martes, 27 de abril de 2010

Marchando una "enferma mental"

Nunca se sabe cuándo puede surgir una tontería que te tiene medio día riéndote como una estúpida.
Al menos la mayoría del mundo no lo sabe. Yo vivo así. Es mi estado natural. Yo nací riéndome de algo de lo que no me acuerdo, quizá me hizo gracia Rafiki... que no me dejó ni respirar, nada más salir...
Bueno, que me voy de tema.

El caso es que a parte de ser conocida mundialmente por mi mala leche, se me suele señalar que me paso el día riéndome de cosas que no tienen sentido.
Hoy, en Historia, hemos descubierto a un personaje mítico llamado "General Mola"
El señor en cuestión era muy desgraciado. Su madre eligió un nombre muy feo para él. "General" no es un nombre bonito y tampoco inspira simpatía. Podría haberle llamado Emilio, así al azar... pero bueno, este hombre, por contra tenía el mejor apellido del mundo mundial. Por eso, y gracias a él, hoy he estado riéndome toda la clase de Historia.

-Uno de los golpistas, fue el General Mola.
-Mazo (jijiji)
-...Esa frase fue prinunciada por Mola...
-Mogollón.
-El jefe del Ejército del Norte era el general Mola.
-Mucho ^^

Y así toda la clase.
Pero como sé que os desasosiega el sosiego saber qué sucedió con el ilustrísimo general... tengo malas noticias. Se estrelló un avión y casualmente iba él dentro. Igualito que su colega Sanjurjo. Que también iba en un avión que se estrelló.
Pero no, no iban en el mismo avión. Eran diferentes.
Ya se sabe que Iberia es una mierda...
Pero vamos... o los Republicanos se olvidaron de joder el avión de Paquito... o el mecánico de los aviones era primo del Generalísimo.
Pobre Mola... con el buen rato que me ha hecho pasar. Ahora tendré que resignarme y volver a buscar figuras en las nubes durante las clases de Historia.

Pero es que de algo tengo que reirme. El problema es que el mundo no se pone de acuerdo y no sé cuándo tengo que hacerlo.
Envían un cargamento de tropecientos mil fusiles con cartuchos que no coinciden y no puedo reirme.
Prenden fuego una mesa electoral en el siglo XIX porque querían amañar las elecciones y no puedo reirme y decir que menudos desgraciados, que a parte de joderles un domingo, se vuelven "calentitos" a sus casas.
Tampoco puedo reirme cuando se cae alguien. Y tampoco cuando solo es un amago.
No debo reirme cuando me dicen que la levadura es una bacteria.
Y cuando me dicen que el "Romancimiento" se dio en el siglo XIX tampoco, porque un error lo tiene cualquiera.

Jo.
¿De qué me voy a reir estando ahí encerrada seis horas?
Las otras cosas que me ocurren solamente animan a una a ponerse a llorar... o a cabrearse.

-Uy, madre mía, vamos fatal de tiempo, de verdad, no vamos a poder terminar ¡Vamos, chicos!
-*Sacamos todo, nos preparamos psicológicamente*
-Es que de verdad, no sé si os dais cuenta del poquito tiempo que queda para terminar el curso.
-*Miramos a la pizarra, expectantes*
-Y daos cuenta de que quedan dos temas y el examen está ya ahí... ¡a ala vuelta de la esquina!
-...
-Pero vamos, estas cosas, si no se estudian poquito a poco todos los días, da igual que no terminemos, porque si no lo hacéis no vais a aprobar...
-...*cofcof*
-De verdad, ¡qué agobio! ¡qué prisas! ¡qué estrés!

Qué pesada.
Un agobio. Se le nota el ansia.
O si quieren, me descojono cuando me den un cuatro en Matemáticas.
De verdad, si no me permiten hacen humor negro, ni humor estúpido, ni reirme de la desgracia ajena, ni de la estupidez ajena, ni de la mía propia... no sé donde vamos a ir a parar.
Así va el país.
Estas cosas con Sauron no pasaban. ¬¬

Además, tampoco puedo hablar de cadáveres (sí, soy una rencorosa, aun lo tengo grabado), ni de frikadas, ni de películas de Disney (¡Ay omá!), ni de mi cafetería favorita porque si no van a ir en tropel a quitarme sitio... y tampoco puedo imitar a nadie porque se ofenden, ni hablar mal de Crepúsculo porque me pegan, ni criticar el "reguetón" porque me pegan, ni decir que los tangas sobaqueros me dan asco porque me pegan...
Así solamente me queda como consuelo... llorar xD

Pero afortunadamente tengo poco respeto por mi integridad física, porque soy una enferma mental. Y hago lo que me da la gana. Y me parto con todo.
Con algo tengo que compensar mis cabreos apocalípticos que todo lo pueden.
Para que lueg digan que soy pesimista.


Moraleja: Hagan el ganso, que es sano.

3 comentarios:

  1. Di que sí... A ver, por qué no me puedo reir si al profesor se le rompe la tiza, le da el trozo en el ojo y encima le irrita la lentilla? Porque es cruel?? xDDD

    Viva reírse por nada, qué sano que es... ^^

    ResponderEliminar
  2. Gy, cariño, no respires tan alto anda, que molestas (es que estaba a huevo XD). gy, es tu blog, tu casa... si no les gsutan se fastidien, habla de los dibujos de david kawena (cabrón salido que nos salidifica a las demás XD), de que mola es propenso a los chistes, que cabrones los de las series, que estropicios hacen en los horarios, que a ver que pasa esta semana en tara 8intrigada me tienen), de lo qeu te de la gana, te tengo contorlada, te opinaré :P. XA-LFDM

    ResponderEliminar
  3. Ay. ¿Sabes que me encanta tu blog? Yo voy a hacerte caso, que reírse es muy sano...

    ResponderEliminar