sábado, 30 de abril de 2011

Sesión de cine


(Advertencia: No espere encontrar una crítica como las del periódico ni como las de las páginas web especializadas. Esta es infinitamente mejor)




Ayer fui a ver Thor

Primero golpea y luego pregunta




Sí, queda confirmado que una servidora no ve cine independiente sueco. Lo tengo asumido. Yo jamás seré como la tía esa del anuncio se que pone a hablar de Tanarashi o de Kurkovsky o del director "nisupu" que toque. Queda muy intelectual... pero yo es que soy de otro rollo (del rollo no intelectual), qué se le va a hacer. El caso es que llevo mucho, mucho tiempo esperando la aparición de los Avengers en todo su esplendor. Tenemos ya a mi adoradísimo Robert Downey Jr en el papel de Iron Man. Tremenda película, tremenda banda sonora. No esperaba menos para mi super héroe favorito por goleada. También tuve el gusto de ver Hulk. Ese culturista verde nunca ha sido de los que más me llamaba la atención, para qué mentir, pero Edward Norton salía en pantalla y a parte de amarle sin medida, me dio la sensación de que ningún otro podría hacer el papel de Bruce Banner mejor que él. Y lo sigo pensando. Estimado Mark Ruffalo, lo tienes muy difícil hijo. No me gustas mucho como actor (ni como nada, a ver si la gente se va a poner a pensar mal), pero te respeto porque vas a ser un Avenger. Espero de verdad que estés a la altura de mi Edward ¿eh? Y ahora tenemos a Thor. Thor (Chris Hemsworth) es el dios del trueno y primogénito de Odín (Anthony Hopkins). Pero el bueno de Odín ya está mayor y quiere dejar la monarquía porque no hace más que darle disgustos y le carga el muerto al Thor, que a parte de ser un brutito, es un arrogante de campeonato. El carácter de Thor le da problemas con su padre y con una raza entera y Odín, en vez de llamar a la Super Nany o al Hermano Mayor, le manda a Midgard (o sea, a la Tierra) para que recapacite y le deje a él tranquilo. En medio de todo esto, se enamora de Jane (Natalie Potman) que durante la transición del comic ha la peli ha pasado de ser enfermera a una astrofísica/meteoróloga. Por si Thor no tuviese ya bastante, tiene un hermano pequeño que se llama Loki que tiene envidia y se dedica a dar problemas toda la película. Aquí voy a hacer un paréntesis. Thor es un tío alto como un castillo, rubio, fornido y barbudo que mata gente con un martillo-boomerang.




Nótese la aridez del terreno típica del clima de Nuevo Mexico y de la adaptación de la flora a tan adversas condiciones. Solo de ver el paisaje se me seca la boca.




Loki es menudito, moreno e imberbe y es más amigo de los trucos de magia al estilo de Tamariz (que yo entiendo que siendo lo listo y lo adorable que es no le hace falta ser como la bestia parda de su hermano, pero el contraste es evidente). Una cosa es que los hermanos tengan personalidades distintas y otra es que no se parezcan en nada. Odín, un consejo, la próxima vez que vayas a llevarte los hijos de los demás, ocúpate de que no se note tanto que es adoptado, que luego cogen envidia e intentan matar a Thor. Fin del paréntesis. Que no se me malinterprete, Loki es lo más grande. Me gusta mucho cómo lo ha hecho Tom Hiddleston y me parece que le va mucho el papel aunque su voz en el doblaje no pueda tomarse en serio. Me parece un malo muy chachi que podría haber dado mucho más juego, pero no me quejo porque en general la peli me ha parecido interesante y entretenidísima. Los efectos especiales me parecieron estupendos y Asgard es GENIAL. Me pasé toda la película teniendo envidia de los asgardianos (y las asgardianas), pero sin duda lo que más me gustó fue Heimdal y esa uso macabro que Loki le da al bifrost. Fue tan al estilo de la Estrella de la Muerte que no pude evitar asociarlo. Solo puedo decir que yo de mayor voy a vivir en Asgard y me divertiré contándole chistes a Heimdal a ver si consigo hacerle reir. Y mis vacaciones las pasaré en la Tierra Media. (Qué friki que soy y qué bien me lo paso). Me hizo bastante gracia cómo contrasta Asgard y la Tierra, bueno... mejor dicho... cómo contrasta Asgard con Nuevo Mexico (que mira que la Tierra es grande y todos los avistamientos interesantes ocurren en el mismo sitio siempre). En serio, a mí me sacan de mi palacete de oro con visión directa de las estrellas, me quitan mis poderes y me destierran a un desierto de casas de chapa, juro que me pego un tiro. Y si soy Thor... me mato a martillazos. Tampoco puedo pasar por alto la breve intervención de Hawkeye (Jeremy Renner) y no puedo esperar pare verle en más pelis. Al igual que tampoco puedo esperar para ver a Iron Man o a Thor...



Qué calor que hace en Nuevo México y hay que ver lo mal que lo lleva el pobre Thor.




Destaco también la batalla final entre hermanos. Solo diré que Thor, a pesar de haber cambiado a mejor, sigue siendo el más duro del universo y que Loki es demasiado genial como para estar en Asgard. Sufrí un verdadero conflicto de intereses durante esa escena. Ahora solamente queda esperar al Capitán América y aguantar como se pueda hasta el 2012 para verles a todos juntitos en pantalla. PD: Que viva Australia. PD2: A todos los que han comentado los murmullos que había cuando aparecía Chris Hemsworth en pantalla... solo os puedo decirque tenéis que estar agradecidos de que no abundasen los "¡¡¡AY, OMÁ!!!"




.









.











.















.













.
¡Mira, una silla!

martes, 26 de abril de 2011

"Unpopular Opinion" o "Cómo perder lectores" (volumen 1)

Toca hablar de fútbol, amigos. (Primera sangría de lectores)

En mis anteriores entradas acerca del deporte rey, me he referido siempre a la Selección Española de Fútbol. Ese conjunto de jugadores conocido como "la roja" a los que, hasta hace poco, martirizábamos con el sanbenito de los cuartos y que el verano pasado ganaron la copa de campeones del mundo (le pese a quien le pese, detractores de la selección, detractores del fútbol, detractores de España o detractores de la FIFA)

Pero esta vez me toca mojarme, que para eso está el blog, qué demonios.

Yo soy merengue. Para los no-iniciados en la jerga futbolera... soy del Real Madrid C.F (segunda sangría de lectores no merengues) y no quiero atrasar más esta entrada en vista de los dos últimos clásicos que nos quedan. Pase lo que pase, me parece que lo mejor es decir las cosas ya para que nadie piense que el poderío espiritual de la Champions ha hecho mella en mí. Está claro y se ha visto que el Barça es un equipo fuerte que juega a un altísimo nivel (tercera sangría de lectores, ahora merengues). Han hecho historia y han tenido el poder casi absoluto durante varias temporadas. Pep Guardiola es un entrenador que ha impactado a la opinión pública por cómo ha dirigido al equipo al ritmo de los Scissor Sister y el tiki taka (Montes, va por ti).

Y aquí es cuando los pocos que hayan seguido leyendo dirán...

¿Pero qué mierda de madridista eres tú, muchacha?

No se adelanten ustedes. Ser madridista no significa estar CIEGO. Ni obviar lo evidente. Pero yo sigo prefiriendo a mi equipo. Sigo prefieriendo el estilo de los merengues y sigo prefiriendo a nuestro entrenador: José Mourinho. (Cuarta sangría de seguidores... maldita sea, no tengo yo tantos seguidores como para perderlos a este ritmo)

Guardiola llegó a un equipo ya hecho. Allí todos son hermanos y tiran mucho de la cantera (cosa que admiro y que apoyo). Pero se conocen. La gran mayoría ya se conocen entre ellos desde hace mucho tiempo... por lo que el trabajo de Pep es orquestar algo que ya está montado.
Mourinho es el entrenador número diez mil ochocientos tres que pasa por el Real Madrid últimamente. El equipo cambia de jugadores con frecuencia. Se compra, se vende, vienen, se van... y no se puede mantener un estilo de juego porque no se mantiene a un entrenador fijo. No se le da tiempo. Eso es problema, por supusto, de los cagaprisas de los directivos y de los soplagaitas de algunos aficionados que no hacen más que achuchar a los entrenadores culpándoles de cosas que escapan a su alcance. Esto que he comentado no quiere decir nada. Pep no tiene la culpa de haberse encontrado con un equipo ya armado y que funciona. No tengo nada que comentar del Barça. Tengo que hablar de mi equipo.

El Real Madrid parece haberse hecho célebre por fichar a los entrenadores más "bordes", "antipáticos" y "rancios" del mercado. Y de hecho se comenta que con Mourinho se ha sobrepasado el umbral de lo aceptable. Aquí llegamos al punto donde yo quería llegar:


A la gente le falta un hervor (o dos)


Mourinho me parece un grandísimo entrenador. (Quinta sangría de lectores ¿hay alguien ahí?) Está levantando a un equipo relativamente nuevo, de jugadores que han estado pasando de manos de un entrenador a otro durante años y que no tienen una pauta marcada porque les han sometido a cada uno de los estilos de los entrenadores que han ido pasando por el banquillo. Independientemente de cómo quedemos en Champions, para mí Mourinho ya ha hecho mucho más de lo que ha hecho nadie. Me parece que es el único en ese club que defiende el equipo. El único que no se esconde detrás de politiqueo y diplomacia gratuita y que va de cara para defender a los jugadores. Porque él entrena a un equipo. Y si se tiene que quejar se queja. Y si tiene que decir que se ha jugado mal, lo dice. Pero de esto último nadie se acuerda porque a la prensa y a otros cuantos individuos más les parece mucho más divertido tacharle de soberbio y de padecer "titulitis". Quien la padece es por algo. Guardiola no padece de "titulitis" porque no ha pasado por tantos equipos como Mourinho, por lo que a mi entender, por muy bien que lo esté haciendo en el F.C Barcelona, aun no se lo puede permitir.
Si dice que Pedro León no es ni Zidane ni Maradona, es porque no lo es. Nadie se acuerda tampoco de cómo continuó esa "polémica" rueda de prensa. Dijo que era un buen jugador, pero que tenía que ganarse ser titular.

Menudo cabrón ¿eh?, pidiéndole esfuerzo a los jugadores, qué barbaridad, a dónde vamos a ir a parar.

Me tiene hasta el gorro que la gente se empeñe en comparar a Mourinho con Guardiola y viceversa. No se parecen en absoluto. Son caracteres, situaciones, equipos y estilos totalmente diferentes y ambos son grandísimos entrenadores. La diferencia es que uno se calla y el otro no. Y se ve que no callarse, distorsiona la visión que otros tienen de ti y, al parecer, te convierte en peor entrenador. ¿Que se queja al cuarto ábritro? Pues sí ¿por qué no? No veo el drama en quejarse. ¿Que defiende a sus jugadores? Por supuesto. Hay que barrer para casa, son sus chicos. No veo dónde está el problema.

Pero claro... mola mucho hacer reportajes con las frases más lapidarias de Mou. Mola mucho sacar dichas frases de su contexto y escandalizarse de sus formas y modales. Y por supuesto mola mucho decir que es un show-man. Pero luego vienen los grandísimos profesionales de la prensa deportiva dándole un señor desplante a Aitor Karanka. Educadísimos. Muy profesionales. Caballeros ingleses, oigan. Con esto, cualquiera que haya leído el blog (aunque a partir de ahora se lo esté empezando a pensar) ya sabrá que tengo una cruzada contra cierto tipo de periodismo. Pues así es. A los periodistas deportivos les incluyo. Esos profesionales que desean fervorosamente informar al espectador/ oyente... esos mismos fueron los que abandonaron la sala de prensa al ver que no iban a poder atacar a Mourinho con sus incisivas preguntas ni iban a obtener un titular.Aquellos que se escandalizan de que "Mourinho de la palabra a su segundo la víspera de un clásico" aun sabiendo que tenían a alguien perfectamente capacitado para informarles sobre el "importantísimo partido Madrid-Barça", hacen el petate y se marchan dando un plantón épico a Karanka. Ya ven ustedes cómo de plural e imparcial es la prensa. Ya ven ustedes la profesionalidad. Alguien debería recordarle a estos excelsos profesionales de la comunicación que ellos venden gracias a las "excentricidades y salidas de tono de Mou" y no al revés. Vaya profesionales tenemos. Me da igual qué periódico o qué canal sea. La prensa deportiva A-P-E-S-T-A.

Lo dicho. Para mí Mou... el mejor.

martes, 19 de abril de 2011

Hay una carta para ti (VI)



A veces la gente hace que note perturbaciones en la fuerza


Ayer, estaba entregándome en cuerpo y alma a una de las tareas más nobles y ancestrales tareas del ser humano: Hacer el vago. Y, en menor medida, hacía honor a ese refrán que dice "no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy"

Iba a hacer algo hoy, pero aun no he terminado de hacer nada


Entonces, mi madre me envió a comprar el pan, perturbando mi paz. Salí, cumplí mi misión y emprendí el camino de vuelta a mi fuerte, con tan mala fortuna que me encontré con mi vecina-hormiga. Una mujer de 78 años que es mucho más bajita de lo debido y que puede cargar con 15 veces su peso. En esta ocasión cargaba con cuatro bolsas por brazo. Yo quería huir, quería escapar de semejante emboscada en el propio portal de mi casa. Pero en el tiempo que tardé en encontrar las llaves, la mujer-hormiga me había alcanzado

-¡Ay, nena!, ¿de dónde vienes?
-Vengo de cazar mamuts para alimentar a mi tribu. ¿No ves la bolsa con la barra de pan? De comprar el pan
-Bueno, pues ayudame a subir estas bolsas, que vengo malísima.

Entendamos por "ayudar" que me dio a mí 6 bolsas y ella subió la del pan y el periódico.

-Pues no veas, hija, he estado en el ambulatorio y me han dicho que tengo la tensión un poco alta, pero le dije al médico que el otro día me dio un bajón y que me dolía el lado de aquí... ¿me miras?
-Sí, sí. Voy a pedirle permiso a Houston para virar con todo esto.
-Y me ha dicho que tengo que hacer una dieta muy estricta que me ha apuntado en este papelito que llevo en el bolso....

-¿Las patatas fritas, el salchichón, el tocino y el chorizo para el cocido y los callos se incluyen en esa dieta? ¿Y qué clase de dieta es?
-No lo sé, no veo lo que me han puesto. Que escriben muy chiquitico.
-¿Quiere que se lo lea?
-No, no. Que yo no pienso pasar hambre en los años que me quedan. Que haga dieta su madre.
-...
-Pero es que me duele todo horrores ¿eh?
-...
-Y es que encima los jóvenes me ven cargada como una mula y ni me ayudan ni nada. Yo cargándolo todo con estos dolores que tengo. Que es que no hay vergüenza. Eso cuando yo tenía tu edad no pasaba, se respetaba a los mayores y se les ayudaba sin rechistar. Que es que esta juventud está tan mal educada y tan consentida. Hambre tenían que pasar. Es que vaya, hay que ver lo que me duele esto ¿eh?


Parece que estamos ante un caso de quejica de los cojones. Te voy a recetar una gran dósis de "aguántate, coño"
*Traducción libre*

Y encima se refiere a los jóvenes como si yo no estuviese... o aun peor... como si yo no lo fuese. Es muy inquietante.

Y aquí es cuando empieza la dicharachera epístola que va dirigida a ...


los quejicas

Estimado llorón:

En esta ocasión hay pocas cosas que decir. Su caso es insalvable. El hecho de que considere oportuno dar pena a sus interlocutores le incapacita, en general, para superar esa fase infantil de llorar y no actuar. No está de más, sin embargo, advertirle que usted pertenece a un colectivo fácilmente detectable por lo que... su dramática actuación no funciona. Y no despierta compasión alguna, más bien al contrario.
Por lo tanto, dado que está estancado en esa estúpida actitud, lo único que puedo recomendarle es... no, no puedo recomendarle nada. No obstante, las personas que tratan con usted, siempre pueden ignorarle o cambiar de tema sin darle importancia a lo que cuentan. Está claro que su hipersensibilidad se sentirá herida, pero a los que le aguantan y a la que aquí escribe, no nos preocupan sus sentimientos. Desborda sentimientos. Ahoga a la gente con sus sentimientos. Y como ninguno es bueno, pues habrá que atenerse a las consecuencias. Preocúpese un poquito por los de los demás

Cambie el chip, amigo.
Sin cariño ninguno, me despido.

Gy

martes, 12 de abril de 2011

Lo estáis haciendo mal

*Atención: Esta entrada está directamente relacionada con la anterior y con mi idea de que cada vez damos más pena*




Voy a ser muy breve.

Hoy, cotilleando en internet la prensa, he podido ver lo que comentaban AFP , ABC , Daily Mail , The Seattle Times ... y he llegado a Público

No voy a forzaros a leer todo esto, ya se sabe que la cosa está fea sin tener que mirar tantos periódicos pero no puedo resistirme. Ya que se me ha bendecido con la noble función del copy-paste voy a deleitarles con un fragmento de lo que más me ha impactado de la noticia que nos facilita Público, ese gran periódico:


La sutil elegancia de mi humor no conoce límites



"Los índices de gravedad se gradúan del 0 al 7, siendo el valor más vajo para incidentes que no son significativos para la seguridad y 7 el más alto, para accidentes graves."

... siendo el valor más vajo para incidentes que no son significativos para la seguridad...

... siendo el valor más vajo....

...el valor más vajo...

...valor más vajo...

...más vajo...

... vajo ...

VAJO






Me boy a yorar, con un poko de suerteh, puede ke corijan esa orrivle falta de horticultura i asi x lo menos, podre deprimirme ha gusto lellendo las notizias.