martes, 23 de agosto de 2011

"Agradecida y emocionada solamente puedo decir... ¡Gracias por venir!"



Quéfuertequéfuertequéfuerte... Hoy si que os traigo un notición.

¿A que no sabéis que ha venido el Papa?

Sí, lo sé muchachos, yo tampoco me había enterado. Como los medios no han cubierto la noticia, ni ha habido problemas. Como no ha sido complicado moverse por Madrid y ni ha habido ninguna polémica y, ni siquiera hemos comentado nada sobre el tema... pues no nos habíamos enterado de que su Santidad ha venido a vernos. Lo malo es que se ha ido ya. El pobre hombre, que se ha tomado la molestia de venir sin armar escándalo, solo para vernos a todos, hijos de dios... se ha marchado igual que ha venido. Sin ruido y sin que nadie le preste atención. Desolada estoy, oigan.




Y ahora en serio. Como madrileña solo tengo que decir:

Ya vale ¿no?

Si no es el 15M, son los que van con cacerolas a casa de Gallardón. Cuando no es el Papa es el 17A. Cuando no es el 17A, pues ahí están los del 15M que son inasequibles al desaliento. Si no es el Papa es Esperanza haciendo cosas que pueden matar a una persona normal. Cuando no es una horda de futboleros de camino al Bernabeu para ver un Madrid-Barça o los señores con polos de color verde y mochilas con poderes mágicos... es el 15M otra vez. Y cuando no... es todo eso junto. Así no hay quien vaya por Madrid, coñoya



Por cierto, aquí dejo mi opinión sobre el tema de la visita de su Santidad, para el que le interese:


Hace una semana no quería que viniese por el simple hecho de que me iban a cortar Madrid. Ahora, y de no ser porque no hago esas cosas, rezaría para que no volviese otra vez. Aquí, a parte de la fervorosa devoción, la juventud encarrilada en el camino de Jesucristo y toda la felicidad reinante... ha habido también cierta acritud. Entre las manifas, los titulares de la prensa, los amagos de atentado y todas esas maravillosas cuestiones...destaco los elaborados debates producidos entre laicos y cristianos (o cristianos y laicos, que yo no discrimino)

Unos: ¡Menos religión! ¡Más educación!
Otros: ¡Esta es la juventud del Papa!
Unos: ¡Menos crucifijo y más trabajo fijo!
Otros:¡Benedicto, Benedicto!
Unos: ¡Yo soy pecador, pecador, pecador!

Muy bien, muchachos. Me alegra saber que congeniáis. Se nota que os escucháis mutuamente y que no sois gilipollas ni nada de eso. Noooo, qué va, para nada.

Si yo me hubiese puesto a gritar en medio de sus cánticos cosas como "Dale a tu cuerpo alegría Macarena" o "Se ve, se siente, Chiquito presidente", seguro que ni se enteran.

Y sobre el tema de los beneficios económicos:

Los chorricientos peregrinos que han estado por donde yo vivo han estado en unos magníficos hoteles con piscina que a nosotros, españolitos de a pie, nos gusta llamar "gimnasio de instituto". Eso implica un elevadísimo desmbolso por su parte que asciende a la friolera de... cero. Por otro lado, tenemos a los otros desgraciados que han terminado en un hotel, como haría la gente normal.

Les han hecho rebajas para comer y vales descuento especiales "para los peregrinos". Se ve que el impacto de la visita ha hecho que se deje de timar a los guiris con los precios de la sangría como se ha hecho toda la vida. También les han hecho rebajas en el transporte público porque... pues no se me ocurre por qué. Todo esto significa que habrían podido ganar más dinero si les hubiesen cobrado igual que a cualquier hijo de vecino.
Pero no teman porque está todo pensado. A los que nos quedamos aquí, nos han subido el precio del billete sencillo de metro a un euro y medio y, por ejemplo, a los del museo del Prado se les ha ocurrido la feliz idea de poner la entrada a 10 euros por la técnica ninja del "sí o sí". Y no, no es porque hayan dejado pasar la valiosa oportunidad de cobrar 7 o 10 euros de entrada (a elección del consumidor) a una horda de peregrinos que han hecho un esfuerzo por venir a España desde los lugares más remotos. Qué va. Lo hacen para que los usuarios "disfruten de todas las posibilidades de su recorrido por el museo". Qué majos.
No solo no cobran a esa gente que posiblemente habría pagado sin dudar por esa oportunidad única de visitar uno de los museos más representativos de Madrid... sino que, encima, suben el precio de la entrada para que los que nos quedamos podamos "optimizar" nuestra visita al museo.

El tema económico está muy bien. No digo que no se vaya a ganar dinero y no digo que esta visita no haga publicidad a ésta, mi ciudad (lo que significa más dinerito a largo plazo). Pero también me parece una tomadura de pelo tanto descuento y tanta historia. Todos a pagar lo mismo, que ellos son peregrinos, pero yo soy estudiante. Ellos se han pagado un billete de avión a Madrid. Yo solamente me he ido a la pisci de mi barrio. Creo que me merezco un descuento. Aunque no tenga el polo verde o la mochila con poderes mágicos. Creo que es lo justo.


Pues eso, visto lo visto...
cada uno en su casa y dios en la de todos.






6 comentarios:

  1. Ya el gasto, la suciedad por los botellones, añade que la zona sur (las águilas, fanjul y cuatro vientos), nos comenzaron a "restringir el acceso" para "facilitar el tráfico" lo que se tradujo en un: se cortan los servicios de transporte público o los modificamos apra que los barrios se conviertan en aparcamientos de peregrinos.

    Toda ostentación, todas estas facilidades... no lo pillo. Puedo entender que hay que dar una imagen, vale, pero de ahí a que en algún moemnto hatsa la espe quería regalarles las medicinas que necesitasen (aunque cerrase 400 ambulatorios...). No sé, las fiestas entiendo que causan mucho trastorno y ayudan a la imagen, pero esta en concreto, yo he notado que no se ha organizado como debería y ha trastocado enormemetne la vida de muchísimas personas (y sí, voto por hacer lo mismo con otras fiestas o reuniones sociales). Xa-LFDM

    ResponderEliminar
  2. En fin, yo tenía polo verde y mochila mágica, pero estoy muy cansada de discutir (me han llamado puta y todo) y tampoco tengo por qué. Así que... bailemos la macarena xD.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Pero es demasiado tentador xD. Voy a hablar porque hay sobretodo una cosa que sí me ha llamado la atención y sobre la que tengo algo que decir y me apetece y todo.

    En primer lugar: Si te consuela, yo tampoco pude disfrutar de mis descuentos maravillosos en los museos de Madrid (ni uno T.T). Tenía que poner vallas (que pesan un quintal, por cierto) o apilarlas (creo que a estas alturas la mayoría de los voluntarios de infraestructuras odiamos la palabra "Acopio").

    La verdad es que, en mis momentos libres, tenía tal dolor en el pie izquierdo (tenía una ampolla, pero como seguía teniendo que moverme por Recoletos arriba y abajo, abajo y arriba,y ahora a Génova y luego a Serrano, que también hay vallas, y luego a Gran Vía, más vallas...), que empecé a apoyar todo mi peso sobre el flaco izquierdo del pie durante tres días, con lo que ese flanco se me endureció, hinchó y enrojeció, hasta dolerme tanto o más que la ampolla; así que, como te decía, en mis momentos libres -entre las horas de trabajo, de nueve de la mañana a tres de la tarde- y el acto de la tarde, pasaba de los museos y me iba cojeando a casa de mi abuela.

    Fíjate tú, que ni con todos los poderes mágicos de mi mochila me arreglaba tampoco el dolor de las ampollas de las manos. Supe que estaba mal cuando intenté abanicarme y me di cuenta de que no era capaz, porque dolía demasiado. Si luego un día, a parte de trabajar de nueve a tres, te dicen que los que te cubrían por la noche no se van a presentar y tienes que trabajar de nueve de la noche a dos de la madrigada para recoger todas las vallas de Alcalá, Gran Vía (hasta Sol), Colón, Cibeles, Recoletos, Goya, Serrano y Génova (las de Neptuno las cargaron otros: Dios los bendiga) y resulta que en vez de a las dos terminas a las cuatro y media y llegas a las seis de la mañana a casa de tu abuela... Espero que comprendas que si me gritaban ¡Menos religión! ¡Más educación!¡Menos crucifijo y más trabajo fijo! o ¡Benedicto es pederasta y lo sabéis!... no reaccionara.

    Francamente, no me daba la cabeza y además, me daba IGUAL. Son libres de decir todas las cancioncitas de rima fácil que quieran. Que gritaran lo que les saliera de la punta del nabo, dicho mal y pronto. Me la suda. Dicho mal y pronto, otra vez. Y si cantas la macarena y nombra presidente o rey a Chiquito o a quien te de la gana, pues muy bien por ti: ¡VIVA TÚ!¡Viva la macarena! ¡Viva Chiquito! Y, por supuesto ¡Viva el Papa!

    Y perdóname la vida si tan gilipollas fui de no escucharles o intentar discutir, por la parte que me toca.

    p.d. una última tontería: los de los hoteles no sé, tía, pero los de los carritos de helados, esos se han forrado.

    ResponderEliminar
  5. Mami:nada más que añadir ;)

    B.V: Entiendo que no respondieses a las rimitas fáciles no por lo cansada que estás, sino porque me gusta pensar que la gente tiene una pizquita de sentido común. Tampoco vayas a interpretar que yo estuve en medio del fregado porque no fue así. Independientemente de mis creencias, que no vienen al caso, yo me quedé en mi casita mientras los demás se molían a palos. Lo que trataba de decir con esa entrada (entre otras cosas) es que era un puñetero diálogo de besugos entre los que estaban a favor y los que estaban en contra. Me parece una gilipollez que la gente discuta cosas tan privadas en situaciones así, cada uno que crea (o no crea) en lo que quiera y todos contentos. En ningún momento he defendido las rimas fáciles de unos u otros. Solamente quería aclararlo ;)

    ResponderEliminar
  6. Lo que yo intentaba decir, sin ánimo de acritud, de verdad (puede que a veces cuando coja carrerilla, no lo parezca, lo siento), es que ni yo ni nadie tenemos porque intentar rebatir nada a nadie y que por eso, no somos "gilipollas".

    Cada uno puede pensar libremente y estoy de acuerdo contigo en lo de las discusiones de temas privados. Pero es que no pienso que aquello fuera ni pretendiera ser un diálogo.

    Los indignados protestaban para mostrar al mundo su indignación; no tenían intención alguna de dialogar con nosotros porque, al parecer, piensan que somos una panda de borregos, y los que decíamos "Esta es la juventud del Papa", lo hacíamos porque estábamos contentos y ya está. Era un grito entre nosotros y para el Papa, o así lo he entendido yo.

    Y sobre lo de mi cansancio; me refería a que, aunque me hubiese importado lo que decían nuestros amigos detractores, aunque hubiera tenido ganas de entablar un diálogo -que lo intenté en un momento de rabia con tres chavales no del 15-M, pero sí bastante indignados y fue entonces cuando me llamaron puta-, no hubiera sido capaz.

    Aparte, el diálogo en aquella situación era bastante difícil porque había miedo. Yo he pasado miedo durante la JMJ. Y ni siquiera me he llegado a cruzar con un grupo de indignados grande.

    Y no te preocupes, que sé que no te estabas metiendo con las rimas fáciles xD. Ha sido el "gilipollas" el que realmente me ha sacado mi vena guerrera (porque me lo he tomado demasiado personalmente, tal vez). Pero repito, a lo mejor me he puesto un poco borde o me he pasado con mi forma de decir las cosas, así que lo siento, de verdad :(

    Un beso :)

    p.d. Y sé que no estabas en medio del fregado. Y entiendo muchas de tus opiniones xD; pero que sepas que la caricatura de la mochila mágica no es del todo justa.

    ResponderEliminar