)



Os voy a hablar de la última de mis sonadas obsesiones en lo que a series de televisión de refiere:





Antes de nada tengo que decir que mi experiencia previa con el mundo zombie se puede resumir con el videoclip de Thriller. No obstante, me lo estoy tomando muy en serio, tanto que dediqué dos tardes en las que debería haber estado haciendo algo útil (según mi madre) para ponerme al día con todos los capítulos. El problema con mi madre es que no entiende que estoy instruyéndome en el sucio, sanguinoliento y repugnante arte de matar zombies, algo muy prudente dados los tiempos que corren. Viendo cómo está el patio puede haber un inminenete apocalipsis zombie y nos puede pillar a todos con el culo al aire. Lo mismo es el 20N, puede levantarse hasta Paquito, indignado como el resto de españoles y decir que con él estas cosas no pasaban o quizá el apocalipsis llegue con el reinicio del calendario Maya. Pero mi madre no entiende que yo estoy invirtiendo en el futuro sin comprar letras del tesoro y se queja de que veo a babosos con maquillaje en vez de formarme intelectualmente. Ayseñorllévamepronto.

Los visionarios como yo tenemos que padecer esta feroz incomprensión, pero ya me reiré yo cuando el gobierno ponga anuncios del tipo "esto lo arreglamos entre todos" para cuando los zombies se pongan a comer seres humanos. En fin... pensaba decir lo mucho que me ha gustado la serie en general y tal, pero creo que ha quedado claro que me ha calado, por lo que pasamos a otra sección del análisis:

Cosas que conviene saber antes de ver la serie:

  • Si eres de las personas que se encariñan rápido de los personajes, puedes verla, pero estarás condenado a sufrir.
  • Si eres sensible con el tema de las vísceras, la sangre y la muerte en general... vas listo.
  • Si no eres sensible con ese tema, lo mismo alguna que otra vez te quedas con ganas de más, pero la serie en general está genial.
  • Posiblemente, después de ver algunos capítulos te apetezca hacerte un kit de supervivencia para un apocalipsis zombie. No te olvides de llevar ropa interior de repuesto.
Y ahora vamos con lo importante:

Los personajes


Rick Grimes a.k.a el personaje adorable de "Love Actually" que se declara de una manera preciosa a Keira Knightley. Es un sheriff, marido de Lori, padre de Carl y mejor amigo de Shane. Decir que sobrevivió a un disparo, a un coma y a un apocalipsis zombie no expresa ni un cuarto de la mitad de lo que mola Rick. Solo a un sheriff más duro que los empastes de Hulk se le ocurriría llegar a una Atlanta post-apocalíptica montado a caballo. Solo él decide esconderse dentro de un tanque para huir de una horda de zombies y solo él es capaz de proponer una idea descabellada como untarse de visceras de caminante para pasar desapercibidos entre ellos. Pero no solo eso. Solo alguien tan genial como Rick Grimes está preparado para ser el último en llegar a un grupo y ponerse a partir el bacalao. Porque admitámoslo, le cuesta dos segundos arrebatarle a Shane el liderazgo. No obstante, le encanta ponerse en peligro por los demás a pesar de ser un padre de familia. Tiene buen fondo, pero en lo que respecta a su familia es de poco pensar. Alma de cántaro ¿cómo se te ocurre llevarte a tu hijo por el bosque, con riesgo de encontrarse con caminantes o con otros tipos de peligros? "Hacerte el guay con tu hijo" está por debajo de "sobrevivir" en la escalaeneral de prioridades. Como dato irrelevante, es el flamante poseedor de un par de cuernazos "por error de cálculo". Si él se diese cuenta de esa mácula que empaña su excelente currículum, implosionaría y el mundo dejaría de tener sentido.


Shane: A parte de ser el segundo poli más duro de la serie y más mejor amigo de Rick es el hombre con las orejas más raras que he visto jamás. Al menos será así hasta que Rick se entere de que Shane ha estado frungiendo con su mujer durante su coma.A ver, no suena tan mal como parece. Shane dio a Rick por muerto cuando los zombies tomaron el hospital y se fue a buscar a Lori y a Carl... y como todo el mundo sabe, el roce hace el cariño, los apocalipsis zombies unen mucho y al final surgió la llama entre el amigo del marido y la presunta viuda del marido. En ese contexto, y teniendo en cuenta que ambos pensaban que Rick había cascado, pues no es infidelidad... el problema viene cuando Rick aparece vivito y coleando y tanto Lori como Shane se quedan con una poker face de libro porque nunguno contaba con que Rick es técnicamente inmortal visto lo visto. Esto no habría ido a mayores si a la gente no le gustase tanto dramatizar las situaciones. Shane debería haber hablado con su amigo sobre el tema de beneficiarse a su esposa. La cosa, según mis guionistas mentales debería ser más o menos así:

Shane: Oye Rick, tío... mira, que tengo una cosa que contarte.
Rick: Sí, cuéntame bro, de verdad, gracias por cuidar de mi mujer y mi hijo, no sé cómo te lo voy a agradecer.
Shane: Creo que sé cómo puedes agradecérmelo
Rick: Pues tú pide, lo que sea.
Shane: Tu mujer no ha estado precisamente desatendida básicamente porque hemos estado acostándonos. He cuidado muy bien de ella y por eso, lo mínimo es que olvidemos el asunto y aquí paz y después gloria.
Rick: ...
Shane: Venga, que aquí no ha pasado nada
Rick: ...
Shane: ...
Rick: Vale.

Pero no. Ahora Lori está enfurruñada con Shane, Shane está en plan emo y la vida es una tómbola. Hay que ver cómo se complica la gente la vida. Cabe destacar que desde el principio ha sido uno de los personajes más odiados de la serie. Yo le defendía con uñas y dientes hasta el capítulo del pasado domingo, pero ahora por mí puede picársela un pollo porque lo que hizo no tiene nombre.

Lori Grimes: La mujer de Rick, la que ha estado frungiendo con Shane, la madre que en medio de un apocalipsis zombie, en vez de decirle a su hijo que se quede en un lugar seguro le deja que se de el capricho de acompañar a su padre porque "no quiere ser la mala". Familia Grimes... necesitáis poner en orden vuestras prioridades, en serio. Vuestro hijo no tiene amigos con los que poneros verdes, podéis dejar eso de ser padres enrrollados para cuando se extingan los zombies.
Lori, por otro lado, culpa a Shane de hacerla creer que Rick estaba muerto cuando, como se ve claramente, no es así. Hija, sé honesta con tu marido, que es un cacho de pan y deja de ir por ahí quejándote de la vida. Vaya culebrón, por la gloria de mi madre. Por otro lado, me gusta cuando defiende a Rick de la tropa de guarracas entre las que destaca Carol, a la que voy a dedicar un par de líneas o tres.

Glenn: Glenn es adorable. Perfecto. A parte de sorprender a Daryl Dixon con su soberana inteligencia (que es mucho decir), le salvó la vida a Rick en Atlanta y fue el único que tuvo valor de unirse al plan de embadurnarse en vísceras de zombie... sin contar con que huyó de la horda en un deportivo rojo guindilla con la alarma pitando a todo volumen. Eso es estilo y lo demás son tonterías. Más vale que los guionistas le dejen vivir porque si no mi ira será terrible.


Daryl: Este hombre al parecer no aparecía en el comic, pero no puedo describir de manera apropiada lo mucho que me alegro de que los guionistas de la serie hayan decidido integrarle en el grupo. No solo es una bestia parda que mata zombies con una ballesta y que podía competir con Rick en "machosidad" con una mano atada a la espalda, además le ha salvado la vida en varias ocasiones a T-Dog (un personaje inútil al que no le dedicaré un apartado que solamente existe para demostrarnos que los tontos del culo sobrevivirán tmabién al fin del mundo) y se está ocupando de buscar a Sophia como si le fuese la vida en ello. Y todo ello a mientras busca a su hermano, caza para el grupo y es absolutamente genial a tiempo completo.


Carol: La que peor me cae. Su marido la pega con frecuencia. Shane, cuando le pilla, le da una paliza para que no se le ocurra volver a tocarla pero Carol, en un alarde de inteligencia, decide irse a cuidar de su marido en vez de darle las gracias a Shane. Solo sabe llorar, quejarse y dar por saco. Cuando su hija se pierde en el bosque mientras huye de un caminante Rick es el único que va a ayudarla y aun con esas, él tiene la culpa de que su niña ande sola por ahí ¿Le veis la lógica? ¿No? Pues yo tampoco. Si tanto quieres a tu hija y tan mal lo ha hecho Rick, haber ido tú, so asquerosa. Pero no se queda ahí, no solo no le parece suficiente tocar las narices a Shane y a Rick... después de que Daryl de haya dejado los cuernos buscando a Sophia, ella se dedica a llorar por los rincones para hacerle sentir culpable por haber dejado de buscar UN RATITO (porque Daryl puede parecer un ser superior, pero no lo es, es humano). Es una experta "drama queen" y me cae mal. Muy mal. Y eso que siempre he sido comprensiva con el dolor de una madre, pero es que esta tía se dedica excusivamente a quejarse y a dejarle el trabajo sucio a otros.


Andrea es la más molona de todas las chicas que hay por el momento, por lo menos es la que más promete a pesar de los pesares. Perdió a su hermana Amy a manos de los zombies en la primera temporada y ella misma fue la que tuvo que matarla cuando se convirtió, intentó acabar con su vida cuando llegó al CDC, pero Dale actuó rápido y la hizo salir de allí. Sin embargo y por razones que no alcanzo a comprender, está enfadada con él porque cree que la manipulo de alguna manera para que no cumpliese su objetivo. Yo discrepo, si de verdad hubiese querido matarse lo habría hecho. Cuando se le pase la tontería la amaré plenamente.

Dale: el abuelito del grupo, adorable a más no poder. Adora a Andrea y ella se pone mohina, pero sé que se le pasará porque Dale se hace querer. Para mí es intocable. Punto.


Hay más personajes, pero, o bien salen poco, o me parecen demasiado irrelevantes como para dedicarles un apartado (vease T-Dog)



PD: ¿Hace falta que avise al principio de que la entrada está plagada de spoilers?

PD2: "Machosidad" es un concepto muy útil que no existe. No lo busquéis en el diccionario.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Vacaciones de verano para mí

Juro solemnemente que si vuelvo a escuchar a Amaral cantar "no quedan días de verano" voy a asesinar a alguien.


Después de dar este dato tan relevante y significativo, toca hablar de mi verano:


Por un lado he hecho lo típico que hace la gente normal en verano, a saber:

Hacer vida social, tirarme en la hierba para disfrutar de la vida contemplativa, comer muchos helados, beber muchos sorbetes, salir por ahí y hacer turismo fiestero por la Comunidad de Madrid, ir a la feria y montarme en las atracciones más salvajes que he encontrado, comprar en las rebajas de verano, ir a mi pueblo, comprarme unas gafas de sol que hacen que parezca una superstar, ver muchas pelis y engancharme a nuevas series.

Por otro lado he hecho lo típico que hago yo:

  • He intentado aprender cómo ser una buena ama de casa. Centrémonos en el verbo "intentar"
  • Me he abrazado al ventilador y me he reido sola escuchando mi voz de robot.
  • He hecho un maratón de películas de Disney. Aun tengo video y funciona perfectamente y me encanta ver el emblemático veteado de la imagen del VHS en una pantalla de 42 pulgadas en la era de la alta definición.
  • He logrado echar la beca. Cuando pregunté cuándo se abrían las solicitudes de becas del Ministerio las señoritingas de la UAM me dijeron que seguro que empezaban a mediados de julio. He aprendido que en el argot de esta gente "mediados de julio" significa "casi agosto". Me puse a rellenar los doce millones de datos que te piden y cuando iba a confirmarlo... me dice que mi DNI y el DNI de los miembros de mi unidad familiar eran incorrectos. Pensé que podría haberme equivocado tras haber copiado concienzudamente los números del DNI y pensé que posiblemente habría podido pasar por alto un error a pesar de haberlo revisado tres veces con mi extraordinario ojo clínico para los fallos... no, realmente no lo pensé, pero aun así lo revisé otra vez. Y aun así me decían que nanay, que mi DNI y que los DNI de mi familia eran una mentira, que no éramos quien decíamos ser. Le pregunté a mi madre si estábamos en algún programa secreto al márgen del Estado o teníamos pasaportes falsos porque éramos agentes dobles del KGB pero me dijo que no y me preguntó si había bebido. Decidí llamar al Ministerio de Educación acompañada por mi mejor amiga y como nos atendió un contestador nos pusimos a cantar "Tengo derecho a mi beca, tengo derecho a mi beca" al darnos cuenta que ninguna de las opciones que pedíamos estaba disponible o servía para resolver mi problema. Finalmente, no sé cómo ni por qué, logré enviar mi solicitud. Ahora solo falta que no me la concedan. Amosnomejodas.
  • He releído libros de mi infancia que me gustaron en su momento pero que ahora no me gustan (véase Memorias de Idhún)
  • He ido a mi pueblo y me he dedicado a leer sola en la habitación y a dar clases a mis primos para dejarles lo suficientemente cansados para que no viniesen a tocarme las narices. Sorprendentemente mis tíos, al verme leer tanto, han supuesto que tengo una habilidad innata para la docencia y me mandaban hordas de niños para que los instruyese y culturizase.
  • He visto "Game of Thrones" y me he pasado todo el verano deseando que el lema de la casa Stark se fuese verdad: "Winter is coming"
  • Me he pasado el Dragon Age siendo buena buenísima, siendo buena con algún desliz moral y siendo más mala que el final de Lost y solo puedo decir que el camino de la maldad me motiva mucho más.
  • He visto Super 8 (que, por cierto me encantó) y el Capitán América (al que le debo una reseña, por cierto)
  • Pero ante todo... Harry Potter ha ocupado mi verano. Me he releído los libros , he vuelto a ver todas las películas, contagié a mis amigas para que se unieran al fenómeno, me he pasado de nuevo varios de los juegos que tenía,se ha cerrado el círculo y he clausurado mi infancia. Y cuando pensaba que nada más podía captar mi atención Pottermore entró en mi vida.
Pottermore, para el que no lo sepa, es una ida de olla impresionante de la cual pienso ser parte activa. (Si queréis la explicación oficial, googlead coñoya, no os voy a explicar yo todo)
El caso es que esta maravilla, este vasto campo para que mi frikismo corra libre como el viento ha despertado mis viejos dilemas pottéricos. En teoría van a tener que seleccionarme para una casa y solo tengo que decir que como no entre en
Slytherin
voy a avadakedavrear a todo el mundo.






Ahora toca disfrutar lo que queda, entrar en el estado de negación y sobrevivir a la vuelta. Que os sea leve.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Boletín informativo

Damas y caballeros, niños y niñas, personas y personos, gente que sabe leer y gente que no...acabo de cumplir casiveinte años. He abandonado silenciosamente los dieciocho y la vida sigue igual. No temáis, la madurez siempre va un paso por detrás de mí.

Prometo actualizar con algo decente pronto, antes de que la senectud me haga perder facultades.
Feliz lunes y tal.

martes, 23 de agosto de 2011

"Agradecida y emocionada solamente puedo decir... ¡Gracias por venir!"



Quéfuertequéfuertequéfuerte... Hoy si que os traigo un notición.

¿A que no sabéis que ha venido el Papa?

Sí, lo sé muchachos, yo tampoco me había enterado. Como los medios no han cubierto la noticia, ni ha habido problemas. Como no ha sido complicado moverse por Madrid y ni ha habido ninguna polémica y, ni siquiera hemos comentado nada sobre el tema... pues no nos habíamos enterado de que su Santidad ha venido a vernos. Lo malo es que se ha ido ya. El pobre hombre, que se ha tomado la molestia de venir sin armar escándalo, solo para vernos a todos, hijos de dios... se ha marchado igual que ha venido. Sin ruido y sin que nadie le preste atención. Desolada estoy, oigan.




Y ahora en serio. Como madrileña solo tengo que decir:

Ya vale ¿no?

Si no es el 15M, son los que van con cacerolas a casa de Gallardón. Cuando no es el Papa es el 17A. Cuando no es el 17A, pues ahí están los del 15M que son inasequibles al desaliento. Si no es el Papa es Esperanza haciendo cosas que pueden matar a una persona normal. Cuando no es una horda de futboleros de camino al Bernabeu para ver un Madrid-Barça o los señores con polos de color verde y mochilas con poderes mágicos... es el 15M otra vez. Y cuando no... es todo eso junto. Así no hay quien vaya por Madrid, coñoya



Por cierto, aquí dejo mi opinión sobre el tema de la visita de su Santidad, para el que le interese:


Hace una semana no quería que viniese por el simple hecho de que me iban a cortar Madrid. Ahora, y de no ser porque no hago esas cosas, rezaría para que no volviese otra vez. Aquí, a parte de la fervorosa devoción, la juventud encarrilada en el camino de Jesucristo y toda la felicidad reinante... ha habido también cierta acritud. Entre las manifas, los titulares de la prensa, los amagos de atentado y todas esas maravillosas cuestiones...destaco los elaborados debates producidos entre laicos y cristianos (o cristianos y laicos, que yo no discrimino)

Unos: ¡Menos religión! ¡Más educación!
Otros: ¡Esta es la juventud del Papa!
Unos: ¡Menos crucifijo y más trabajo fijo!
Otros:¡Benedicto, Benedicto!
Unos: ¡Yo soy pecador, pecador, pecador!

Muy bien, muchachos. Me alegra saber que congeniáis. Se nota que os escucháis mutuamente y que no sois gilipollas ni nada de eso. Noooo, qué va, para nada.

Si yo me hubiese puesto a gritar en medio de sus cánticos cosas como "Dale a tu cuerpo alegría Macarena" o "Se ve, se siente, Chiquito presidente", seguro que ni se enteran.

Y sobre el tema de los beneficios económicos:

Los chorricientos peregrinos que han estado por donde yo vivo han estado en unos magníficos hoteles con piscina que a nosotros, españolitos de a pie, nos gusta llamar "gimnasio de instituto". Eso implica un elevadísimo desmbolso por su parte que asciende a la friolera de... cero. Por otro lado, tenemos a los otros desgraciados que han terminado en un hotel, como haría la gente normal.

Les han hecho rebajas para comer y vales descuento especiales "para los peregrinos". Se ve que el impacto de la visita ha hecho que se deje de timar a los guiris con los precios de la sangría como se ha hecho toda la vida. También les han hecho rebajas en el transporte público porque... pues no se me ocurre por qué. Todo esto significa que habrían podido ganar más dinero si les hubiesen cobrado igual que a cualquier hijo de vecino.
Pero no teman porque está todo pensado. A los que nos quedamos aquí, nos han subido el precio del billete sencillo de metro a un euro y medio y, por ejemplo, a los del museo del Prado se les ha ocurrido la feliz idea de poner la entrada a 10 euros por la técnica ninja del "sí o sí". Y no, no es porque hayan dejado pasar la valiosa oportunidad de cobrar 7 o 10 euros de entrada (a elección del consumidor) a una horda de peregrinos que han hecho un esfuerzo por venir a España desde los lugares más remotos. Qué va. Lo hacen para que los usuarios "disfruten de todas las posibilidades de su recorrido por el museo". Qué majos.
No solo no cobran a esa gente que posiblemente habría pagado sin dudar por esa oportunidad única de visitar uno de los museos más representativos de Madrid... sino que, encima, suben el precio de la entrada para que los que nos quedamos podamos "optimizar" nuestra visita al museo.

El tema económico está muy bien. No digo que no se vaya a ganar dinero y no digo que esta visita no haga publicidad a ésta, mi ciudad (lo que significa más dinerito a largo plazo). Pero también me parece una tomadura de pelo tanto descuento y tanta historia. Todos a pagar lo mismo, que ellos son peregrinos, pero yo soy estudiante. Ellos se han pagado un billete de avión a Madrid. Yo solamente me he ido a la pisci de mi barrio. Creo que me merezco un descuento. Aunque no tenga el polo verde o la mochila con poderes mágicos. Creo que es lo justo.


Pues eso, visto lo visto...
cada uno en su casa y dios en la de todos.






miércoles, 3 de agosto de 2011

Para Bella sin amor

Yo prometo que me curro las entradas.

De verdad de la buena.

Pero como es agosto y alguien me ha pedido que rescate una entrada de mi antiguo blog de hace bastante tiempo...pues voy a copypastear.


" Para empezar fuerte, hoy toca hablar de Bella Swan (o Bells para los amigos) la protagonista principal de la tetralogía de Stephenie Meyer, los best-sellers del momento.
Dado que acabo de terminar "Amanecer" y que en unas semanas estrenan la adaptación cinematográfica de "Crepúsculo", me veo en la obligación de concederle a Bella el honor de aparecer en la sección "Para [inserte aquí el nombre del personaje] sin amor"

Los cuatro libros en cuestión tratan en profundidad el amor que Bella Swan (una humana con muchos más defectos que virtudes) profesa a Edward Cullen (un vampiro macizorro y descafeinado). Obviamente la no-gracia del libro está en que inmediatamente descubrimos que ese amor es repugnantemente recíproco y así la autora tiene una excusa para darnos la lata tres libros más intercalando alguna que otra biografía, conflicto o triángulo amoroso sin importancia.
Bella es presentada como una adolescente humana bastante normalita en lo que a físico se refiere, incapaz de dar dos pasos sin tropezar o hacerse una herida sangrante en alguna parte del cuerpo y, ante todo, como una chica centrada, madura y responsable.
Tras la separación de sus padres Bella llega al pueblucho de Forks, situado allí por donde Cristo perdió el mechero para, a parte de estar con su padre, ser su cocinera y levantar pasiones entre los varones del instituto.
Nada más llegar todo el mundo es amigo suyo, habla con ella y le echa una mano. Todo el mundo salvo Edward Cullen, que en un principio se comporta como un rancio y eso es algo que a Bella le desasosiega el sosiego... porque pase lo que pase, la niña de las narices siempre tiene pegas para todo
Su mayor angustia es que Edward la mire. Da igual como ni cuando, no se para a pensar si la mira bien o mal... a ella nada más sentir la mirada de reojillo hace que se le caigan los calcetines.
Edward es majo, luego no, luego sí, luego otra vez no... y entre medias se disculpa para que Bella ponga cara de pánfila, asienta y le diga que no hay ningún problema, que a ella le pasa eso mucho cuando está con la regla y demás chorradas para justificar el comportamiento de Edward.
Cuando por fin Edward llega a la menopausia y supera la etapa de "Ahora no te ajunto, ahora si te ajunto" y comienzan a congeniar, Bella empieza a sospechar que ese chico no es normal. Observemos la agilidad mental de Bella:
La nena ve que Edward parte un coche prácticamente por la mitad para salvarle la vida y a partir de ahí empieza a tener algunas dudas sobre la naturaleza del chaval.
Y ahí es cuando esa mente preclara de Bella comienza a barajar hipótesis y se las cuenta a Edward. Compara al muchacho con todos los personajes de Marvel y luego cae en la cuenta de que es PROBABLE que sea un vampiro.
A estas alturas, el lector se da cuenta de que Bella, a parte de ser más lenta que dar la vuelta ciclista a España en bicicleta estática y más inútil que un supositorio con sabor a fresa ... es gafe.
Resulta que si no quieren atracarla, matarla o convertirla en vampiro una vez al día, la chica no se queda tranquila. Si no se tropezara con sus propios pies y se esmorrara constantemente, el mundo se colapsaría.
Eso se ha convertido en una norma universal. Edward va todo el día detrás de ella sujetándola, porque es una floja.
Si cada tres líneas no aparece "Me maree","sentí que me olvidaba de respirar", "me sentí débil" o "me sentí algo incómoda" es que no estás leyendo Crepúsculo (o cualquiera de los otros tres). Lo mismo se podría decir de sus alabanzas continuas a Edward. No puede faltar una descripción pormenorizada del ojo izquierdo del vampirito de marras o un comentario de seis páginas sobre lo que significa que Edward "muestre su maravillosa sonrisa", y todo esto siempre acompañado de la gran frase:

"Aún no lograba entender como era posible que Edward me amase a MI"
*Mode "o sea que fuerte" on*

Que no me lo crea yo vale... pero ella...¿Edward es tan torpe expresando sus sentimientos? ¿Es ella demasiado corta, insegura y abnegada como para sumirlo? ¿Serán las dos cosas?
No obstante... a pesar de que su amor por Edward es lo más grande, lo más bonito, lo más cursi y lo más ñoño del mundo... su ENORME corazón (Ya que la naturaleza no la dotó muy bien de cerebro, había que suplirlo con otra cosa) aún tiene espacio para otra persona más.
Jacob. Sí amigos. Todos sabemos que Jacob va a ser el pringado de la saga. El amigo fiel, majo, guapete y amable. El amigo-pañuelo.
Edward abandona a Bella para protegerla, ella encima SE CREE que la deja en serio porque no da la talla. A esto le siguen diecisiete capítulos de lamentaciones tales como:"Sentía un agujero en el pecho", "Solo pensar en Edward me dolía" y finalmente llega Súper Jacob para levantarle a Bella la poca moral que tiene, intenta que se quiera un poco y se considere un poquito más que una mierda y, cómo no, Bella se pone tierna. Descubre que a parte de los vampiros descafeinados, sobreprotectores y calzonazos le gustan los licántropos amigables y pringados.
Esa es la parte en la que Bella debería haber ido al psicólogo, pero no. Ella tiene dudas.
Tras dar el coñazo con Edward, ahora nos añade que Jacob también le hace "tilín".
¿Cómo es eso posible? Si Edward es el amor de su vida, le duelen hasta las pestañas cuando él no está y no sabe hilar un pensamiento sin recordarnos lo MACIZO que está su novio... no puede sentir nada hacia Jacob porque si no todo el eje de la historia se desmorona.
Pero eso no es todo: Ella y Edward deciden casarse. Bueno, no exactamente... Edward decide que se van a casar, pero Bella, aun que detesta la idea del matrimonio, decide no hacerle un feo a Edward y tragar. Pero no subestimemos la infinita capacidad de Bella, ella tiene un as en la manga... a cambio del bodorrio ella quiere ser convertida en vampiro para vivir eternamente y seguir contándonos por el resto de la eternidad lo guapo que es Edward, lo bonitos que son sus ojos de topacio y lo increíble que le resulta que se haya fijado en ella.
Hasta ahí todo muy bonito, se han montado la vida que te cagas... pero durante todo el libro de Eclipse no hacemos más que leer los traumas de Bella al respecto.
La conversión le da algo de miedo pero por otro lado es un asunto de vida o muerte porque si cumple 19 años Edward seguirá teniendo 17 años eternamente y por consiguiente será demasiado vieja para él.
Ese es el gran razonamiento de Bella.
Cuando Jacob se entera de los planes de boda y le invitan a ser el padrino, el chico se lo toma un poco a mal y se va al quinto arbusto porque quiere desaparecer del mapa. Lo lógico.


Finalmente, al llegar a Amanecer, Bella se supera a sí misma y condensa todos sus defectos en un solo libro, tal vez como recordatorio. (Muy bien Meyer, extractando lo realmente importante)
Se produce el bodorrio del año. Tiene una fiesta impresionante, un vestido de princesa de cuento, el beneplácito de sus padres (que a decir verdad importan una mierda a lo largo del libro), dinero para empapelar la fachada del Escorial, cochazos a cascoporro, un marido guapo, inmortal, tan ñoño como ella, calzonazos y absolutamente permisivo (tanto que la permite tontear con Jacob y justificarla en todo) y ella no está contenta. ¿Por qué? Pues porque Jacob no ha venido a su boda.
Madre del amor hermoso... ¿por qué será? ¿Tal vez por que le invitaron a la boda de la chica que ama? No sé... estos personajes tienen una personalidad tan compleja y unas motivaciones tan poco claras... están tan bien perfilados, son tan profundos y redondos que no me abruma el inmenso abanico de posibilidades que hay para justificar sus acciones. *Creo que me he pasado con el sarcasmo*

Lo cual nos lleva a una conclusión... sin Jacob las cosas no son perfectas, sin Edward la vida no tiene sentido... ¿Que coño quiere?
El caso es que la respuesta a esa pregunta da igual porque Jacob vuelve por Bella al igual que el turrón vuelve por Navidad... y la nena se queda a gusto, por que vamos... es una completa sufridora, no hace más que llevarse disgustos la pobre *Creo que me estoy pasando con los sarcasmos ...otra vez*
Posteriormente llega la Luna de Miel. Edward se la lleva a una isla PRIVADA (Ya dije que Edward haría empalidecer al mismísimo Onassis) y a Bella se le antoja otra cosita:


SEXO


Ella quiere consumar el matrimonio aun que Edward la mate en el intento. Muy razonable, muy maduro, muy Bella.
He de señalar que en esa parte no se acuerda de Jacob para nada. En la islita el pobre amigo licántropo no existe, solo existe el deseo animal de violar a Edward.
Finalmente y como todos sabíamos, Edward sucumbe a los no-encantos de Bella y hay noche loca.
Pero hay problemas en el paraíso ya que Bella amanece llena de moratones causados por la emoción de Edward. El chico se horroriza, se niega a volver a tocarla y se plantea apuntarse al convento de las Carmelitas para proteger a Bella... pero ella sonríe y dice que fue fantástico.(Cómo no... Edward no podía fallar en ESO, como no tiene el problema de acumular la sangre... ¬¬)
Claaaro. Tu novio te vuelve morada y no pasa nada, tu quieres repetir. ¡Por favor!
Tras 17 días en la isla (Mira, como en un puñetero reality) Bella se acuerda de que es humana y que como mujer tiene la menstruación... y se acuerda de que tiene una falta (No creo que haga falta decir que que un vampiro te embarace es de por sí una incoherencia). TACHÁN. Y cómo no, su bebé mutante en 17 días ya ha crecido lo suficiente como para que se le note la incipiente barriguita y ella ya le esté haciendo cucamonas. U___U
Edward en cuanto se entera se la lleva corriendo de allí y se produce el milago:

Bella le lleva la contraria

Sí, se que es increíble. Edward no quiere se papá y le dice que aborte porque es peligroso (Eso SÍ es razonable) pero ella está emperrada en que no aborta. ¡Para una puñetera vez que lleva la contraria y encima lo hace mal, coño!
Bella, cómo no, haciendo gala de su inseguridad y estupidez sin parangón se imagina que va a tener un mini-Edward... porque claro... sus genes son una mierda, pero los de Edwardson otra cosa. Ella lleva al bebé de paquete, pero no contribuye en su genotipo.
Resulta que su bebecito se dedica a romperle costillas a pares y de vez en cuando la pelvis pero ella ADORA a ese pequeño monstruo mutante y asesino porque es hijo de Edward.

Conclusión: Edward hace todo bien menos los hijos.

Durante ese maravilloso embarazo en el que Bella aparece demacrada por que su querido feto la está sorbiendo la vida y la sangre, aparece Jacob... y Bella vuelve a quitar su cara de haba porque su embarazo no es perfecto sin Jacob.

"Ay Jacob, tengo dos costillas rotas, la pelvis hecha una pena y posiblemente muera pariendo a este puñetero engendro adorable... pero me faltabas tú"

¬¬ Y Jacob aguantando como un campeón mientras Edward llora por las esquinas y le pide a Jacob que convenza a Bella para abortar y sea su semental en caso de que quiera tener hijos.
Edward es muy listo para lo que quiere... pero los preservativos se ve que no los conoce. (¿Y si su semen también es vampírico y discuelve el latex? Maldita sea, eso Meyer no lo explica)
Resulta que los licántropos llegan a la conclusión de que hay que matar al feto y si hay que llevarse a Bella por delante, pues se hace... y Jacob la defiende mientras que Bella no hace más que hacerle sufrir. *Calzonazos on*
El parto parece que lo ha escrito Tarantino. A Bella le abren el vientre con un bisturí en la propia casa de los vampiros (que a ver de quién es la feliz idea de desangrar a una persona en una casa llena de vampiros. Por muy majos que sean, no es algo recomendable) , comienza a vomitar sangre mientras el dulce bebé parte la columna de su mami como agradecimiento.
¡¡¡Y SIGUE VIVA!!! ¿Cómo puede ser posible? Edward le pega un par de mordiscos y AHÍ es cuando empieza el sufrimiento para Bella. Resulta que la ponzoña de vampiro es diez mil veces peor que el puñetero embarazo que ha tenido.
Edward lo hace todo. Corta, muerde, saca al monstruito, se lo da a Bella para que le de un abrazo... pero Carlisle, que es el médico, ni aparece por ahí xDDDDDD
Pues lo dicho, el ambarazo y el parto comparados con la conversión son unas vacaciones y descibe durante un capítulo el dolor horrible que le produce la ponzoña.¬___¬
Personalmente esperaba a una neófita salvaje, sanguinaria y descontrolada. No a Isabel Preysler coño.
Es la vampiresa más PERFECTA del mundo. Ya no es patosa, ni torpe y ya no duda entre Edward y Jacob.
La ponzoña es un 2 en 1. Te convierte en una tía buena impresionante y te aclara las ideas. Deberían comercializarla.
Descubrimos que tiene súper poderes vampíricos de la hostia y que todo el mundo alucina con ella... y por supuesto, su hija es adorable y monísima y perfecta.
Así que sabiendo esto y echándole un poco de imaginación...
Bella, muy a mi pesar vive feliz y come perdiz con su Edward de las narices y su hija imprimada de Jacob.
Un final nefasto para una historia nefasta. Y ,encima, muy favorable para Bella "

PD: A pesar del tiempo que ha pasado no le he perdido el gusto a esto de meterme con "Crepúsculo". Ya dice mi abuela que no hay que perder las buenas costumbres.

sábado, 30 de julio de 2011

Para "la tríada" sin amor



Me hago mayor.

Snif

Llevo un verano muy retrospectivo. Me he releído libros que leí hace un huevo de tiempo, es el efecto Potter


No, no, el efecto Potter. P-O-T-T-E-R

¿Veis? me hago mayor.
El caso es que el efecto Potter provocó que me pusiese a leer en verano todo lo que no he leído durante el curso. Este es un indicador bastante claro de mi gran interés por las lecturas "obligatorias".
Prefiero leer cosas que me gustaban con 14 años antes que las grandes joyas de la literatura. (Que me encantaría conocer al encargado de decidir eso)

Una de mis relecturas fue una trilogía titulada Memorias de Idhún. Para los que no se hayan ubicado con el título... la autora es Laura Gallego. Si tampoco te suena, pues búscalo en Google, porque la historia en cuestión tuvo bastante pegada dentro de nuestras fronteras. Y ahora voy a hacer un resumen riguroso, como los que me gustan a mí:

*Abróchense los cinturones*


La historia comienza con un asesinato. Jack, un muchachito danés, llega a su casa y se encuentra a dos tíos muy sospechosos y el cadáver de sus padres al lado. El chaval, que ata cabos rápido, decide que, de los dos misterioros asaltantes, el que ha matado a sus padres es el guapo.

Fin de la introducción.

El guapo resulta ser Kirtash, el hijo del tío que manda en Idhún, un mundo distinto a la Tierra donde hay sopocientas lunas y otros chorricientos soles. Es además un nigromante que hizo posible que una raza de serpientes gigantes llamadas sheks tomasen el poder. Sin embargo, el padre de Kirtash no le ha enviado a hacer turismo a la Tierra, sino a matar a un dragón (enemigos acérrimos de los sheks) y a un unicornio (caballo con cuerno que son más neutrales que los suizos) , los últimos de su raza.
Aquí el lector pensaría que no es difícil encontrar a un dragón y a un unicornio en un mundo donde nos gusta amaestrar focas para que aplaudan, pero eso es porque no sabe que el alma del dragón y el unicornio están en cuerpos humanos.

*Se oye un gran "ahhh" en la sala*

El caso es que ese dragón y ese unicornio son los únicos que pueden hacer que el Nigromante y su séquito de serpientes voladoras bajen del poder. ¿Por qué? pues porque hay una profecía.
(Generalmente, una profecía es la forma suave que tiene el autor de decir: "esto ocurre porque me sale a mí de las gónadas"). Mientras que Kirtash busca a los dos bichejos, asesina sin piedad a algún que otro exiliado idhunita sin remordimientos ni nada, porque es más duro que los empastes de Hulk. Como quien no quiere la cosa descubrimos que Jack tiene la temperatura más alta de lo normal y que odia irracionalmente a las serpientes. No, no es Indiana Jones con fiebre... Jack resulta ser el dragón de la profecía. En algún momento de la primera parte conoce a una chica que se llama Victoria que resulta ser gilipollas, rasgo inequívoco de que es el unicornio de la profecía.

*Se oye un gran "ohhh" en la sala*

Después ocurren una serie de cosas sin importancia como:

  • Kirtash mata a Deeva *ver más adelante*
  • El maestro y mejor amigo de Jack es convertido en un licántropo y Victoria se enfada porque prefiere ir a ayudar a su amigo antes que quedarse con ella para ver cómo hace "nada" entre otras muchas cosas interesantes
  • Jack vuelve dos años después con su amigo, pero con el rabo entre las piernas para pedirle perdón a Victoria por haber hecho básicamente lo que tenía que hacer y la otra se hace la dura inaccesible.
  • Shail, amigo de Victoria, resulta "muerto" a manos de Kirtash (que luego resulta que no es él, pero bueno, todo sea por el drama) Victoria jura vengarse y, para vencer a un super asesino decide que lo más apropiado es aprender kendo *mnghpf.... xDDDDD*
  • Kirtash, el guapo, resulta que tiene un hobby: Es cantante de fama mundial. Pero casualmente no hay ninguna foto de él en toda la red ni nada. Victoria se muere de ganas de lanzarle su ropa interior hasta que descubre quién es en realidad... ah no, espera... que después de descubrirlo también quiere...
  • Encuentran armas legendarias que solo puede empuñar alguien muy importante/poderoso
  • Jack y Kirtash pelean a muerte.
  • Victoria tontea con Kirtash el asesino que no hace más que decirle que va a matar a Jack.
  • Jack y Kirtash pelean a muerte.
  • Victoria sigue viéndose con Kirtash y cuando ve a Jack le entra la culpabilidad.
  • Jack se declara a Victoria y ella corresponde.
  • Torturan a Victoria por culpa de Kirtash.
  • Sigue tonteando con Kirtash. Jack es declarado calzonazos del año.
  • Kirtash mata a Jack tirándole a un río de lava en Idhún.
  • Victoria se vuelve emo y decide que ese, y no antes, es el momento apropiado para degollar a Kirtash.
  • Jack resulta estar en un mundo primitivo, predecesor de Idhún, donde una shek le enseña a ser un buen dragón (que manda huevos)
  • Jack vuelve de su sesión de "pequeño saltamontes" para impedir que Victoria asesine a Kirtash. (No, yo tampoco lo entiendo)
  • Una tía buena tontea con Jack y Victoria se pone celosa.
  • Victoria sigue liándose con Kirtash.
  • Kirtash se lía con una tía que mola cantidad y Victoria se pone celosa.
  • Se desvela que Kirtash es un híbrido, como Jack y Victoria. Híbrido de shek.
  • Kirtash conoce a Gaedalu, la madre de Deeva, una de las exiliadas a las que mató Kirtash. Él no muestra arrepentimiento por sus actos y la mujer jura que le va a matar. Victoria le defiende y Jack, como es un calzonazos, también.
  • Todo el mundo lucha contra las serpientes.
  • Kirtash y Jack pelean a muerte por no perder la costumbre.
  • Victoria decide sacrificarse y el Nigromante la extirpa el cuerno en su forma de unicornio, dejándola herida de muerte.
  • Desgraciadamente no muere y dura un libro más.
  • Matan al nigromante.
  • Ahora resulta que ya que han matado al nigromante, los dioses creadores de Idhún deciden bajar a resolver sus diferencias matando e hiriendo a puñados de gente por el camino.
  • A Victoria le vuelve a crecer el cuerno y se recupera. Mierda.
  • Jack y ella tienen sexo sexual.
  • Jack la manda a la tierra porque luchar contra los dioses es peligroso. Craso error
  • Kirtash y ella tienen sexo sexual en el pisito de él en Seattle.
  • Se queda preñada.
  • Jack reacciona así"¿Pero qué coño...? ¿QUIÉN TE HA PREÑADO? ¿QUIÉN ES EL PADRE?"
  • Kirtash reacciona así: "Soy demasiado guay como para preguntarme quién de los dos es el padre de tu hijo, me voy a dar una vuelta"
  • Todo el mundo especula sobre quien es el padre de la criatura.
  • Victoria se "casa a la idhunita" con los dos.
  • Gaedalu decide torturar a Kirtash hasta la muerte con la kriptonita de los sheks (¡Síiii!). Antes de eso, intenta probar la piedra en el bombo de Victoria para ver si el feto era vástago de Kirtash. Esto último no lo consigue.
  • Victoria salva a Kirtash.
  • Jack asume, después de tres libros, que va a tener que compartir a Victoria con Kirtash.
  • Los buenos ganan
  • El hijo resulta ser de Jack. Todos son felices y comen perdices hasta que Victoria se preña de nuevo y resulta que la niña es de Kirtash. Como medio Idhún quiere acabar con él y con la niña, la peculiar familia emigra a la Tierra.
Jo, me encantaría ver cómo en la Tierra las vecinas cotillean sobre Victoria y familia...

Datos a tener en cuenta:

-Yo era Jack!Girl. Aun siendo imbécil, le prefería sobre Kirtash. Creo firmemente que Kirtash y Victoria deben irse a zurrir mierdas con un látigo y desaparecer para siempre de mi memoria.

-Defiendo incondicionalmente a Gaedalu, la madre coraje de la historia.

-¿He dicho ya que odio a Victoria?



Después de todo esto saco las siquientes conclusiones:

1)Ya que los idhunitas vinieron a la Tierra podrían haberse llevado nuestro sistema político. En vez de hacer profecías donde criaturas míticas tienen que arrebatar el poder a un malvado dictador, podrían hacer un adelanto de las elecciones generales. La historia habría salido igual de larga, o incluso un poco más. A falta de tres capítulos el Nigromante habría decidido convocar elecciones y sentarse a ver qué tal lo hacían los demás.

2) Si un personaje tiene los ojos azules y es malo de cojones pero está enamorado de la chica protagonista, se convierte automáticamente en intocable. Todas sus acciones tienen justificación y es más majo que las pesetas.

3)Mi opinión sobre los personajes, lejos de haberse suavizado y moderado con el paso de los años, es aun más categórica y creo que, los que me gustaban ahora me parecen pasables y los que no me gustaban ahora están en mi lista negra de personajes de ficción que merecen morir y que hay que matar.







Esta ortodoxa crítica ha sido patrocinada por una servidora.

sábado, 23 de julio de 2011

Esto a Julia Roberts no se lo hacían

Hace unos días me fui a comprar ropa. No por vicio, sino porque me hacía falta (Y esto es verdad, verdad, verdad de la buena) y el caso es que, fui a dar con toda la fauna extraña de todas las tiendas a las que fui. Llegué a la primera tienda y vi un vestido preciosísimo que parecía muy fresquito, que no había que plancharlo casi y además, intuía que me iba a quedar de muerte cerebral. Voy, busco la talla y como soy así de optimista, cogí la 40. Me fui al probador mientras mi señora madre me daba conversación y, para mi regocijo, descubrí que me sobraba por todas partes.
Le pedí a mi madre que me alcanzase una talla menos y tuve el gran placer de escuchar la siguiente conversación.

Mi madre:Perdona cielo, ¿tienes una talla menos de esto?
Dependienta que se perdió ese capítulo de Barrio Sésamo: Sí, toma...
Mi madre: Esto... eh... me has dado una 42.
Dependienta: ¡Ah, sí! pero es que da muy poca talla.
Mi madre: Si, vale, muy bien, pero esto no es lo que te he pedido.
Dependienta: Que se lo pruebe, ya verá como le queda estupendamente.
Mi madre: A ver cómo te lo explico... quiero una 38, por favor.
La dependienta: No nos queda, pero la 42... es como si fuese una 38
Mi madre: Haber empezado por ahí madremíadelamorhermoso
Yo, asomándome detrás de la cortinilla: ¿Y una 38 es como una 34? ¿Mamá, eso quiere decir que quepo en una 36?
Mi madre: Cállate. Nos vamos.


Conclusión 1: Ahora la nueva premisa de las ventas es: El cliente nunca lleva la razón, intenta hacerle parecer lo más imbécil posible.
Conclusión 2: La talla 42 es como la 38 y la 40 es como la 40. ¿La 44 a qué equivale?
Gyconsejo: Utilicemos el Sistema Internacional de Unidades, por favor.



Después de esto, me fui a buscar unas sandalias nuevas utilizando de referencia a mi madre, que es Premio Anual al Tobillo-Gamba de la Comunidad de Madrid. O sea, todo lo que a ella le quedaba justo, quedaba automáticamente descartado para mí. Después del arduo proceso de selección, le pedí a la dependienta que me diese un 38 de los modelos que me gustaban, y su cara me lo dijo todo. A pesar de la elocuencia de su gesto, ella se empeñó en utilizar palabras para explicarme la situación:

Dependienta que sobreactuaba: ¡Ay, cariño, de estas no me quedan!
Yo: ¿Y por qué están ahí expuestas? ¡Por qué jugáis así con mis sentimientos!
Dependienta: Es que se han vendido muy bien y se nos olvidó quitarlas ¡perdona, cielooo!
Yo: Será porque son de las pocas que no te estrangulan el tobillo.
Dependienta : ¿Y no ves otras que te gusten?
Yo: No... déjame sola...
Mi madre: ¿Y no vais a traer más número?
Dependienta: No, pero mira, puedo darte la dirección de otra de nuestras tiendas, está allí por donde Cristo perdió el mechero y podéis mirar a ver si allí tienen.
Yo: O sea que tampoco es seguro que allí tengan... ¿no puedes llamar y preguntar?
Dependienta: Sí, podría, si suelo hacerlo, pero es que ahora tienen que estar comiendo y como que es una tontería *jijiji*
Mi madre: Pero si apenas es la una...
Yo: Mira, ya hacen como los funcionarios...

Conclusión: Hay un grave problema en el mundo con la talla 38. Alguien tiene que hacer algo pronto.
GyConsejo: Cuando te digan que no a algo, huye. No te quedes a escuchar la excusa, te deprimes aun mas.



Pero bueno, para todos los que os habéis quedado impactados con la historia y os preguntáis si al final logré hacer algo productivo, os comunico que...

Al final, tanto mi madre como yo, encontramos lo que ibamos buscando.

*Aaaaaaaa-le-lu-ya, Aaaaaaaaa-le-lu-ya*




Seguiremos informando.

martes, 19 de julio de 2011

Sesión de cine (II)

Ayer por la tarde fui al cine a ver una peli (¿en serio? ¿a ver una peli? pensé que habías ido a cazar gamusinos amosnomejodas). Como sé que no soy predecible en absoluto y que ninguno sabéis qué película fui a ver ayer, os dejo el trailer para sacaros de esas duda que os carcome y os desasosiega el sosiego:

"A huge shiny P then other letters come out"



Habría podido ir a verla el mismo día del estreno, pero no habría hecho justicia a todo lo que me ha enseñado esta historia a lo largo de los años, porque no habría ido con todas mis amigas y me habría faltado algo. El caso es que fui puntual (vale, tardé dos minutos de reloj más de lo acordado, pero fui puntual como jamás lo he sido y como jamás lo seré) y me vestí como si me fuese a ir a mi propia graduación. Y más o menos así fue. Le pedi a los Valar, a Merlín y a Obi Wan que el eyeliner fuese realmente waterproof porque lo iba a necesitar desesperadamente y nos marchamos al cine... con una hora de antelación, por si las moscas. Casualmente el cine estaba vacío y en la taquilla seguí mi ritual habitual:

Taquillera más borde de toda la plantilla: Son sieteeuroscasiocho.
Yo, para mí misma, en pleno estado de shock: ¿Aceptarán cheques? ¿Sabrán que esto que están haciendo es ilegal? La piratería es robo, pero esto también lo es... ¿si grabo la película será un empate técnico?


En cuanto superé el shock y guardé a buen recaudo mi cartera llena de aire y otros materiales de escaso valor... abracé con fuerza mi entrada de cine, me la guardé para enmarcarla o hacerle un altar para adorarla por los siglos de los siglos y nos fuimos a dar una vuelta porque meterte con unatres cuartos de hora de antelación a la sala no está bien visto. Cuando faltaban 25 minutos se formó una cola impresionante. Y yo ahí con mi entrada, sintiéndome superior a todos, que en el fondo es lo que me gusta.

Una vez en nuestro sitio hice un barrido de la zona. Estábamos rodeados por toda clase de personas, la mayoría seguidores de la saga, cosa que me congratuló hasta límites insospechados, por lo que no me contuve a la hora de comentar por última vez el libro con mis compañeras de fatiga. Tuve que tragarme los trailers de rigor, que no perdonan ni el día de clausura de mi infancia, coñoya y en cuanto vi el emblemático logo de la Warner Bros ya estaba con la lágrima preparada.



Pero demostrando mi extraordinaria fuerza interior, no lloré hasta que McGonagall mandó a las estatuas a proteger la entrada al castillo. Después lloré intermitentemente hasta la muerte de Snape y a raíz de eso, ya no paré hasta que se acabaron los créditos.
Ahora me voy a limitar a comentar lo que me ha gustado y lo que no.

Cosas que me han gustado:
  • Minerva Mcgonagall, conocida en internet como Minerva McBadass. Todas sus frases son lapidarias. Las referencias a las dotes de Seamus para la pirotecnia, su ilusión por haber dado vida a las estatuas y su "me alegro de verte, Harry" son lo más grande.
  • La emblemática banda sonora, que hace que se me enamore el alma.Sobre todo esta canción. Y esta, que cierra la película.
  • Neville Longbottom por ser quien es y por hacer lo que hace
  • La risa de Lord Voldemort. Solamente digo que la quiero de tono de llamada YA.
  • El abrazo rarito que Voldemort le da a Draco
  • La escena del pensadero con Alan Rickman dándolo todo. En ese momento pensé que me iba a morir allí mismo, que mi cuerpo yacería en la sala de cine para siempre y que me convertiría en la Myrtle la Llorona española.
  • La escena del bosque y la piedra de la Resurrección.
  • Ron huyendo del fuego en la sala de los menesteres.
  • Las no-escenas de las muertes de Fred, Tonks y Lupin. Me fastidió sobremanera que Rowling no se detuviera ni una coma más de lo necesario para hablar de las muertes de estos personajes, pero es que llegan a ponerme las escenas y ahora mismo no estaría aquí escribiendo esto. Ver el cadáver de Fred rodeado por los demás Weasleys simplemente me mató. Posteriormente se ve como George se gira para decirle algo a su hermano pero él ya no está... *se va a por pañuelos y a otro punto porque no puede seguir*
  • El "19 años después". En el libro me chirrió, pero en pantalla es otra cosa. No quiero decir con esto que me encante, pero la verdad es que quedó mejor de lo que realmente me esperaba.
*Inciso*
Lo de los nombres me perturba la paz. Ginny parió pero le dejó a Harry la tarea de poner nombres, y maldita la hora: James Sirius, Lily Luna y Albus Severus Potter *amosnomejodas* con la guerra que dan los nombres compuestos... Siento curiosidad... ¿si tuviesen un cuarto hijo cómo le llamarían? ¿Remus Dobby? ¿Hedwig Tonks? ¿Colin Fred?
*Fin del inciso*


Cosas que no me han gustado:
  • George tenía las dos orejas. Si le quitáis a su hermano, podéis quitarle una oreja.
  • Los ojos de la pequeña Lily eran MARRONES. Vale que Daniel Radcliffe no los tiene verdes tampoco, pero vamos a ver, por lo menos búscate a una actriz que tenga los ojos parecidos a los de él y más teniendo en cuenta la relevancia que adquiere ese parecido . Ya me imagino a Snape ahí:"Mierda, este no se parece a su madre en nada, da la sensación que su padre le hizo sin ayuda, por gemación... anda, traeme a Weasley que se parece más"
  • Después del Avada Kedavra, deberían haber puesto cómo Voldemort se dedicaba a torturar a un "presunto cadáver". Se ve que pensaron que Voldie ya hacía bastante el idiota como para dejarle en peor lugar, si cabe. Aun así a mí me habría gustado verlo
  • El doblaje de Voldemort. Es una fusión entre la voz post-traqueotomía y la afonía de después de un concierto. Me pone negra.
  • Me faltó el discurso final de Harry, ese pedazo de speech que se marca para terminar de humillar a Voldemorte.
  • El beso entre Ron y Hermione. Me imaginé un beso y le vi el cogote a Rupert Grint.
  • La muerte de Bellatrix me supo a poco.
Cosas que me desconcertaron:
  • Rupert Grint y Daniel Radcliffe cambiándose de ropa. Nos mostraron su bronceado típicamente británico. Eran reflectantes. No, no solo eso... eran los culpables de todo el efecto albedo del hemisferio norte. Qué penica.
Por lo demás solamente puedo decir que estoy en estado de depresión Post-Potter, que volvería a ver la película hoy mismo y que aun que "I have stuck with Harry until the very end" para mí esto no se ha acabado. Aun tengo que conseguir que mi hermano se lea los libros, aun tengo que escribirle la carta de Hogwarts a mis hijos (si los tengo) y aun tengo que releerme los libros unos cuantos millones de veces más. Y por eso, como siempre ha sido y como siempre sera...



...siempre vamos a poder volver a casa