martes, 26 de abril de 2011

"Unpopular Opinion" o "Cómo perder lectores" (volumen 1)

Toca hablar de fútbol, amigos. (Primera sangría de lectores)

En mis anteriores entradas acerca del deporte rey, me he referido siempre a la Selección Española de Fútbol. Ese conjunto de jugadores conocido como "la roja" a los que, hasta hace poco, martirizábamos con el sanbenito de los cuartos y que el verano pasado ganaron la copa de campeones del mundo (le pese a quien le pese, detractores de la selección, detractores del fútbol, detractores de España o detractores de la FIFA)

Pero esta vez me toca mojarme, que para eso está el blog, qué demonios.

Yo soy merengue. Para los no-iniciados en la jerga futbolera... soy del Real Madrid C.F (segunda sangría de lectores no merengues) y no quiero atrasar más esta entrada en vista de los dos últimos clásicos que nos quedan. Pase lo que pase, me parece que lo mejor es decir las cosas ya para que nadie piense que el poderío espiritual de la Champions ha hecho mella en mí. Está claro y se ha visto que el Barça es un equipo fuerte que juega a un altísimo nivel (tercera sangría de lectores, ahora merengues). Han hecho historia y han tenido el poder casi absoluto durante varias temporadas. Pep Guardiola es un entrenador que ha impactado a la opinión pública por cómo ha dirigido al equipo al ritmo de los Scissor Sister y el tiki taka (Montes, va por ti).

Y aquí es cuando los pocos que hayan seguido leyendo dirán...

¿Pero qué mierda de madridista eres tú, muchacha?

No se adelanten ustedes. Ser madridista no significa estar CIEGO. Ni obviar lo evidente. Pero yo sigo prefiriendo a mi equipo. Sigo prefieriendo el estilo de los merengues y sigo prefiriendo a nuestro entrenador: José Mourinho. (Cuarta sangría de seguidores... maldita sea, no tengo yo tantos seguidores como para perderlos a este ritmo)

Guardiola llegó a un equipo ya hecho. Allí todos son hermanos y tiran mucho de la cantera (cosa que admiro y que apoyo). Pero se conocen. La gran mayoría ya se conocen entre ellos desde hace mucho tiempo... por lo que el trabajo de Pep es orquestar algo que ya está montado.
Mourinho es el entrenador número diez mil ochocientos tres que pasa por el Real Madrid últimamente. El equipo cambia de jugadores con frecuencia. Se compra, se vende, vienen, se van... y no se puede mantener un estilo de juego porque no se mantiene a un entrenador fijo. No se le da tiempo. Eso es problema, por supusto, de los cagaprisas de los directivos y de los soplagaitas de algunos aficionados que no hacen más que achuchar a los entrenadores culpándoles de cosas que escapan a su alcance. Esto que he comentado no quiere decir nada. Pep no tiene la culpa de haberse encontrado con un equipo ya armado y que funciona. No tengo nada que comentar del Barça. Tengo que hablar de mi equipo.

El Real Madrid parece haberse hecho célebre por fichar a los entrenadores más "bordes", "antipáticos" y "rancios" del mercado. Y de hecho se comenta que con Mourinho se ha sobrepasado el umbral de lo aceptable. Aquí llegamos al punto donde yo quería llegar:


A la gente le falta un hervor (o dos)


Mourinho me parece un grandísimo entrenador. (Quinta sangría de lectores ¿hay alguien ahí?) Está levantando a un equipo relativamente nuevo, de jugadores que han estado pasando de manos de un entrenador a otro durante años y que no tienen una pauta marcada porque les han sometido a cada uno de los estilos de los entrenadores que han ido pasando por el banquillo. Independientemente de cómo quedemos en Champions, para mí Mourinho ya ha hecho mucho más de lo que ha hecho nadie. Me parece que es el único en ese club que defiende el equipo. El único que no se esconde detrás de politiqueo y diplomacia gratuita y que va de cara para defender a los jugadores. Porque él entrena a un equipo. Y si se tiene que quejar se queja. Y si tiene que decir que se ha jugado mal, lo dice. Pero de esto último nadie se acuerda porque a la prensa y a otros cuantos individuos más les parece mucho más divertido tacharle de soberbio y de padecer "titulitis". Quien la padece es por algo. Guardiola no padece de "titulitis" porque no ha pasado por tantos equipos como Mourinho, por lo que a mi entender, por muy bien que lo esté haciendo en el F.C Barcelona, aun no se lo puede permitir.
Si dice que Pedro León no es ni Zidane ni Maradona, es porque no lo es. Nadie se acuerda tampoco de cómo continuó esa "polémica" rueda de prensa. Dijo que era un buen jugador, pero que tenía que ganarse ser titular.

Menudo cabrón ¿eh?, pidiéndole esfuerzo a los jugadores, qué barbaridad, a dónde vamos a ir a parar.

Me tiene hasta el gorro que la gente se empeñe en comparar a Mourinho con Guardiola y viceversa. No se parecen en absoluto. Son caracteres, situaciones, equipos y estilos totalmente diferentes y ambos son grandísimos entrenadores. La diferencia es que uno se calla y el otro no. Y se ve que no callarse, distorsiona la visión que otros tienen de ti y, al parecer, te convierte en peor entrenador. ¿Que se queja al cuarto ábritro? Pues sí ¿por qué no? No veo el drama en quejarse. ¿Que defiende a sus jugadores? Por supuesto. Hay que barrer para casa, son sus chicos. No veo dónde está el problema.

Pero claro... mola mucho hacer reportajes con las frases más lapidarias de Mou. Mola mucho sacar dichas frases de su contexto y escandalizarse de sus formas y modales. Y por supuesto mola mucho decir que es un show-man. Pero luego vienen los grandísimos profesionales de la prensa deportiva dándole un señor desplante a Aitor Karanka. Educadísimos. Muy profesionales. Caballeros ingleses, oigan. Con esto, cualquiera que haya leído el blog (aunque a partir de ahora se lo esté empezando a pensar) ya sabrá que tengo una cruzada contra cierto tipo de periodismo. Pues así es. A los periodistas deportivos les incluyo. Esos profesionales que desean fervorosamente informar al espectador/ oyente... esos mismos fueron los que abandonaron la sala de prensa al ver que no iban a poder atacar a Mourinho con sus incisivas preguntas ni iban a obtener un titular.Aquellos que se escandalizan de que "Mourinho de la palabra a su segundo la víspera de un clásico" aun sabiendo que tenían a alguien perfectamente capacitado para informarles sobre el "importantísimo partido Madrid-Barça", hacen el petate y se marchan dando un plantón épico a Karanka. Ya ven ustedes cómo de plural e imparcial es la prensa. Ya ven ustedes la profesionalidad. Alguien debería recordarle a estos excelsos profesionales de la comunicación que ellos venden gracias a las "excentricidades y salidas de tono de Mou" y no al revés. Vaya profesionales tenemos. Me da igual qué periódico o qué canal sea. La prensa deportiva A-P-E-S-T-A.

Lo dicho. Para mí Mou... el mejor.

3 comentarios:

  1. Ooooh, Gy, ¿cómo te atreves a meterte con el maravilloso San Pep y sus estupendos muchachos? Además has blasfemado y manifestado tua adoración por el demonio... al infierno futbolístico de cabeza. ;)

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo soy del Barça (más por llevar la contraria a mi padre que por otra cosa, porque no me gusta el fútbol y hace mil que no sigo el baloncesto...) y personalmente estoy enamorada de Pep, pero he sobrevivido a tu sangría. No entiendo demasiado de estas cosas, yatusabes, pero tal y como tú lo explicas tiene mucho sentido.
    Y sólo añadir que, excepto sonadísimas excepciones, la prensa en general apesta. No hay sorpresas xP

    ResponderEliminar
  3. Amén. *Gy* Voy a llorar de la emoción... xD No, no voy a llorar, pero soy del Madrid y me gusta Mourinho :)

    ResponderEliminar