sábado, 30 de julio de 2011

Para "la tríada" sin amor



Me hago mayor.

Snif

Llevo un verano muy retrospectivo. Me he releído libros que leí hace un huevo de tiempo, es el efecto Potter


No, no, el efecto Potter. P-O-T-T-E-R

¿Veis? me hago mayor.
El caso es que el efecto Potter provocó que me pusiese a leer en verano todo lo que no he leído durante el curso. Este es un indicador bastante claro de mi gran interés por las lecturas "obligatorias".
Prefiero leer cosas que me gustaban con 14 años antes que las grandes joyas de la literatura. (Que me encantaría conocer al encargado de decidir eso)

Una de mis relecturas fue una trilogía titulada Memorias de Idhún. Para los que no se hayan ubicado con el título... la autora es Laura Gallego. Si tampoco te suena, pues búscalo en Google, porque la historia en cuestión tuvo bastante pegada dentro de nuestras fronteras. Y ahora voy a hacer un resumen riguroso, como los que me gustan a mí:

*Abróchense los cinturones*


La historia comienza con un asesinato. Jack, un muchachito danés, llega a su casa y se encuentra a dos tíos muy sospechosos y el cadáver de sus padres al lado. El chaval, que ata cabos rápido, decide que, de los dos misterioros asaltantes, el que ha matado a sus padres es el guapo.

Fin de la introducción.

El guapo resulta ser Kirtash, el hijo del tío que manda en Idhún, un mundo distinto a la Tierra donde hay sopocientas lunas y otros chorricientos soles. Es además un nigromante que hizo posible que una raza de serpientes gigantes llamadas sheks tomasen el poder. Sin embargo, el padre de Kirtash no le ha enviado a hacer turismo a la Tierra, sino a matar a un dragón (enemigos acérrimos de los sheks) y a un unicornio (caballo con cuerno que son más neutrales que los suizos) , los últimos de su raza.
Aquí el lector pensaría que no es difícil encontrar a un dragón y a un unicornio en un mundo donde nos gusta amaestrar focas para que aplaudan, pero eso es porque no sabe que el alma del dragón y el unicornio están en cuerpos humanos.

*Se oye un gran "ahhh" en la sala*

El caso es que ese dragón y ese unicornio son los únicos que pueden hacer que el Nigromante y su séquito de serpientes voladoras bajen del poder. ¿Por qué? pues porque hay una profecía.
(Generalmente, una profecía es la forma suave que tiene el autor de decir: "esto ocurre porque me sale a mí de las gónadas"). Mientras que Kirtash busca a los dos bichejos, asesina sin piedad a algún que otro exiliado idhunita sin remordimientos ni nada, porque es más duro que los empastes de Hulk. Como quien no quiere la cosa descubrimos que Jack tiene la temperatura más alta de lo normal y que odia irracionalmente a las serpientes. No, no es Indiana Jones con fiebre... Jack resulta ser el dragón de la profecía. En algún momento de la primera parte conoce a una chica que se llama Victoria que resulta ser gilipollas, rasgo inequívoco de que es el unicornio de la profecía.

*Se oye un gran "ohhh" en la sala*

Después ocurren una serie de cosas sin importancia como:

  • Kirtash mata a Deeva *ver más adelante*
  • El maestro y mejor amigo de Jack es convertido en un licántropo y Victoria se enfada porque prefiere ir a ayudar a su amigo antes que quedarse con ella para ver cómo hace "nada" entre otras muchas cosas interesantes
  • Jack vuelve dos años después con su amigo, pero con el rabo entre las piernas para pedirle perdón a Victoria por haber hecho básicamente lo que tenía que hacer y la otra se hace la dura inaccesible.
  • Shail, amigo de Victoria, resulta "muerto" a manos de Kirtash (que luego resulta que no es él, pero bueno, todo sea por el drama) Victoria jura vengarse y, para vencer a un super asesino decide que lo más apropiado es aprender kendo *mnghpf.... xDDDDD*
  • Kirtash, el guapo, resulta que tiene un hobby: Es cantante de fama mundial. Pero casualmente no hay ninguna foto de él en toda la red ni nada. Victoria se muere de ganas de lanzarle su ropa interior hasta que descubre quién es en realidad... ah no, espera... que después de descubrirlo también quiere...
  • Encuentran armas legendarias que solo puede empuñar alguien muy importante/poderoso
  • Jack y Kirtash pelean a muerte.
  • Victoria tontea con Kirtash el asesino que no hace más que decirle que va a matar a Jack.
  • Jack y Kirtash pelean a muerte.
  • Victoria sigue viéndose con Kirtash y cuando ve a Jack le entra la culpabilidad.
  • Jack se declara a Victoria y ella corresponde.
  • Torturan a Victoria por culpa de Kirtash.
  • Sigue tonteando con Kirtash. Jack es declarado calzonazos del año.
  • Kirtash mata a Jack tirándole a un río de lava en Idhún.
  • Victoria se vuelve emo y decide que ese, y no antes, es el momento apropiado para degollar a Kirtash.
  • Jack resulta estar en un mundo primitivo, predecesor de Idhún, donde una shek le enseña a ser un buen dragón (que manda huevos)
  • Jack vuelve de su sesión de "pequeño saltamontes" para impedir que Victoria asesine a Kirtash. (No, yo tampoco lo entiendo)
  • Una tía buena tontea con Jack y Victoria se pone celosa.
  • Victoria sigue liándose con Kirtash.
  • Kirtash se lía con una tía que mola cantidad y Victoria se pone celosa.
  • Se desvela que Kirtash es un híbrido, como Jack y Victoria. Híbrido de shek.
  • Kirtash conoce a Gaedalu, la madre de Deeva, una de las exiliadas a las que mató Kirtash. Él no muestra arrepentimiento por sus actos y la mujer jura que le va a matar. Victoria le defiende y Jack, como es un calzonazos, también.
  • Todo el mundo lucha contra las serpientes.
  • Kirtash y Jack pelean a muerte por no perder la costumbre.
  • Victoria decide sacrificarse y el Nigromante la extirpa el cuerno en su forma de unicornio, dejándola herida de muerte.
  • Desgraciadamente no muere y dura un libro más.
  • Matan al nigromante.
  • Ahora resulta que ya que han matado al nigromante, los dioses creadores de Idhún deciden bajar a resolver sus diferencias matando e hiriendo a puñados de gente por el camino.
  • A Victoria le vuelve a crecer el cuerno y se recupera. Mierda.
  • Jack y ella tienen sexo sexual.
  • Jack la manda a la tierra porque luchar contra los dioses es peligroso. Craso error
  • Kirtash y ella tienen sexo sexual en el pisito de él en Seattle.
  • Se queda preñada.
  • Jack reacciona así"¿Pero qué coño...? ¿QUIÉN TE HA PREÑADO? ¿QUIÉN ES EL PADRE?"
  • Kirtash reacciona así: "Soy demasiado guay como para preguntarme quién de los dos es el padre de tu hijo, me voy a dar una vuelta"
  • Todo el mundo especula sobre quien es el padre de la criatura.
  • Victoria se "casa a la idhunita" con los dos.
  • Gaedalu decide torturar a Kirtash hasta la muerte con la kriptonita de los sheks (¡Síiii!). Antes de eso, intenta probar la piedra en el bombo de Victoria para ver si el feto era vástago de Kirtash. Esto último no lo consigue.
  • Victoria salva a Kirtash.
  • Jack asume, después de tres libros, que va a tener que compartir a Victoria con Kirtash.
  • Los buenos ganan
  • El hijo resulta ser de Jack. Todos son felices y comen perdices hasta que Victoria se preña de nuevo y resulta que la niña es de Kirtash. Como medio Idhún quiere acabar con él y con la niña, la peculiar familia emigra a la Tierra.
Jo, me encantaría ver cómo en la Tierra las vecinas cotillean sobre Victoria y familia...

Datos a tener en cuenta:

-Yo era Jack!Girl. Aun siendo imbécil, le prefería sobre Kirtash. Creo firmemente que Kirtash y Victoria deben irse a zurrir mierdas con un látigo y desaparecer para siempre de mi memoria.

-Defiendo incondicionalmente a Gaedalu, la madre coraje de la historia.

-¿He dicho ya que odio a Victoria?



Después de todo esto saco las siquientes conclusiones:

1)Ya que los idhunitas vinieron a la Tierra podrían haberse llevado nuestro sistema político. En vez de hacer profecías donde criaturas míticas tienen que arrebatar el poder a un malvado dictador, podrían hacer un adelanto de las elecciones generales. La historia habría salido igual de larga, o incluso un poco más. A falta de tres capítulos el Nigromante habría decidido convocar elecciones y sentarse a ver qué tal lo hacían los demás.

2) Si un personaje tiene los ojos azules y es malo de cojones pero está enamorado de la chica protagonista, se convierte automáticamente en intocable. Todas sus acciones tienen justificación y es más majo que las pesetas.

3)Mi opinión sobre los personajes, lejos de haberse suavizado y moderado con el paso de los años, es aun más categórica y creo que, los que me gustaban ahora me parecen pasables y los que no me gustaban ahora están en mi lista negra de personajes de ficción que merecen morir y que hay que matar.







Esta ortodoxa crítica ha sido patrocinada por una servidora.

sábado, 23 de julio de 2011

Esto a Julia Roberts no se lo hacían

Hace unos días me fui a comprar ropa. No por vicio, sino porque me hacía falta (Y esto es verdad, verdad, verdad de la buena) y el caso es que, fui a dar con toda la fauna extraña de todas las tiendas a las que fui. Llegué a la primera tienda y vi un vestido preciosísimo que parecía muy fresquito, que no había que plancharlo casi y además, intuía que me iba a quedar de muerte cerebral. Voy, busco la talla y como soy así de optimista, cogí la 40. Me fui al probador mientras mi señora madre me daba conversación y, para mi regocijo, descubrí que me sobraba por todas partes.
Le pedí a mi madre que me alcanzase una talla menos y tuve el gran placer de escuchar la siguiente conversación.

Mi madre:Perdona cielo, ¿tienes una talla menos de esto?
Dependienta que se perdió ese capítulo de Barrio Sésamo: Sí, toma...
Mi madre: Esto... eh... me has dado una 42.
Dependienta: ¡Ah, sí! pero es que da muy poca talla.
Mi madre: Si, vale, muy bien, pero esto no es lo que te he pedido.
Dependienta: Que se lo pruebe, ya verá como le queda estupendamente.
Mi madre: A ver cómo te lo explico... quiero una 38, por favor.
La dependienta: No nos queda, pero la 42... es como si fuese una 38
Mi madre: Haber empezado por ahí madremíadelamorhermoso
Yo, asomándome detrás de la cortinilla: ¿Y una 38 es como una 34? ¿Mamá, eso quiere decir que quepo en una 36?
Mi madre: Cállate. Nos vamos.


Conclusión 1: Ahora la nueva premisa de las ventas es: El cliente nunca lleva la razón, intenta hacerle parecer lo más imbécil posible.
Conclusión 2: La talla 42 es como la 38 y la 40 es como la 40. ¿La 44 a qué equivale?
Gyconsejo: Utilicemos el Sistema Internacional de Unidades, por favor.



Después de esto, me fui a buscar unas sandalias nuevas utilizando de referencia a mi madre, que es Premio Anual al Tobillo-Gamba de la Comunidad de Madrid. O sea, todo lo que a ella le quedaba justo, quedaba automáticamente descartado para mí. Después del arduo proceso de selección, le pedí a la dependienta que me diese un 38 de los modelos que me gustaban, y su cara me lo dijo todo. A pesar de la elocuencia de su gesto, ella se empeñó en utilizar palabras para explicarme la situación:

Dependienta que sobreactuaba: ¡Ay, cariño, de estas no me quedan!
Yo: ¿Y por qué están ahí expuestas? ¡Por qué jugáis así con mis sentimientos!
Dependienta: Es que se han vendido muy bien y se nos olvidó quitarlas ¡perdona, cielooo!
Yo: Será porque son de las pocas que no te estrangulan el tobillo.
Dependienta : ¿Y no ves otras que te gusten?
Yo: No... déjame sola...
Mi madre: ¿Y no vais a traer más número?
Dependienta: No, pero mira, puedo darte la dirección de otra de nuestras tiendas, está allí por donde Cristo perdió el mechero y podéis mirar a ver si allí tienen.
Yo: O sea que tampoco es seguro que allí tengan... ¿no puedes llamar y preguntar?
Dependienta: Sí, podría, si suelo hacerlo, pero es que ahora tienen que estar comiendo y como que es una tontería *jijiji*
Mi madre: Pero si apenas es la una...
Yo: Mira, ya hacen como los funcionarios...

Conclusión: Hay un grave problema en el mundo con la talla 38. Alguien tiene que hacer algo pronto.
GyConsejo: Cuando te digan que no a algo, huye. No te quedes a escuchar la excusa, te deprimes aun mas.



Pero bueno, para todos los que os habéis quedado impactados con la historia y os preguntáis si al final logré hacer algo productivo, os comunico que...

Al final, tanto mi madre como yo, encontramos lo que ibamos buscando.

*Aaaaaaaa-le-lu-ya, Aaaaaaaaa-le-lu-ya*




Seguiremos informando.

martes, 19 de julio de 2011

Sesión de cine (II)

Ayer por la tarde fui al cine a ver una peli (¿en serio? ¿a ver una peli? pensé que habías ido a cazar gamusinos amosnomejodas). Como sé que no soy predecible en absoluto y que ninguno sabéis qué película fui a ver ayer, os dejo el trailer para sacaros de esas duda que os carcome y os desasosiega el sosiego:

"A huge shiny P then other letters come out"



Habría podido ir a verla el mismo día del estreno, pero no habría hecho justicia a todo lo que me ha enseñado esta historia a lo largo de los años, porque no habría ido con todas mis amigas y me habría faltado algo. El caso es que fui puntual (vale, tardé dos minutos de reloj más de lo acordado, pero fui puntual como jamás lo he sido y como jamás lo seré) y me vestí como si me fuese a ir a mi propia graduación. Y más o menos así fue. Le pedi a los Valar, a Merlín y a Obi Wan que el eyeliner fuese realmente waterproof porque lo iba a necesitar desesperadamente y nos marchamos al cine... con una hora de antelación, por si las moscas. Casualmente el cine estaba vacío y en la taquilla seguí mi ritual habitual:

Taquillera más borde de toda la plantilla: Son sieteeuroscasiocho.
Yo, para mí misma, en pleno estado de shock: ¿Aceptarán cheques? ¿Sabrán que esto que están haciendo es ilegal? La piratería es robo, pero esto también lo es... ¿si grabo la película será un empate técnico?


En cuanto superé el shock y guardé a buen recaudo mi cartera llena de aire y otros materiales de escaso valor... abracé con fuerza mi entrada de cine, me la guardé para enmarcarla o hacerle un altar para adorarla por los siglos de los siglos y nos fuimos a dar una vuelta porque meterte con unatres cuartos de hora de antelación a la sala no está bien visto. Cuando faltaban 25 minutos se formó una cola impresionante. Y yo ahí con mi entrada, sintiéndome superior a todos, que en el fondo es lo que me gusta.

Una vez en nuestro sitio hice un barrido de la zona. Estábamos rodeados por toda clase de personas, la mayoría seguidores de la saga, cosa que me congratuló hasta límites insospechados, por lo que no me contuve a la hora de comentar por última vez el libro con mis compañeras de fatiga. Tuve que tragarme los trailers de rigor, que no perdonan ni el día de clausura de mi infancia, coñoya y en cuanto vi el emblemático logo de la Warner Bros ya estaba con la lágrima preparada.



Pero demostrando mi extraordinaria fuerza interior, no lloré hasta que McGonagall mandó a las estatuas a proteger la entrada al castillo. Después lloré intermitentemente hasta la muerte de Snape y a raíz de eso, ya no paré hasta que se acabaron los créditos.
Ahora me voy a limitar a comentar lo que me ha gustado y lo que no.

Cosas que me han gustado:
  • Minerva Mcgonagall, conocida en internet como Minerva McBadass. Todas sus frases son lapidarias. Las referencias a las dotes de Seamus para la pirotecnia, su ilusión por haber dado vida a las estatuas y su "me alegro de verte, Harry" son lo más grande.
  • La emblemática banda sonora, que hace que se me enamore el alma.Sobre todo esta canción. Y esta, que cierra la película.
  • Neville Longbottom por ser quien es y por hacer lo que hace
  • La risa de Lord Voldemort. Solamente digo que la quiero de tono de llamada YA.
  • El abrazo rarito que Voldemort le da a Draco
  • La escena del pensadero con Alan Rickman dándolo todo. En ese momento pensé que me iba a morir allí mismo, que mi cuerpo yacería en la sala de cine para siempre y que me convertiría en la Myrtle la Llorona española.
  • La escena del bosque y la piedra de la Resurrección.
  • Ron huyendo del fuego en la sala de los menesteres.
  • Las no-escenas de las muertes de Fred, Tonks y Lupin. Me fastidió sobremanera que Rowling no se detuviera ni una coma más de lo necesario para hablar de las muertes de estos personajes, pero es que llegan a ponerme las escenas y ahora mismo no estaría aquí escribiendo esto. Ver el cadáver de Fred rodeado por los demás Weasleys simplemente me mató. Posteriormente se ve como George se gira para decirle algo a su hermano pero él ya no está... *se va a por pañuelos y a otro punto porque no puede seguir*
  • El "19 años después". En el libro me chirrió, pero en pantalla es otra cosa. No quiero decir con esto que me encante, pero la verdad es que quedó mejor de lo que realmente me esperaba.
*Inciso*
Lo de los nombres me perturba la paz. Ginny parió pero le dejó a Harry la tarea de poner nombres, y maldita la hora: James Sirius, Lily Luna y Albus Severus Potter *amosnomejodas* con la guerra que dan los nombres compuestos... Siento curiosidad... ¿si tuviesen un cuarto hijo cómo le llamarían? ¿Remus Dobby? ¿Hedwig Tonks? ¿Colin Fred?
*Fin del inciso*


Cosas que no me han gustado:
  • George tenía las dos orejas. Si le quitáis a su hermano, podéis quitarle una oreja.
  • Los ojos de la pequeña Lily eran MARRONES. Vale que Daniel Radcliffe no los tiene verdes tampoco, pero vamos a ver, por lo menos búscate a una actriz que tenga los ojos parecidos a los de él y más teniendo en cuenta la relevancia que adquiere ese parecido . Ya me imagino a Snape ahí:"Mierda, este no se parece a su madre en nada, da la sensación que su padre le hizo sin ayuda, por gemación... anda, traeme a Weasley que se parece más"
  • Después del Avada Kedavra, deberían haber puesto cómo Voldemort se dedicaba a torturar a un "presunto cadáver". Se ve que pensaron que Voldie ya hacía bastante el idiota como para dejarle en peor lugar, si cabe. Aun así a mí me habría gustado verlo
  • El doblaje de Voldemort. Es una fusión entre la voz post-traqueotomía y la afonía de después de un concierto. Me pone negra.
  • Me faltó el discurso final de Harry, ese pedazo de speech que se marca para terminar de humillar a Voldemorte.
  • El beso entre Ron y Hermione. Me imaginé un beso y le vi el cogote a Rupert Grint.
  • La muerte de Bellatrix me supo a poco.
Cosas que me desconcertaron:
  • Rupert Grint y Daniel Radcliffe cambiándose de ropa. Nos mostraron su bronceado típicamente británico. Eran reflectantes. No, no solo eso... eran los culpables de todo el efecto albedo del hemisferio norte. Qué penica.
Por lo demás solamente puedo decir que estoy en estado de depresión Post-Potter, que volvería a ver la película hoy mismo y que aun que "I have stuck with Harry until the very end" para mí esto no se ha acabado. Aun tengo que conseguir que mi hermano se lea los libros, aun tengo que escribirle la carta de Hogwarts a mis hijos (si los tengo) y aun tengo que releerme los libros unos cuantos millones de veces más. Y por eso, como siempre ha sido y como siempre sera...



...siempre vamos a poder volver a casa

viernes, 15 de julio de 2011

"It all ends"



No sé exactamente qué edad tendría la primera vez que me tiré en la cama a leer un libro finito de tapa dura y amarilla que hablaba de un niño de once años que descubría que era el único que sobrevivió a un ataque del mago más temido de todos los tiempos. Solo sé que desde ese momento ha pasado mucho tiempo y he tenido oportunidad de memorizar otras fechas importantes.

En 2007, días después de que se publicase y con un calor horrible, corrí a la librería y tuve en mis manos el último libro, el que cerraba la saga, el que revelaba cómo iba a terminar el larguísimo camino del niño mago. "Harry Potter and the Deathly Hallows" estaba en mis manos y, aunque estaba en inglés, armada con un diccionario, me entregué a su lectura, ansiosa por saber qué sucedía. Cuando llegué a la página 607 y llegué al punto final, supe que se había acabado.
El día 15 de julio de 2011, cuatro veranos después, se estrena la octava y última película de Harry Potter y todos los fans del niño que vivió y asociados daremos nuestra infancia por claususrada definitivamente en cuanto salgamos del cine.

Muy rara vez he tenido tanta expectación por una película... y en este caso, me sorprende. Sé perfectamente qué va a suceder desde hace años, y aun así es algo que no me perdería por nada en el mundo. Se cierra una era. No habrá más libros y tampoco más películas. Se cierra el círculo y ya no va a haber que esperar más para conocer más material nuevo. Quizá tras leer esto se me considere una fangirl más, pero lo cierto es que conmigo se cumple el dicho ese que dice que "hay amores que matan" y ese otro que afirma que "amores reñidos son los más queridos" (Los lectores de mi antiguo blog saben de qué hablo xD)
A pesar de ser una parte fundamental de mi infancia y adorar todos y cada uno de los libros, los critiqué. Esta es una ocasión especial, por lo que abordaré el tema yendo por partes para que no me desborden los sentimientos.

*Advertencia: Si has leído los libros, no eres fan de la saga y tampoco te han enredado nunca para ver una película, desaparécete, filthy mudblood*

*Advertencia 2: Esto va a ser muy largo. Ve a por provisiones, ve al baño y avisa a tu familia de que estás vivo antes de empezar*


Guía, disección y homenaje de la saga más existosa de todos los tiempos (y no necesariamente en ese orden)


1) La estructura:

La saga de Harry Potter está dividida en siete libros, pero profundizando dentro de cada volumen nos encontramos con un patrón muy claro que, aun siendo susceptible de algunas variaciones, se repite a lo largo de seis de los siete libros. Podría tirarme tres párrafos hablando sobre este fenómeno, pero hace unos años (antes de que olvidasese el noble arte de la síntesis) conseguí extractar toda la información en una sencilla secuencia:

Harry "Ceniciento", Harry "hijo pródigo", Harry "versión pringado de Hogwarts obsesionado con la idea de llamar la atención a toda costa" y finalmente Harry "héroe y mago súperpoderoso que por humildad solo usa expeliarmus"

Pongamos que las locas aventuras de Harry en Privet Drive duran, al alza, 50 páginas... eso significa que con leer "la piedra filosofal" ya sabemos más o menos qué va a pasar en los próximos cinco libros. Te ahorras 300 páginas. No obstante, para una saga que supera las 3000 páginas, no es suficiente. Por supuesto no puede faltar el esperado reencuentro del trío dorado y las escenas familiares, cálidas y adorables en la Madriguera, los tiras y aflojas a lo largo del curso cuando todo el mundo acusa a Harry de chalado y finalmente el "Zas, en toda la boca" que Harry dedica a todos sus compañeros cuando se confirma que él estaba en lo cierto y había un peligro mortal acechando el lugar más impenetrable y seguro del mundo mágico: la escuela Hogwarts de Magia y Hechicería. (Que esa es otra, deberían llamar a los de Securitas Direct o algo porque lo de la seguridad no lo llevan muy bien que digamos)

Es gracioso porque, vale que en el primer libro le den largas a Harry cuando anticipa el desastre. Puede que incluso sea comprensible que, después de pillarle en todas las escenas del crimen, den poca credibilidad a sus augurios sobre un nuevo ataque de Voldemort... pero seguir ignorando al muchacho durante cinco libros más es pasarse ya de castaño oscuro. Vale que el chaval no las tiene siempre todas consigo, pero por favor... ya había indicios de que Voldie tenía ganas de marcha. El caso es que en Hogwarts al principio todo son flores, mariposas, sonrisas y felicidad hasta que llegamos al cuarto libro y Voldemort, para celebrar su regreso, mata a Cedric Diggory, que quería hacerse el valiente sin ser de Gryffindor.

*Inciso*

Voldemort mató a Edward Cullen ¿vale? Voldemort, ahí donde le veis, Avada-Kedavreó al vampiro más roñoso de todos los tiempos.El alma de Voldemort, débil, rota e inestable, se desgarró una octava vez yendo a parar al cuerpo de Cedric/Edward y le convirtió en el octavo Horrocrux. Todo encaja. Crepúsculo es en sí un objeto que encierra un mal oscuro que modifica el comportamiento de quien lo tiene cerca, pero como ya el alma de Voldemort no tenía muy buena calidad, en vez de provocar muerte, provoca vómitos de arco iris y comas diabéticos.

*Fin del inciso*

Es entonces cuando el pitorreo hacia Harry se hace notablemente mayor, donde ya no solo es ninguneado por la mayor parte del alumnado de Hogwarts, sino por el propio Ministerio de Magia.
En la recta final de la trama no puede faltar el discurso aclaratorio de Albus Dumbeldore, que siempre llega tarde con todas las respuestas

En cuanto al tema de las relaciones amorosas entre personajes... puedo resumir todo con esta pequeña pieza de sabiduría:




2)Los personajes:


Potter, Harry Potter: Es el niño que sobrevivió a ocho ataques directos del mago tenebroso más poderoso de todos los tiempos. Sobrevivió a su propia familia, a un troll, a las pruebas y al enfrentamiento por la piedra filosofal del señor Flamel, al sauce boxeador, a arañas gigantes,a un basilisco de treinta metros, a los augurios de muerte de la profesora Trelawney, al sauce boxeador (otra vez), a los dementores, a las intrigas palaciegas entre los Merodeadores supervivientes, a un torneo no apto para alguien de su edad, a un ritual en el que Voldemort recuperó su cuerpo y a un duelo con éste, a la Suma Inquisidora, a una inscursión extraoficial en el Departamento de Misterios, a duelos contra mortífagos, a una posesión de Lord Voldemort, a la búsqueda de los Horrocruxes, a una incursión en Gringotts, a la batalla de Hogwarts y al duelo final contra Voldemort siendo el legítimo dueño y señor de las Reliquias de la Muerte.
Y seguro que hay alguna cosita que se me ha olvidado, pero ya basta de echarle flores. Harry es un personaje con el que tengo una relación extraña. Siento que le comprendo muy bien, siento que, salvo excepciones, yo habría hecho lo mismo que él, pero despreció a su padrino después de morir y dio crédito a un hombre que, si bien estaba del lado de los buenos, no fue cariñoso, ni bueno, ni amable con él. Estimado Harry, si los genes no hubiesen sido benévolos contigo y hubieses salido con los ojos de tu padre... te habrías comido los mocos. Severus Snape toleraba tu existencia porque eras hijo de Lilly Potter y lo único que le recordaba que lo eras eran tus ojitos. Tenía que decirlo

Ronald Weasley: Pelirrojo, graciosete, adorable en términos generales. Escudero fiel de Harry y compañero de batallas. Notable jugador de ajedrez que derrotó al tablero encantado de la mismísima Minerva McGonagall. Flamante poseedor de la aracnofobia más justificada de la historia. Premio a la Memoria de Elefante Anual ya que, tras cinco años, recuerda unas palabras que su amigo pronunció en pársel y que él ni siquiera sabe qué significan. El chico que creyó ser un crack gracias a una poción pero realmente lo fue por sí mismo. El más inseguro. El más desconfiado y el que creyó que Harry le engañó con el tema del Torneo de los Tres Magos. Futuro marido de Hermione Granger y la alegría de la huerta en general.

Hermione Granger: Atención, paren las máquinas, esta mujer merece una mención especial. Siempre he defendido la importantísima aportación de Hemione a la saga. No es ya solo miembra del trío dorado sino que además, de no ser por ella Harry y Ron se habrían dado de boca con el primer obstáculo del camino. Recordemos si no el ya célebre "alohomora", el "petríficus totalus" con el que atacó al gran Neville Longbottom o su magistral actuación para deshacerse del Lazo del Diablo... y eso solo en primer año. Ya no es que haya sido determinante para salir de trampas peligrosas... es que su mayor aportación a la historia son... los deberes. Sí, estimado lector, has leído bien: los deberes. De no ser por esta señorita, Harry Potter y Ronald Weasley seguirían repitiendo cursos hasta que a Voldemort le hubiese atacado el alzheimer y no supiese cual era su plan maligno de dominación mundial.

Neville Longbottom: Arrodillaos ante él porque...

El patronus de Chuck Norris es Neville Longbottom

Nada más que decir.

Luna Lovegood: La que a mi entender tuvo que haber sido la chica de Harry.

Ginny Weasley: La que terminó con Harry. La que decidió actuar y hacer cosas útiles cuando Harry decidió "dejarla" para protegerla en vez de acurrucarse en su habitación como un vegetal a esperar a que alguien hiciese todo el trabajo por ella como una que yo me sé. Es un poco turbio que Harry termine con un clon de su madre, pero como ella es adorable y esa unión convierte a Harry y a Ron en "cuñaaaaaaaos" le perdono.

Draco Malfoy: Rompo una lanza por él. Representa las "ganas de joder al personal" de la forma más pura y transparente. No quiere ser mortífago, no quiere situarse en ningún bando y cuando lo hace es cuando le obligan... él simplemente quiere meterse con Harry por el gran placer de hacerlo. Eres grande Draco.

Minerva McGonagall: Siempre la recordaré como la mujer que más perjudicó a las puntuaciones de Gryffindor para las copas de las casas. Mientras que Snape quitaba 5 o 10 puntos sin motivo al sufrido trío dorado, ella les ventilaba 50 por ir a salvar al mundo.
Es broma.
Bueno, no lo es. Pero también la recordaré como mi modelo ideal de profesora a pesar de lo dura que era a veces.

Severus Snape: Rancio, parco en palabras, sarcástico, de lealtades difusas hasta el final... ¿se puede pedir más? Mientras leía a veces le odiaba de verdad, pero creo que era más por mi conexión emocional con Harry. Cuando me paraba a pensar fríamente sentía una devoción impresionante por ese hombre. Devoción que se incrementó al ver a Alan Rickman en pantalla. Al final resutó ser un agente doble o triple o... no sé. Sin mencionar la tristísima historia que tiene detrás *necesito un cleenex* Un personaje que, desde luego, no puede dejar indiferente a nadie.

Sirius Black: Amigo fiel hasta el final. Renegado a las ideas de su familia. Rebelde. Valiente. Padrino de Harry. Tras haber estado encerrado durante años por un crimen que no cometió, aun le quedaban fuerzas para acojer con cariño a Harry y ofrecerle un futuro mejor que en casa de los Dursley. Héroe hasta el final y creo que uno de los personajes más maltratados de toda la saga.

Remus Lupin: Nos enseñó el verdadero valor del chocolate y ha sido el mejor profe de Defensa Contra Las Artes Oscuras de los 7 libros.

Albus Dumbeldore: El adorable anciano cuya larga barba ocultaba más secretos de los que debía a veces me parecía un enorme y molesto grano en donde ustedes ya saben. ¿Tanto te costaba decirle las cositas a Harry? Es la clase de personaje que lo sabe (mira, como el escritor) pero que ve mucho más allá que todos los demás (lectores incluidos) y todos nos sentimos subnormales cada vez que abre la boquita. Es que a ver, si Dumbeldore se hubiese hecho cargo de la situación posiblemente Sirius estaría vivo y yo no sufriría tanto por él. Pero no puedo odiarle porque nos ha dejado grandes perlas, grandes trozos de sabiduría, grandes ganas de abrazarle cual abuelo risueño y grandes discursos épicos.

Bellatrix Lestrange: La verdadera villana de la historia. Ni Voldie ni ostias. Mató a Sirius Black, su propio primo. Mató a Tonks, su sobrina. Mató a Dobby, el entrañable elfo libre. Mató al incombustible Fred Weasley, haciéndome llorar tanto que tuve que dejar de leer porque no veía las letras. Intentó asesinar a Ginny, pero la madre coraje por excelencia, Molly Weasley le da matarile de manera legendaria en versión original y de manera vergonzosa y sin fuerza en la traducción al castellano. Es una villana IMPRESIONANTE. La odio por sus acciones pero la adoro por lo genial que es haciendo su papel de enfermiza, desquiciada, vil e inmisericorde adoradora de Lord Voldemort.

Lord Voldemort: Un chico guapo que se deshizo de su alma y de su nariz para hacerse inmortal. Es el que todos queríamos ver muerto y, para regocijo de todos... así acaba.

Los Dursley: Vernon Dursley es lo peor que ha dado el mundo muggle con diferencia. La cola de cerdo se la merecía él y no su hijo..
Petunia tiene justificación: Su hermana recibió más atenciones y elogios que ella por ser bruja y después fue el mundo de la brujería el que la condujo a la muerte. Comprendo su aversión por el tema mágico. Por mucha envidia que tuviesen entre ellas o por muchas discrepancias que tuviesen, dudo que quisiese que su hermana muriese. O sea que a Petunia ni tocarla.
Dudley simplemente ha sido educado en el rencor y el odio a lo diferente y el pobre no da para más, pero el gesto que tuvo con Harry antes de abandonar Privet Drive me llegó a la patata.


No obstante, no olvidaré jamás a Hagrid y sus metidas de pata, ni al señor Weasley y su interés por el punto de vista muggle, ni a Ojoloco, ni a Abeforth, ni a Hedwig, ni al señor Ollivander. Tampoco las travesuras de los gemelos a los que he idolatrado e idolatraré siempre por seguir dignamente los pasos de los Merodeadores y torear a Filch con todo su arte. Y por supuesto a Peeves, ese maldito poltergeist que solo obedecía a los gemelos y que jamás salió en ninguna de las pelis. Tampoco olvidaré a Gilderoy Lockhart aunque él sí perdiese toda la memoria y tampoco a Fawkes ni a Buckbeak. Tampoco huirá de mi memoria al gran Lucius Malfoy, culpable directo de las demoledoras caras de asco y el esnobismo incontrolado de mi querido Draco. Ni al resto de los profesores, ni a los campeones de Durmstrang y Beauxbatons, que resultaron ser los magos más lerdos del hemisferio norte. Ni las canciones del sombrero seleccionador ni los fantasmas de Hogwarts ni a sus fundadores. Y tampoco voy a olvidar todas las horas de mi vida que he dedicado a debatir y dicutir sobre la saga, lo que la he criticado y lo que la he defendido. Mis amigas tampoco van a olvidar quién las dió el coñazo para que se leyesen los libros y me sentiré orgullosa dentro de 30 años por haber conseguido meterlas en el mundo de Harry Potter.

Y ahora, por si creéis que es poco, un bonus track:

3)Algunas cosas que, de no ser porque había que vender los libros y la historia tenía que dar para siete volúmenes de los cuales todos estamos muy agradecidos, habrían resumido la historia:

- Si Dumbeldore hubiese adjuntado una carta a la misiva oficial de Hogwarts, podría haberle dado a Harry un par de noticias en vez de una, que hay que aprovechar bien los shocks:

"Harry, eres un mago... y un horrocrux"

-Dumbeldore aseguró que el Cáliz de Fuego era prácticamente imposible de engañar. Fred y George Weasley salieron escarmentados, pero llegó el último mortífago oculto solo gracias a una poción que Hermione Granger pudo elaborar en segundo curso y metió a Harry en un fregado de tres pares de narices. Oyoyoyoy... qué dificultad más grandeee....

-Si Snape no hubiese sido un rancio, podría haberle dicho a Harry:

"Yo amaba a tu madre, por eso te protejo. No obstante voy a putearte porque te pareces a tu padre ¿todo claro?"

Hablando se entiende la gente, así nos habríamos ahorrado muchos disgustos. Así, Harry no se habría cerrado en banda para aprender Oclumancia y no se la hubiesen metido doblada.

-Si Voldemort no fuese tan aficionado a "jugar con la comida" y no hubiese retado a Harry a un duelo al final de "el Cáliz de Fuego", habría vencido y habría dejado de dar por saco con sus frustraciones de abuela cebolleta.





¡Travesura realizada!


PD: Aun con cierto retraso, estoy dispuesta a aceptar la solicitud de estudiar en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, así que envienme la carta cuando quieran