miércoles, 13 de octubre de 2010

Cuarto milenio, la nave del misterio y el "yuyu" padre

Voy a compartir con el mundo una aterradora, terrible, inquietante, horripilante y perturbadora historia. Si yo estoy fatal de lo mío, si estoy peor que una cabra alemana... debéis saber que es en gran parte por lo que voy a contar a continuación.

En mis comienzos universitarios, cuando aun me daba prisa por llegar al tren para llegar pronto por que contaba con que los profesores eran puntuales (lo que demuestra mi inocente inexperiencia), apenas reparé en ello. Algo dentro de mí me decía que algo inquietante pasaba, sentía una presencia espectral cerca ... pero no tenía tiempo para buscar la fuente misteriosa de aquella sensación, estaba demasiado ocupada pensando en la caminata asesina que me esperaba, una mañana más, estaba demasiado angustiada pensando que el tren estaba tan lejos de mi casa a propósito.
El otro día iba caminando calle abajo en mi paseo mortal de 20 minutos hasta el tren y reparé finalmente en aquel punto frío, en aquella zona maldita y diabólica que perturbaba mi paz espiritual matutina. Aminoré la marcha, giré la cabeza y vi que pasaba justo delante de ...




...un banco.




Ciertamente escalofriante.
Además, es un banco conocido cuyo color característico es el color rojo mejillas de Pikachu (lo digo así para no hacerle publicidad al Santander)... pero mi aguda mirada miope decidió ir más allá, decidí adentrarme en las profundidades abismales, tétricas y malignas del verdadero Mordor y di con el verdadero elemento que irradiaba todo ese mal rollo y esa sensación fantasmal:


















Podría destruirte solo con una mirada, pero le das pena y te perdona la vida






Llevaba observándome desde el primer día que recorrí ese camino. Tenía calculados mis movimientos. Se le veía en la cara que pensaba en algo perverso.

Y yo sé lo que piensa


"Esta pasa todos los días sofocada, medio ahogada y más roja que mi traje por correr hacia el transporte público... ¡JÁ, chusma!"


Jo Alonso, tú te ries porque tienes coche. Cuando domine el mundo vas a ir en triciclo a comprarme el Bono Transportes. Avisado quedas.



Historia patrocinada por la plataforma YTQQANMMPEDHCVQPPEBS
(Yo También Quiero Que Alonso No Me Mire Por Encima Del Hombro Cada Vez Que Paso Por El Banco Santander)

5 comentarios:

  1. Qué mal estás de lo tuyo… xDDDD

    ResponderEliminar
  2. Estás mal de lo tuyo, es algo que hay que admitir... Pero tienes toda la razón. En la esquina de la calle de una amiga hay una foto escalofriante de Gasol, y cada vez que paso me dan ganas de coger un spray y taparla... da mucho miedito! >.<

    Te aconsejo que hagas lo mismo con este señor sin cuello, y acabes con el yuyu. Que caminar de madrugón ya es bastante malo xD

    ResponderEliminar
  3. A mi me caia bien Alonso... hasta ahora que me has abierto los ojos... ¡es una mala persona!. VENGANZA

    ResponderEliminar
  4. Podría ser peor... podría mirarte en pelota picada XD. Xa-LFDM

    ResponderEliminar
  5. Gaz... ¡y peor que voy a estar! xD

    Wiz, gracias por solidarizarte con mi sentimiento xD Gasol tmabién tiene que dar miedito, pero Fernando Alosno sonriendo es como... muy inquietante xDDD

    Shiver, me encanta difundir la verdad por el mundo xDDDD

    Mami xDDDDDDD si eso hubiese ocurrido habría muerto y os habríais librado por fin de una servidora xDDD

    ResponderEliminar