martes, 29 de junio de 2010

La apuesta.

Apostar es una costumbre muy fea, lo sé.
Y aun más cuando pierdes. Y hoy me ha tocado perder.
Pero no voy a llorar, porque gracias a que yo he perdido, toda España tiene una excusa para liarla parda y salir en la tele.

Aposté y perdí.
Dije que mis niños, mi Selección no iba a pasar de cuartos. La cara de Cristiano Ronaldo al finalizar el encuentro ha puesto de manifiesto lo equivocada que estaba. Priceless.
Y eso me llena de orgullo y satisfacción xDDD. Me encanta que el chavalín ese no tenga ya nada más que hacer por esas lejanas tierras y haya demostrado lo mediocre que puede ser cuando se lo propone. Demasiado como para haber salido tan caro.
Pero esa no es la cuestión.
Tengo palabra y vengo a cumplir mi castigo:


Un mínimo de veinte líneas haciendo lo imposible


Con todos ustedes, la alabanza a la saga de Crepúsculo.


Crepúsculo, a pesar de todas las despiadadas críticas que recibe, es un libro muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy incomprendido. En él, la autora se centra en el profundísimo estudio psicológico de los carismáticos personajes, renovando el conocido mito del vampiro y llevando un paso más allá el durísimo conflicto que sufre la adolescente protagonita, que es una chica muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy especial para la edad que tiene.
Sin duda la autora es capaz de conectar con la inmensa mayoría sin necesidad de recurrir a sexo, violencia o emociones fuertes, siempre con esa historia de amor sana y hermosa por bandera. Por supuesto, otra de las virtudes de estos libros, es el gran trabajo de marketing que ha llevado a cabo la autora, que se ha hecho muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy rica. Y no quisiera olvidar la gran adaptación a la gran pantalla de la saga, porque consigue lo que pocas adaptaciones han conseguido a lo largo de la historia: Tener una calidad muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy similar a la de los libros. Y eso es mucho decir.




Lo intenté. Además, solamente han metido un gol, tampoco podemos pedirle peras a un olmo XD

5 comentarios:

  1. Esto también es "priceless". Me has dejado claro tu gran capacidad de expresión y que sabes rellenar muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy muy bien. xDDD

    Una crítica muy currada, casi me convences de que no hemos sabido valorar esa "historia de amor sana y hermosa". xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Ja! has usado el "truco" (como ya te he dicho antes. Ver Raven ha resultado ser bastante util ¿verdad "muy muy"? estoy de acuerdo con Julia. Una critica curradisima has criticado tal y como lo haria Meyer solo te ha faltado
    "Nunca me cansare de recomendarlo" A puntas a maneras xDDD

    ResponderEliminar
  3. No me imagino lo muy muy mucho que ha tenido que dolerte escribir eso... y mas a mi leerlo xD.

    ResponderEliminar
  4. Gaz, si es que cuando una es elocuente, lo es siempre, faltaría más. Cumplí presta y veloz ¿eh? xDDDDDD

    Mrs Cold, sabía que me iba a servir de algo en la vida que me hubieses contado eso xDDDDD. Y fíjate que han pasado años, para que veas que te escucho cuando hablas xD

    Shiver, sí, pero tranquila, ya haré algo para solucionar esto xDDD me siento sucia.

    Muchas gracias por pasaros

    Firmado: Muy, (digooooo Gy)

    ResponderEliminar
  5. *Xa mira como gy alaba crepusculo y le estalla un ojo.

    au, duele verte decir cosas buenas de crepusculo. Lo del ojo se pasa con una tirita. Xa-LFDM

    ResponderEliminar