martes, 11 de junio de 2013

Series de mis amores (III)

Nada más leer el título, los que me conocen ya saben de lo que voy a hablar en esta entrada. Los que no, podrán enumerar unas cuantas series y seguro que la respuesta correcta sale rápidamente, y más teniendo en cuenta la fuerte pegada que ha tenido a nivel mundial.

Sí, habéis adivinado, hoy voy a hablaros de

Juego de Tronos.


Concretamente voy a escribir sobre la tercera temporada y mi opinión al respecto, así que, aunque sobre decirlo, id a por provisiones y "brace yourselves" porque esto va a ser largo. Antes de nada, hay que tener en cuenta la dificultad que supone pasar a la pantalla una saga tan larga y compleja. Lidiar con múltiples tramas paralelas, con numerosos personajes que son protagonistas de sus respectivos puntos de vista y dejar patente la complejidad de algunos de ellos en apenas 50 minutos de capítulo es un verdadero reto.
 Como lectora, tengo mis quejas con algunos puntos de la adaptación y como espectadora tengo mis pegas con algunas de las cosas que se han visto en pantalla. No obstante,está muy bien en general y es una serie altamente recomendable, pero debéis saber tres cosas:

  1. Si sois sensibles y lleváis mal ver escenas de violencia explícita, manteneos alejados de esta serie. Y aun más de los libros.
  2. Si os encariñáis rápidamente de los personajes y sufrís con su sufrimiento, HUID. Huid ahora y no volváis nunca.
  3. Yo solía ser una persona normal con múltiples inquietudes, pero desde que he empezado a leer los libros no hago mucho más aparte de llorar por culpa de los Lannister
 La tercera temporada de "Juego de Tronos" generó una gran expectación para los lectores de los libros porque todos sabíamos lo que se avecinaba. Está basada en "Tormenta de Espadas" el tercer libro de la saga "Cancion de Hielo y Fuego", uno de los más trepidantes y un poderosísimo alegato contra las bodas. Y no solo eso... el viejo nos obsequia con más capítulos contados por Lannisters. Y eso es bueno. Porque he aquí un dato relevante para mi análisis: Para mí, lo mejor de los libros son los Lannister. Lo mejor de la serie son los Lannister. Si G.R.R Martin decidiese escribir un libro solo con POVs de los Lannister yo estaría la primera de la cola el día de su publicación. Si los creadores de la serie decidiesen rodar un capítulo en el que solo se viese la dinámica de esta familia disfuncional  y sus interacciones entre ellos, yo lo vería. Tres veces. Al día. Puedo hablar horas y horas de los Lannister y no cansarme. No queréis iniciar conmigo una discusión sobre esta familia, creedme. No queréis.
Las temporada en general me ha parecido normalita, disfrutaba la mayoría de los capítulos mientras los iba viendo, pero luego mi parte crítica muchas veces terminaba por vencer a mi lado de entusiasta espectadora y debo decir que ha habido modificaciones y fallos que (en mi opinión) fastidian el conjunto de la temporada. A partir de aquí vienen spoilers. Muchísimos spoilers. Si solo has visto la serie y tienes pensado leer los libros te recomiendo que andes con ojo, si no has visto ni la serie ni has leído los libros ¿a qué demonios estás esperando para hacerlo?


1. Meñique/Petyr Baelish
Qué sutil es ¿verdad? Igualito que en el libro ¿no es así?. Nada más empezar la temporada le tenemos ahí, tan contento, reuniéndose con Sansa sin ningún tipo de cuidado o discreción y soltándole la bomba que a los lectores nos estallaría en la cara, por sorpresa, a mitad de la novela. Esa trama no se ha llevado particularmente bien porque han privado a los espectadores de una de las grandes sorpresas que nos da el libro. Además...


"¡HA HÁ, Varys! ¡Soy Peter, Peter Baelish y soy malo! He contado las espadas del trono porque estoy sediento de poder y soy así de obvio... y de malo! ¡No soy traviesillo, soy malo! ¡MALO! ¡Y CRUEL! ¡Y MALO! ¡El caos es una escalera y la inventé yo, yo soy la maquiavélica portera del mal! ¡Yo encero la escalera pa que os caigáis todos! ¿Te he dicho ya que soy malo?"

¿Esto qué es? Me lo expliquen. ¿Dónde está esa mente maquiavélica, mi cerebro del mal y la conspiración?  ¿Dónde se han llevado a Meñique, el excepcional jugador del juego de tronos? ¿Era necesario que fuese tan obvio? ¿Era necesario lo de Ross? Vale que era un personaje inventado, pero ya que se inventaban un personaje, esperaba que tuviese una trama un poco digna y no como una nueva excusa para mostrar la crueldad de Joffrey. Ya sabemos que Joffrey es malo, lo habíamos pillado hace tiempo. Además... ¿qué es eso de que Ross hable de la prostitución como su "antigua profesión" y acabe encerrada por orden de Meñique en un cuarto con un niñato que ha demostrado ser un perturbado mental estando ella presente? No tiene ningún sentido. Querían deshacerse del personaje y lo consiguieron de manera muy poco elegante y muy poco necesaria para la trama.

2. Talisa y su señor esposo, the King in the North (O debería decir the King in the LOL?)
 ¿De verdad era necesario meter a Talisa y darle tanto tiempo en pantalla? Porque a mí me sobra muchísimo.  Aparte del hecho de que el Robb de la serie es un maldito dolor de muelas, me ponen a la noble-enfermera ahí a chupar cámara. El momento más absurdo de toda la temporada de estos dos panolis es, sin duda, el diálogo inmediatamente posterior a su escena de cama. En ese momento íntimo, post-coital en el que Robb, como buen monarca preocupado por la situación de la guerra, abandona a su amada en el lecho y se pone a mirar el mapa en pelotas. Mientras tanto, nos deleitan con un plano innecesariamente largo del culo de Talisa mientras ambos tienen el intercambio más estúpido de la temporada:

*Talisa coge un folio, el tintero y la pluma*
Robb: ¿Qué haces?
Talisa: Le estoy escribiendo una carta a mi madre.

Esta actitud, sospechosa a la par que estúpida, generó una gran confusión en un gran sector de espectadores que, resolvieron que aquello solo podía tener una justificación lógica: Talisa era una espía al servicio del  todopoderoso Tywin Lannister y le estaba enviando el parte. Pero reflexionemos por un momento... si hubiese sido una espía, habría resultado ser la espía más mala de todo Poniente, pero habría tenido la suerte de que Robb es imbécil y no se entera de la misa la media. Si por otra parte y tal como resultó ser, se concluye con su completa inocencia de los cargos de espionaje... es lo más raro y perturbador que he visto hacer en mucho tiempo. ¿No tienes otro momento para escribirle a tu madre, reina? ¿En la hora de la merienda, por ejemplo? ¿Qué vas a contarle? ¿Qué vas a poner en la carta?

"Hola, mami. Acabo de frunjir con el rey en el norte. Besis, chau!"

Ya no solo consiguieron que me desagradase aun más la pareja sino que además, me diese vergüenza ajena. Y enlazando con esto pasamos al punto 3...

3. La boda roja.
¿Por qué demonios le dan tanto protagonismo a Talisa?
Este era uno de los acontecimientos que esperaba con más ganas de toda la temporada porque fue un capítulo que me impactó profundamente, por lo bien escrito, por lo cruel, por lo brillante del plan y por lo horrible de la situación. Y honestamente, me esperaba algo mejor para esa escena.
Los actores estuvieron impecables. Maravillosos todos, destacando a Michelle Fairley (Catelyn Stark) con una actuación que me dejó hecha polvo. El problema no fue la ejecución de los actores, sino lo que había detrás. Para empezar la boda roja tiene lugar en un capítulo de Catelyn, por lo que me esperaba más tiempo en pantalla de ella. En este capítulo no muere un rey, muere un hijo. El dramatismo que buscaron por la vía de Talisa y su bebé Eddard (*inserte broma sobre Sean Bean aquí*)podrían haberlo sacado perfectamente de Catelyn arañándose la cara, loca, gritando desesperada como una mujer vacía sin nada más por lo que luchar en el mundo. Catelyn podría haber hecho llorar a medio mundo, sin meter a Talisa por ninguna parte porque esto me lleva al segundo error grave de esta escena: ¿Qué puñetas hacía Talisa ahí? Al márgen de que me parece un personaje soso, sin nada que aportar y totalmente innecesario, Talisa NO debería estar en esa boda por meras razones lógicas. ¿A quién se le ocurre llevar a la mujer por la que has roto tu juramento frente a los principales ofendidos?.  También podría decir que me faltaron los atronadores tambores porque creo que SON IMPORTANTES y que volverán a adquirir relevancia en otro episodio del libro del que no voy a hablar aquí, pero principalmente mi problema con esta escena fue el hecho de que Catelyn tuviese que ceder tantísimo espacio a la relación de Robb y Talisa y más después de ver cómo durante toda la temporada han IGNORADO de manera descarada a este personaje. Por suerte, como ya dije, Michelle Fairley le hizo justicia.

4. El último capítulo 
Fue absolutamente decepcionante para mí. Para empezar, desaprovecharon la preciosa oportunidad de darnos a Lady Stoneheart y dejar a todo el mundo alucinando en colores ante la perspectiva de tener que esperar casi un año para desvelar ese misterio. No solo tiraron esa oportunidad, sino que además aprovecharon para, en un alarde de originalidad, acabar la temporada con Daenerys OTRA VEZ. Es evidente que en este libro es donde la Khaleesi se luce totalmente, que al público le molan los dragoncitos y que sus escenas están hechas con mucha más dedicación que las de la mayoría de los personajes, pero a mí me tiene harta. Yo entiendo que no pueden matar a Balon Greyjoy y a Joffrey en el mismo episodio, pero tampoco pueden poner situaciones completamente innecesarias como esa escena en la que Sansa y Tyrion son super amiguísimos de la muerte o Shae se hace la digna enamorada. Ese tiempo podrían haberlo dedicado para mostrarnos algo más de la reacción de Sansa ante la noticia de la muerte de su madre y su hermano mayor y haber profundizado en la interesantísima dinámica que tiene este particular matrimonio. Y por supuesto, bien podrían haberse ahorrado esa escena de reencuentro entre Jaime y Cersei, que fue lo que más me ha dolido del episodio. No solo se han pasado por el forro los eventos del libro. No solo han hecho que Jaime llegue antes de tiempo, desvirtuando completamente todo lo que vendrá después (La actitud de Cersei hacia él, la forma de lidiar con la inminente muerte de Joffrey, el reencuentro en el Septo de Baelor al que esperaba con casi más imapciencia que la propia Boda Roja...) sino que además han dedicado un minuto escasísimo en el que Lena Headey y Nikolaj Coster-Waldau han hecho absolutamente todo lo humanamente posible para hacer justicia a esta pareja interpretando a su manera esta simple frase:

"Who?" she said, then, "Jaime?". She rose, her eyes brimming with tears.
She did not come to him, however. She has never come to me, he thought. She has always waited, letting me come to her. She gives, but I must ask.

No quisiera precipitarme, porque ya veremos cómo apañan esto la siguiente temporada, pero tiene toda la pinta de que no va a haber ningún momento íntimo en el Septo (porque a ver cómo me lo justifican si no es con un apasionadísimo reencuentro que ya nos han jodido), pero me temo que HBO y los responsables de la serie tienen una cosa clara: El incesto está feo, pero enviar por correo urgente en una caja el pene de Theon Greyjoy acompañado de una carta vacilona es un puntazo. Que Jaime y Cersei tengan sexo en un altar puede herir sensibilidades, pero mostrarnos cómo mutilan, torturan y castran a una persona, reduciéndola a una mascota con un nombre denigrante es lo más normal del mundo. ¡Hemos entendido el mensaje, muchas gracias!


Otro epic fail de la temporada fue la escena de Catelyn interactuando con Talisa y diciendo chorradas del tamaño de la catedral de Burgos sobre Jon Snow y castigos divinos *palmface*
5. Jaime y Brienne. 
Como cualquier lector sagaz ha podido adivinar, no les shippeo. No tengo nada en contra de ninguna de sus escenas en general, de hecho creo que han hecho justicia a todas y cada una (ignorando salvajemente a Jaime pensando constantemente en Cersei, pero vale). El único fallo que encuentro imperdonable es la escena en la que están en el campamento justo después de que le corten la mano a Jaime. Brienne, una mujer fuerte, valiente, que valora a otras mujeres, que sabe que las mujeres también son guerreras y que sufren, que paren y crían hijos, que son tan valientes y fuertes como lo puede ser un hombre... jamás diría "You sound like a bloody woman". Me ofendió por Brienne, por lo que ella representa en los libros para mí. Y me ofendió por Jaime, el hombre que se intercambiaba la ropa con su hermana melliza cuando eran niños y que decía que "si fuese una mujer, sería Cersei". Me pareció absolutamente OOC por parte de ambos y totalmente innecesario.

También podría comentar lo innecesario que fue poner a Podrick o a "Tri-Pod" como se le conoce ya, como a un dios del sexo, pero ya solo por el mote valió la pena.

De nota global, intentando ser justa y teniendo en cuenta todo lo dicho, esta temporada se queda en un 6, (pondría un 7 como muchísimo, sintiéndome muy generosa). No puedo darle más nota porque ha habido demasiadas cosas importantes que no me han gustado. Pese a todo, las localizaciones son impecables, el vestuario es una maravilla, destacando a Tywin como representante masculido de la moda de Poniente (de verdad, quiero toda su ropa. TODA), los diálogos, en particular aquellos en los que hay Lannisters de por medio son oro puro (HAHA, ¿lo pilláis?) y el elenco de actores es de calidad con dos muy notables excepciones: Jon Nieve y la Khaleesi, que están al mismo nivel interpretativo, con un abanico de expresiones faciales comparables a las de Chuck Norris.


 WARNING (en el hipotético caso en el que alguien haya sido capaz de leer todo esto)


  • Recuerda que cada vez que alguien llama "zorra" a Cersei, muere un gatito.
  • Recuerda que cada vez que alguien se mete con un Lannister algo dentro de mí muere lentamente
  • Recuerda.
  • Recuérdalo, Simba.