jueves, 29 de abril de 2010

Mi pequeño vicio

-He suspendido Matemáticas

-Bueno, tranquila, ya lo sacarás.

-Soy más bajita de lo que quisiera.

-Tranquila, ya crecerás.

-A lo ancho seguro... (snif)

-No te disgustes.

-Me atropelló un camión de mudanzas.

-Vaya, qué putada.

-Y me mordió un cocodrilo albino en el estanque del Retiro.

-Qué mala pata.

-Me cagó una paloma en una boda.

-¿Y de qué color ibas?

-De negro.

-Jo.

-También me cai por las escaleras y me quedé tonta. Y mi casa se puso a arder por el gas que provocan los judiones de la fabada que estaba preparando mi madre.

-Eres un carrito de música... ¬¬

-Y cuando me pongo afónica hablo como Don Vito Corleone ¿Te comenté ya que me secuestró la mafia china.

-...

-Venga, dilo... mi vida es una mierda.

-Llevas razón. Lo es.








Me encanta llevar la razón. Siempre.

Y amén


3 comentarios:

  1. Y si enciam te doy armas contra los tuilis se te pone una carita de felicidad que no puedes con ella XD. Xa-LFDM

    ResponderEliminar
  2. no.
    si todos los dias fuesen impecables, iguales, seria un tanto aburrido no te parece.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  3. xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar